Expediente: Sora C.

Ir abajo

Expediente: Sora C.

Mensaje por Sora Caulfield el Jue Mar 29, 2018 11:53 pm


Sora Caulfield
" Sé que puedo romperte aún más..."

▬ Alumno 4° año.
▬ Estudia programación.
▬ 21 años de edad.
▬ Vampiro converso.
▬ Bisexual, activo.
▬ Hermano de Shiro C.
▬ Japonés.
Personalidad:
Sora es un chico de moral distraída, de palabras simpáticas, de quienes muestran fácil una sonrisa, es un tipo que se entretiene hasta con lo más sencillo e incluso podría parecer estúpido por la gran cantidad de palabras burdas que es capaz de emitir. Se presenta así siempre, no le interesa lo que piensen de él así el resto opine que es un muchacho sin futuro o un hombre patético, esas cosas no le afectan, nada de lo que diga el resto le altera ni modifica en algún grado como hace las cosas o lo que dice, porque realmente solo le interesa la opinión de una persona: su hermano. Solo con él se mostrará afectado por lo que llegue a opinar, si su hermano piensa que está haciendo el ridículo Sora se avergonzará, si este dice o piensa que Sora está siendo estúpido Sora va a replantearse la situación, todo lo que diga su hermano Shiro será importante para Sora, mas hay que aclarar algo, por mucho que le afecte emocionalmente lo que su hermano diga o piense, Sora no dejará de ser quien es ni siquiera por su hermano. Le importa y le duele que Shiro se enfade o le critique, si, pero Sora es Sora, no puede cambiar su forma de ser. A lo mucho disminuirá lo ridículo o patético en medida de lo posible, pero es algo intrínseco a su ser, de una u otra manera saldrá y estropeará su imagen.

Tras el aspecto de chico relajado y animado que suele mostrar, se presenta un joven verdaderamente astuto e inteligente, quien piensa a varios pasos de distancia cuando apenas decide iniciar una caminata. Sora es perfectamente consciente de que nadie le toma en serio y usa eso a su favor, sorprendiendo cuando menos se lo esperan, porque por muy imbécil que parezca con sus palabras y acciones, Sora tiene calculada la situación y sus consecuencias, sabe que con su forma de ser distrae de lo importante y es eso lo que le fascina, de lo que disfruta y con lo que se aprovecha de otros. Es hábil manipulando su entorno, especialmente a quienes se dejan guiar por primeras impresiones, saca provecho y juega siempre a ganar. Es un joven competitivo al igual que su hermano, motivo por el cual se unió mucho a Shiro desde que eran jóvenes y todo por los juegos de video en diferentes consolas. Con ello Sora se ha vuelto tan obsesivo que ha decidido hacerlo su carrera, de allí que estudie programación para poder llegar a trabajar en el desarrollo de aplicaciones varias, aprendiendo, para así llegar a crear sus propios juegos.

Le gusta lo que le gusta, tal como suele explicarle a las personas luego de hacer cosas que no son tomadas como comunes. Dada su crianza y la raza a la que pertenece hoy en día, la mentalidad de Sora ha cambiado bastante si se le compara con la que de niño tenía. Sus gustos son muy variados, retorcidos incluso, puesto que disfruta de cosas que el resto odiaría o sentiría asco. Si bien no llega a tener problemas mentales o desórdenes en personalidad -ya que es muy consciente de que su gusto no es igual al de su hermano o al resto de personas- su forma de ser y pensar puede tomarse como la de alguien con problemas, como alguien que necesita corrección y ayuda para encajar en la sociedad, misma que Sora respeta pero que no le importa.

