I'm trying to hold my breath. — Camille

Ir abajo

I'm trying to hold my breath. — Camille

Mensaje por Camille Monet el Mar Ene 16, 2018 12:32 am





Camille Monet
33 years old
Bottom
Angel
Pastry Cheff
Citizen


Original
by: RE°
I saw the sun begin to dim
There's a world that's waiting up for me
De la cabeza a los pies, Camille parece una muñeca de porcelana. Su rostro mantiene facciones finas, propias de su raza. A pesar de poseer albinismo, sus labios son rosados sin colocar ningún tipo de maquillaje en ellos y sus ojos son de un azul más limpio que el agua de la mar más cristalina, parece que ven a través de tu alma. Sus pestañas son preciosas y largas, igual de blancas que sus cejas y su cabello, su belleza es simplemente natural. El tono natural de su cuerpo es tan palido que le han llegado a preguntar si se encuentra bien de salud, y su apariencia física realmente cambia poco con el paso de los años, él supone que se trata de su raza.

A lo largo de los años se hizo de una colección de marcas en los brazos y las muñecas, las cubre con vendas cuidadosamente arregladas para que parezcan más parte de su conjunto que algún problema mayor.

A parte de estos rasgos físicos comunes, Camille desarrolló otro tipo de rasgos… angelicales. Sus alas crecieron, durante noches le causaron un dolor tan terrible que parecía agonizar, al extenderlas completamente parecen un conjunto de seis alas, tres por lado. También, por un poco más arriba de su nuca, se despliegan un par de alas blancas que le dan una apariencia más majestuosa, dando a notar con estas la casta a la que pertenece en el mundo divino, aun cuando él no sabe nada de ello. Estos rasgos muestran un color blanco, puro, e incluso parece que iluminan en la oscuridad aunque no sea así.


Towers of gold are still too little
Su psique es tan complicada… que a muy pocos les agradaría hablar al respecto. Camille no tiene ni una pizca de amor propio, y se recrimina a si mismo cosas por las que no se puede culpar. Le desagrada destacar entre los demás por algo tan simple como el color de su cabello e incluso ha intentado teñirlo pero ningún tinte dura lo suficiente. Este ángel se siente avergonzado de sus alas, del blanco de ellas. Le molesta que sus padres le abandonaran en lugar de simplemente terminar con su vida… aunque al mismo tiempo crea otro sentimiento que involuntariamente le hace agradecer a los mismos por sus acciones, pues si no, jamás habría conocido a su ‘verdadera’ madre.

Su comportamiento en la vida cotidiana es bastante básico, sigue las normas sociales de la amabilidad y educación al pie de la letra, es atento con todo ser que se atraviese en su vida y más que nada en su pastelería, únicamente se nota un trato especial hacia aquellos que han permanecido lo suficiente como para verle crecer, y no han salido de la misma en años. Existen pocas personas en las que deposita su confianza y una de ellas sin duda alguna es Dante Blackwood, a quien sin notar, incluso le da tratos preferenciales de negocios.

En la privacidad de su hogar es diferente… y es que su incomodidad social le ha hecho permanecer solo durante 17 años, desde el fallecimiento de su madre. Sigue rutinas simples desde la cama hasta el trabajo y de regreso, no sale con nadie a quien no conozca de verdad… y podría incluso creer, que nunca ha conocido lo que es un verdadero amor. A la edad que presenta, él perdió la esperanza para encontrar la persona que según los libros en sus estanterías, llegaría para darle un calor que no se puede sentir de otra manera. En sus tiempos libres lee, cocina y descubre nuevas recetas, cualquier cosa que le mantenga dentro de su burbuja y le permita estar lejos del contacto con otras personas que él no desee, es agradable para el albino.  


These hands could hold the world
Sus habilidades sobrenaturales son nulas o desconocidas para él, más podría considerar las siguientes para llenar el espacio.

- Se le da muy bien la mezcla de elementos para la cocina de forma intuitiva, es raro que algo le quede mal cocinado… aunque cuando sucede, ha estado en cama enfermo por días.
- Sabe tirar con arco, más como una forma de liberar estrés y ansiedad, no lo toma en serio.
- Es un poco más fuerte de lo normal para alguien de su complexión

Sus debilidades serían lo poco que piensa antes de mezclar los elementos, causando sus propias enfermedades del estómago

Y aún cuando se le da la arquería, algunas veces ha fallado tiros a causa de su vista, él la considera pésima aunque no ha intentado ir al médico a conocer más al respecto de la falta de enfoque que se presenta en ella de vez en cuando.

Tiene síntomas de narcolepsia, pero no lo sabe.