Dentro de sus actitudes extrañas o poco comprendidas, destaca la caza humana que suele practicar, le entretiene, le llena de vida literalmente, puesto que esa caza tiene la finalidad de sustentar su alimentación. Bien podría comprar sangre donada o alimentarse de animales, incluso obtener sangre sin necesariamente perseguir, pero a él le fascina provocar miedo y terror, le fascina ser quien persiga escondiéndose desde las sombras para atacar en el mejor momento, exhibiendo una sonrisa divertida. Le excita el miedo de las personas, le gusta tener poder, todo porque cuando niño era él quien padecía de un temor constante y de la sensación que su vida acabaría en cualquier momento. Hoy en día lo que le aterró de niño le divierte de adolescente, aunque claro, siendo Sora el victimario. Aunque claro, es muy consciente de que ese lado suyo está mal, de que cada vez se parece más a su padre, pero no puede controlar el gusto que obtiene con ser cruel. Simplemente le divierte ser el depredador.

Tiene conductas un tanto sádicas, no solo en lo que relaciona la caza, sino en sus encuentros sexuales. Disfruta de provocar dolor, humillación, sufrimiento y forzar a quien sea seducido por él. A veces avisa, en otras sorprende, todo dependiendo del ánimo que le domine las noches en las que sale a divertirse. Él no es simplemente de golpear a puño limpio, teniendo las capacidades que posee, puede dañar de muchas maneras la carne y la mente, lo que le entretiene y más si la persona con quien comparte resulta masoquista o frágil psicológicamente. Tales tratos son seguidos siempre de palabras dulces por el mero hecho de poder ser dulce, a veces siendo sincero, pero mayoritariamente es solo por entretención. Este sadismo que presenta es moderado, no llega a asesinar a nadie ni se va a extremos prontamente, ni siquiera tiene que acabar en algo sexual porque no necesita sexo para saberse dominante y humillar a alguien; estas actitudes las adquirió luego de que le tocase alimentarse tras su cambio de raza, previamente no disfrutaba del dolor ajeno ni de causar heridas.

Apariencia:
Es un hombre medianamente alto y delgado, mide 1.79 metros de altura y pesa 64 kilogramos. Su contextura corporal es pequeña, por lo que su aspecto pareciera ser el de alguien frágil, pero esa delgadez le ayuda bastante a ser muy ágil y flexible. El color de su piel es muy claro debido a su raza, apenas si muestra un poco de coloración, lo cual se debe por lo general a que acaba de beber sangre. Su piel está libre de cicatrices o marcas, salvo la presente en su mejilla derecha. Lo que más destaca en su faz no es aquella marca, sino su mirada, la cual posee una tonalidad amarilla en el iris y una pupila negra algo afilada, pero esta cambia a un rojo intenso cuando se encuentra excitado. Estos ojos son enmarcados por pestañas cortas, densas, así como cejas finas y con un buen arco. Lo peculiar de su mirada es que con solo verle a los ojos una persona puede saber que es lo que Sora puede pensar o lo que, más bien, él quiere que crean. Sus ojos resultan ser muy expresivos, los cuales acompañados por sus gestos, son muy útiles a la hora de mentir.

Posee colmillos que sobresalen mostrando un blanco perlado muy llamativo, puede ocultarlos si lo desea, pero es algo que rara vez realiza. Es de facciones propias de un adolescente, no se ve maduro pero si masculino, apenas si presenta vello facial, no pareciera tener más de dieciocho años cuando en realidad tiene ya veintiuno. Sus pómulos son pronunciados, su nariz es mediana, respingada, sus labios son finos y normalmente sonríen amistosos. Su frente es siempre cubierta por un flequillo disparejo que posee un largo que varía entre los diez y quince centímetros, el cual se mezcla entre las largas patillas del vampiro. Esta cabellera es negra, brillante, lisa y de un grosor medio, alcanza sus hombros en largo aunque le disgusta el cabello así en los hombres. Ata sus cabellos con un cordel amarillo o rojo, manteniendo en orden sus cabellos para que así no le molesten en sus deberes, pero en varias ocasiones les saca provecho. No es cuidadoso con su cabello pese a todo, por lo que el largo no es parejo y en más de una oportunidad aparece con un mechón menos producto de alguna disputa.

Entre sus ropas suelen verse cosas holgadas en tonos oscuros, que se combinan con rojo o amarillo, rara vez utiliza otra tonalidad para sus atuendos.