But it would never be enough
Los gustos de Camille no son limitados. Adora en especial diferentes sabores y aromas dulces, algunos también amargos… no, adora experimentar con todos los sabores existentes en la tierra. La cocina dulce y la cocina salada son algo que realmente disfruta. Gusta de caminar por las mañanas hasta la costa de la ciudad y en su regreso comprar cosas para hacer su propio desayuno, otros días simplemente disfruta despertar y permanecer en cama por horas.
Le gustan los tulipanes, pero su flor favorita siempre ha sido la margarita. Agradece siempre todo tipo de regalos, pero aquél que le conoce, aparte de regalarle esta flor, sabrá que Camille adora el sabor de la miel de abeja real.

Sus disgustos son más sociales que realmente palpables. No le gustan los círculos grandes de gente, no le gusta trabajar con otras personas en su espacio, por lo que él mismo ha tenido que desvelarse para entregar pedidos grandes. No le agrada en absoluto que las personas tiren basura alrededor de la costa y siempre que sale en sus paseos matutinos lleva una bolsa para recoger los desperdicios que encuentra en su camino. Tampoco disfruta de asistir a eventos sociales, fiestas de cumpleaños o aniversarios, prefiere estar solo en casa aunque no disfruta la soledad de la misma, también le asustan los insectos


Como datos extras

- Camille no ha adoptado algún animal de compañía porque teme no darle lo que necesita para vivir plenamente, a pesar de esto alimenta algunos felinos de la calle o de los vecinos, ha pensado en adoptar a uno para él mismo.
- Tiene un hobbie secreto y vergonzoso, pero que gusta hacer en su misma soledad. Algunas veces se pone ropa ‘adorable’ y femenina, se admira a sí mismo y regresa a su apariencia normal rápidamente, no considera que tenga algún desorden de personalidad ni se encuentra inconforme con su sexo actual, solo… le agrada vestirse como mujer de vez en cuando.
- Pocas personas pueden entrar a su hogar, en realidad, únicamente ha invitado a pasar a Dante.


Off to a world we call our own
Toda su vida careció de un amor real. Camille fue abandonado con semanas de vida en un mundo tan cruel, que ni siquiera esperaban que sobreviviera. La razón de su abandono había sido bastante sencilla, sus padres biológicos eran arcángeles que al momento de su nacimiento notaron lo débil que este sería, lo efímera que podía llegar a ser su vida… y con un rango tan alto entre seres divinos, simplemente buscaron la manera más sencilla de deshacerse de él, dejándolo a su suerte.

Fue encontrado por una mujer que no tenía absolutamente nada que ofrecerle, más que lástima por la triste suerte que caía sobre el bebé. Aquella que le salvó la vida. Vivió con ella en un lugar bastante pequeño en Francia, su nombre era Linda Monet, vivía en una de las colonias más pobres y arrumbadas de parís, vivía en un cuarto tan pequeño que aquél albino dormía en el suelo únicamente para que aquella a la que consideraba su madre pudiera tomar el tibio lugar en la cama, desde pequeño hacía todo lo que podía para ayudar, desde cosas tan simples como recoger cosas del suelo, hasta tender torpemente las camas, no tenía ni seis años y ya podía salir de casa, cruzar la calle y llevar pequeños mandados, era realmente adorable y realmente frágil.

Al cumplir doce años, Camille se dio cuenta de la condición en que se encontraba como ángel, pues durante una noche su espalda ardió en un dolor tan profundo y agonizante que asustó a su madre en quejidos, fue ese el primer momento en que sus alas tan blancas como la nieve, hicieron su primera aparición. Al ser un ángel abandonado, no desterrado, estas mantenían la misma coloración pura que merecía. Tras comprender algunas cosas de su vida se decidió que mantendrían la raza en secreto, pues no sabía si se encontraba en algún tipo de peligro por ello. Durante un par de años más estuvo trabajando en una panadería cercana a su hogar, tomó como mentor a un hombre de edad avanzada que le mostró todo lo que podía acerca de la repostería, pues había visto en aquél pobre y olvidado niño la habilidad que algún día podría llevarle lejos. Confiaba en él.

Llegó a cumplir quince años, la complicación vino tres días después de cumplirlos. Un día como cualquier otro salió a la calle sujetando bolsas con los encargos de la panadería en que trabajaba, se encargaba de llevar a diferentes tiendas de su bloque panes para que vendieran y tras pasar un rato con el viejo al que le ayudaba regresaba a cobrar lo vendido, recoger lo sobrante y finalmente, recibir su paga. Al niño se le pagaba con algo de dinero y varios panes que podía llevar a casa para compartir, no había nada que lo hiciera más feliz que contribuir lo necesario en aquella familia que habían creado un par de personas abandonadas… pero no pudo regresar a su hogar esa noche.

En el camino ocurrió un accidente automovilístico, varios hombres que habían bebido sin control se hicieron de un auto y viajaron a velocidades increíbles, se habían perdido, no sabían cómo terminaron en una colonia tan baja, tan pobre… y solo notaron lo grave que se encontraban cuando junto con un joven de cabellos albinos, su auto dio contra la pared de una finca que también se destruyó.