Spoiler:






Gustos:
▬ Ama apostar y confía mucho en su buena fortuna así como en sus propias habilidades.
▬ El color amarillo.
▬ Su hermano, es la única persona que podría aceptarle.
▬ La persona que le convirtió en vampiro.
▬ Ganar, si va a ponerse en serio con algo debe ganar.
▬ El dolor ajeno.
▬ Jugar diferentes tipos de juegos con las personas que llega a conocer solo para saber que tan intensos pueden ser.
▬ La noche.
▬ Controlar.

Disgustos:
▬ Las personas que no saben hacer trampa, detesta que se noten las intenciones de otros.
▬ Su hermano, por ser humano es débil.
▬ La luz de día, le fastidia mucho debido a las heridas que deja en su piel.
▬ Lastimarse, no es un fan del dolor propio.
▬ Tener sed.
▬ La comida que consumía como humano.
▬ Sus padres.
▬ Haber perdido un año de estudios.
▬ No saber donde está la persona que le convirtió en vampiro.

Habilidades y debilidades:
▬ Longevidad. Dado su cambio, adquirió una vida casi inmortal, no puede morir debido a causas naturales, por lo mismo su apariencia quedó estancada en los 20 años y no podrá variarla pasen diez o cincuenta años.
- Su longevidad y juventud producen que sea intolerante a la luz del día, generando esta quemaduras que demoran en sanar aún con su regeneración. Si el sol toca su piel desnuda, especialmente cuando el sol está en lo alto, se quemará y de permanecer bajo el sol morirá. Solo soporta medianamente bien el sol al alba y al ocaso.

▬ Al volverse un vampiro, pese a ser converso, es capaz de convertir seres humanos (e híbridos de humano con otros seres, como metamorfos y semejantes) en vampiros como él mediante una mordida que sustraerá casi toda la sangre de la víctima, pero eso por si solo no es suficiente, debe darle a beber a esa persona sangre (del vampiro) para así pasarle aquella maldición y generar un lazo. La persona mordida padecerá algunos días hasta convertirse en un vampiro ligado a Sora.
[Esto se realizará previa conversación con el usuario y con su consentimiento]
- No puede convertir cualquier raza en vampiro, aún si se topa con un híbrido de humano y demonio o humano y ángel, con razas así no podrá. Solo con razas humano/animales, donde la genética humana predomine. Además, si no logra entregar su sangre a la persona a quien quiere convertir, no podrá volverla un vampiro y morirá.

▬ Posee cualidades sobrehumanas, donde destaca su fuerza, agilidad y velocidad. De entre las tres, su velocidad es superior.
- Si bien es fuerte, no sabe defenderse en una pelea puño a puño, por lo que solo tiene fuerza 'tonta', siendo fácilmente reducido por quien sabe luchar. Su agilidad y velocidad son útiles para esquivar y huir, no para atacar ya que no es para nada coordinado.

▬ Tiene control sobre las sombras, manipulándolas, dándoles forma. Puede tomar la energía de las sombras a su alrededor y con ello crear armas ligadas a sus manos, como látigos, cuchillos, espadas y semejantes; puede crear recubrimientos para mitigar impactos, pero es todo a ataque o todo a defensa, no algo mixto.
+Normalmente crea cuchillos y látigos, pero es capaz de crear con una gran concentración de energía criaturas de oscuridad que tienen forma y comportamiento de serpientes, las cuales usa para vigilar territorios o entregar mensajes. Es capaz de saber lo que las serpientes vieron o escucharon una vez estas regresan con la información o cuando mueren, no antes.
- Puede usar su poder solo en sitios oscuros, ya que de esas sombras se nutre su habilidad. En sitios perfectamente iluminados no podrá usar su poder.
- Las serpientes que crea tienen la misma inteligencia que una serpiente normal, no pueden comunicarse con otros, solo con él y lo hacen cuando mueren o regresan a la mano que les creó. Estas serpientes pueden ser pisoteadas y morirán,pueden ser quemadas y son débiles a todo lo que una serpiente normal lo es, salvo que estas deben ir por sitios oscuros o la luz les irá dañando hasta suprimirlas.

▬ Es capaz de exhibir un par de alas negras, como las de un murciélago, para poder volar.
- Sus alas son delicadas, por lo que pueden ser perforadas si no tiene cuidado y como es aún un novato en su raza, no le es sencillo sacarlas a voluntad o volverse completamente un murciélago (que es lo que su maestro le dijo se volvería).

▬ Regeneración. Sora es capaz de sanar sus heridas con suma rapidez, pudiendo regenerar miembros y cerrar heridas consideradas mortales.
- No puede regenerar su corazón o cabeza ni nada que haya sido expuesto a poderes divinos/santos. Además, el estar alimentado aumenta la velocidad de regeneración, por lo que si no ha ingerido sangre se alentará.

▬ Lazo. Puede crear un lazo con la persona que él convierta en vampiro, ese lazo insta a la persona a que preste atención a lo que Sora diga ya que le será imposible no oírle independiente de donde esté, siempre que Sora lo desee podrá ser 'un susurro' audible a esa persona. Este lazo se mantendrá siempre y ayuda a que ambos puedan encontrarse, además de generar 'presión' en el otro para que no ose en oponerse a lo que Sora pida u ordene.
[Esto lógicamente es bajo consentimiento, ligado a la conversión ya descrita y el nivel de control/presión dependerá de lo que el otro usuario estime conveniente, mas no puede ser nulo]
- Para crear el lazo tiene que haber convertido en vampiro a una persona, no se creará si solo bebe de otro, por lo que no es llegar y morder. Esto es algo que fuerza al mismo Sora a tener la presión de quien le convirtió en vampiro y le deja al descubierto en cuanto a ubicación, porque no podrá ocultar su presencia por muy lejos que esté de la persona con quien esté vinculado.

Historia:
Hijo de una japonesa y un estadounidense, hermano idéntico de Shiro. Se crió en Japón junto a su hermano y padres, formando una familia que desde el inicio tuvo problemas al no consolidarse con amor debido a que el nacimiento de los gemelos fue un error. La madre de los hermanos era amable, tierna, protectora, pero el padre era abusivo, agresivo y machista. Hubo muchas peleas entre los padres donde era él quien siempre las ganaba debido a la fuerza con la que golpeaba a la mujer, mas no la suficiente para asesinarla. El padre se quejaba siempre de que ella no le atendía y que prefería a los niños, pero con un par de niños tan jóvenes que ni siquiera caminaban solos, era lógico esperar que la madre se ocupase de ellos. Sora fue separado de su hermano porque el padre vio que en Shiro habían cualidades a explotar, por lo que llevó al chico lejos del hogar para internarle durante cuatro años, años en los que Sora tuvo que soportar la tristeza de su madre y los abusos del padre. Por suerte, pese a todo, el padre se enfrascó en la bebida y en las drogas, dejando que la madre le diese una educación decente a Sora quien tenía una inteligencia normal a diferencia de Shiro, pero que aun con tan pocos años supo notar que su familia no era normal. Nada que hiciera llorar a su madre por las noches podía ser bueno, pero los años le enseñaron que la mujer aunque maltratada y sometida, nunca hizo nada por revelarse o pedir ayuda, simplemente aguantó y aguantó, forzando a que Sora pensase que en ello la mujer tenía algo de gusto. Uno muy retorcido por cierto.