El accidente se clasificó como uno de los peores del año.

A pesar de ser un ángel, Camille duró tres años inducido en un coma que le quitó más que peso a su cuerpo, le quitó a su madre, a su mentor, le quitó todo lo que amó. Despertar fue una experiencia dolorosa, más que el daño en sus articulaciones por todos los años inmóvil, el dolor en su corazón al encontrarse solo apenas abrió los ojos, y la agonía que sintió al recibir la noticia de que Linda había muerto… hubiera preferido morir en ese momento a tener que enfrentarse solo al mundo, ¿Cómo podía alguien tan pequeño tener que soportar semejante carga?

El regreso a casa fue insoportable, tiempo después se enteró de que la panadería que amó desde pequeño, había tenido que ser vendida al mejor postor para poder sacar los gastos del funeral de su madre y su mentor, se le informó del lugar de las lápidas… pero Camille no tenía tanta fortaleza, sentía que moriría en ese momento, sentía que no podía continuar por su cuenta en aquél lugar tan frío. ¿Por qué no le había dejado morir su madre? ¿Por qué no le había permitido jamás ser parte de un mundo tan cruel?

Es imposible contar el tiempo que pasó, Camille se había sumido en una depresión tan severa que apenas comía, apenas salía de casa, y solo parecía esperar a la misma muerte. Suponía que eso era lo que habían esperado sus padres al abandonarle tan joven.

Un año después se tomó del valor para visitar la tumba de la mujer que le cuidó, Linda había sido enterrada debajo de un árbol que en primavera daba unas flores hermosas, unas que al caer adornaban su lápida por unos días antes de morir. El albino pasó horas sentado al lado de la piedra con el nombre de su madre, le hablaba de las cosas que no podía decir frente a otras personas, le hablaba de sus sueños, y de lo mucho que le extrañaba. Omitía las partes en que se lastimaba por buscarse sensibilidad, o vida. Y esa fue su rutina durante un mes completo en el que decidió que debía hacer algo por su vida, si no era por él, sería por la mujer que vio algo cuando le rescató, aquella que creyó en que podía salir adelante aun cuando el mundo le viera como un indeseado.

La búsqueda de un trabajo fue terrible ¿Quién quería a un mocoso sin estudios trabajando? No duraba más de dos meses en cada empleo, pero no le importaba. Vivía en el mismo agujero para salvar dinero, caminaba kilómetros desde en la mañana, comía lo mínimo y trabajaba lo que su cuerpo le permitiera, él ganaría lo suficiente para cumplir su sueño y demostrar que su madre no se había equivocado al criarle.

A los veinte años cumplió su sueño.

El trabajo fijo en una fábrica le permitió juntar el dinero necesario para cumplir el deseo que albergaba su corazón, pero sabía que aún con todo ese dinero… en Francia jamás podría lograr lo que quería. Se despidió de su madre con un ramo de flores prometiéndole regresar cuando el éxito rodeara su vida, le prometió el cielo y las estrellas, tomó una foto del lugar y se despidió para siempre.


Ya en Estados Unidos, Cam se asentó en Maine, donde encontró el local perfecto para comenzar su pastelería en un lugar rodeado de naturaleza y que se unía con una casa, misma que poseía un jardín hermoso. Las compras y los arreglos para el lugar le dejaron con tan poco dinero, que realmente creció en él una frustración enorme… pero poco sabía, que en ese mismo año conocería a un hombre que le ayudaría a salir adelante, que le daría a conocer, y que le entregaría el primer escalón a completar sus metas. Dante Blackwood entró un día a su local a comprar postres que pudieran complementarse con un café, y a los días comenzaron los pedidos del  mismo para su propio café.

A partir de ese momento los pedidos de diferentes tiendas y los clientes regulares comenzaron a llegar. A lo largo de su desarrollo en 13 años, Camille ha logrado costearse viajes anuales para visitar la tumba de su madre en su cumpleaños.

Spoiler:


Extra:

This kind of wings:




avatar
Camille Monet
ciudadano
ciudadano

Mensajes : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm trying to hold my breath. — Camille

Mensaje por Dante Blackwood el Mar Ene 16, 2018 2:20 am

Ficha Aceptada
¡Bienvenido a Hayate School!

Procede a registrar a tu personaje en la zona de Registros para resguardar tu físico y asegurar el cupo de tu trabajo en el caso de profesores y personal de Hayate School.
Recuerda que el personal, profesorado y alumnado debe residir en el internado durante la semana y que los ciudadanos viven en la zona residencial.
Ante cualquier duda o consulta, envía un MP a administración o deja un mensaje en Dudas, sugerencias y comentarios.

_______________________ ♥ Hayate School ♥ _______________________

The time we've lost can't get it back
Mis cosos:




avatar
Dante Blackwood
ciudadano
ciudadano

Mensajes : 535

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.