De una u otra forma Sora intentó ayudar a su madre y su personalidad se volvió sumisa y juguetona, fue un buen niño para que no le castigaran e hizo cosas por su padre que le correspondían a la madre, todo para que ella fuese un poco menos miserable. Le sacó sonrisas, hizo el ridículo, se dejó golpear entre otras cosas que no tiene sentido mencionar, pero la madre aunque pudo sonreír seguía sumida en una depresión entendible pero indeseable. Sora la quería ver feliz, pero no podía hacerla feliz y entendió que su madre era cobarde y débil, por lo que estaba en él la responsabilidad de sacarla a un sitio donde las sonrisas fueran comunes. Amaba esas sonrisas en ella, en Shiori, pero los planes del pequeño se vieron truncados por la llegada de su hermano gemelo a casa. Para Sora fue ver a un extraño que le 'copió' el rostro, porque no le recordaba, no había pasado esos primeros años de vida con él, no obstante igualmente le abrazó cuando el otro se le acercó. ¿Por qué? Nunca lo supo y prefiere no pensar en ello. Tuvo que postergar su idea de salvar a Shiori para saber como es que Shiro sería de hermano, porque al no conocerle ni recordarle, no sabía si estaría a favor del padre o a favor de la madre.

El tiempo pasó y Sora fue encontrando diversión en Shiro, un compañero, un amigo. Le tomó cariño y le incorporó al plan de escapar de Derek, el padre de ambos, pero este último como si oliese lo que planeaban intensificó los malos tratos sometiendo incluso más a Shiori quien llegó a enfermar y padecer muchas veces en cama. Sora tuvo que defender a su madre y hermano, pero aunque se echó la culpa de muchas cosas para que a su hermano no le tocase tan mal vivir (básicamente porque Sora estaba ya acostumbrado y Shiro no ante su ausencia), no era mucho lo que podía hacer, no como un simple niño sin fuerza ni poder. Muchos episodios sucedieron donde Derek bajo amenazas quedaba 'bien', porque si a Sora se le ocurría abrir la boca de lo que sucedía en esa casa sería el resto quien pagaría. Así que le tocó soportar y soportar, pero cuando el hombre envió a Shiro al hospital luego de que este rompiese algo de valor, las cosas en casa se volvieron mucho peor. No solo a Shiro le tocó una golpiza, tanto a Sora como a Shiori también y fue eso lo que les forzó a cambiar.

Lamentablemente, antes de que Sora y Shiro pudiesen irse con la madre, fueron encerrados por el padre durante largas noches. La mujer acabó huyendo por su cuenta dejando atrás todo lo malo, los maltratos de su marido y el dolor en sus hijos, fue una cobarde incapaz de llevarse siquiera a uno de los infantes, pero Sora nunca la odió por eso. Él la entendió e inclusive se alegró de que al menos ella pudiese huir y esperó desde el fondo de su ser que lejos de esa m¡3rd@ ella pudiese ser feliz, tal vez sola, tal vez con otra familia, pero feliz y finalmente libre. Su vida en casa empeoró con la falta de ella, pero a un par de niños acostumbrados al maltrato no hubo mucho más que romper de ellos, al menos por parte de Sora quien ganó una fuerza mental increíble, forjando en su personalidad un rasgo que no se exhibiría hasta muchísimos años más adelante.

La distancia entre él y su hermano volvieron a marcarse cuando Shiro fue promovido, era un genio, pero Sora solo era un poco más listo que el promedio. No sobresalía y no le interesaba tampoco, al menos asi fue en lo que a su padre y hermano correspondía. Tuvo bajo perfil durante años para poder hacer negocios debido a su conocimiento en informática, esos negocios le dejaron un buen dinero y con él es que consiguió hacerse de muchas cosas, como con la inscripción a un internado lejos de Japón. Aquel se llamaba Hayate, pero para poder ir necesitaba consentimiento del padre a quien engañó diciéndole -y demostrándole con documentos falsos- que era una beca y que no había que pagar nada, pero que debía autorizarle en primer lugar a salir del país y a matricularse allá. El hombre poco se fijó en lo que firmó y en momentos de ebriedad le dio el permiso, es así como Sora emigra a Estados Unidos para estudiar en Hayate. En paralelo, para seguir pagando, siguió con trabajos de programador y asesor en la misma área, entre otros trabajos de dudosa licitud.

Estudió durante varios años en la institución sin mayor problema, Sora se aplicó bastante, pero al cumplir los 20 años estando a mitad de cuarto año, sucedió algo que cambiaría radicalmente su historia. En un encuentro nocturno del que Sora prefiere no hablar, se topó con un hombre que le atacó buscando saciar su sed, se trataba de un vampiro quien sabiendo o no lo que hacía, volvió a Sora en uno de los suyos. Le hizo vampiro, lo cual afectó en demasía su salud y sus acciones, puesto que Sora quedó con una sed que no supo saciar hasta que se vio manchado en la sangre de una humana que atrapó en la calle. Al haber sido abandonado, presuntamente muerto como Sora cree, no supo que era lo que le había sucedido, nunca supo que se había vuelto vampiro hasta que mató a una mujer. A ese punto jamás se vio capaz de hacerle daño a alguien, menos por comida y tuvo miedo, sintió terror por cambiar tanto ya que inclusive su aspecto se vio modificado perdiendo su albinismo, tomando los genes que le correspondían si aquel causante de lo albino jamás hubiese existido. Su cabello se volvió negro, su iris ambarino, su tez con mejor coloración. Aquello claro aunado a los rasgos y poderes propios de un vampiro.

Perdió ese año y solo cuando fue capaz de comportarse en sociedad decentemente, sin ir matando solo por sed, es que retomó sus estudios teniendo que volver a cursar cuarto año pero no de donde le dejó, sino desde el inicio. Tomó la misma especialidad que antes había elegido aunque su horario tuvo que modificarse dada su nueva condición, evitando las salas abiertas a plena luz del día porque le lastimaban, mas Hayate al aceptar a razas como la de él era evidente que podía y tenía instalaciones apropiadas, así como horarios especiales para seres así. Cuando pudo estar bien consigo mismo es que regresó a Japón para retomar contacto con su hermano y llevárselo de allá para asentarle en Diamond, siendo Sora aún alumno debía residir en el internado, asi que Shiro pagó por una residencia para ambos, quedándose solo la mayor parte de la semana y conviviendo en fines de semanas y festivos. Todo lejos del hombre gracias al cual nacieron.

Extras:
▬ Tuvo que cursar nuevamente un año ya que al ser atacado por un vampiro quedó varios meses imposibilitado para asistir a clases. Le tocó presentar su caso para que se le aceptara, pero no pudo retomar su grado, tuvo que cursarlo nuevamente y por ello a sus 21 años está en cuarto año.
▬ Nació siendo albino, idéntico a su hermano puesto que son gemelos. La única diferencia entre ambos -antes de la transformación en vampiro- era aquella en su mejilla derecha, la cual en su hermano es roja y en Sora es amarilla.
▬ Al haber vivido como humano su cuerpo aún le pide comida humana, pero esta le sabe insípida y tiene que comerla igual. No le aporta los nutrientes como antes, pero satisface su apetito por un tiempo. Él debe beber sangre, esa es su necesidad y en lo único que encuentra ahora sabor. Si no bebe sangre acabará muriendo tras un tiempo sin probar gota alguna.
Dark Konoha / Kuroha
Kagerou Proyect

▬ Tiene muchas consolas portátiles puesto que le han quitado ya algunas.
▬ Al inicio odió ser un vampiro pero hoy en día se le hace muy útil.


avatar
Sora Caulfield
alumno4
alumno4

Mensajes : 7

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Expediente: Sora C.

Mensaje por Yami Ashitaka el Sáb Mar 31, 2018 12:45 am



Pasa al registro de personajes ocupados Aquí , si eres profesor o parte del personal pasa al registro de materias y cargos Aquí enseguida se te dará tu color...

Recuerda que: Si eres parte del instituto [Alumno, profesor o personal] debes vivir dentro de Hayate.

¡Que te diviertas en el foro! and welcome to hell ;3 I'll be your nigthmare~


_______________________ ♥ Hayate School ♥ _______________________



moare here~:




Regalito de Tyr <3:
avatar
Yami Ashitaka
superior
superior

Mensajes : 341

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.