Edgar J. C. Ashenbert

Ir abajo

Edgar J. C. Ashenbert

Mensaje por Edgar J. C. Ashenbert el Mar Dic 19, 2017 1:13 am

Nombre:   Edgar J. C. Ashenbert

Raza: vampiro

Edad: Aparenta 21 años, su edad real es de, aproximadamente,  66 años

Ocupación: Butler

Descripción física:
De cabello rubio claro que mantiene corto, aunque no demasiado, pues es común que a veces le estorben algunos mechones para poder ver, posee ojos malva sumamente raros, que  le dan una apariencia misteriosa e incluso intimidante cuando es necesario, sobre todo en la oscuridad, que es cuando resaltan mucho más, ganando el brillo que le da la noche les da a sus hijos.

Es de complexión delgada pero de cuerpo y músculos ligeramente trabajados, pues se mantiene en forma debido al ejercicio, aunque por su raza, su constitución ya no sufre grandes cambios, no es algo que siempre le agrade, pero hay un punto en el que los vampiros dejan de crecer y su apariencia permanece así por todo el tiempo que vivan, como si estuviese congelado en el tiempo.

Su piel es blanca, y posee  facciones finas pero que no dejan de ser masculinas. En su boca, afilados y blancos colmillos llegan a mostrarse cuando sonríe, dejando más que clara su naturaleza. Su estatura es de 1.79 m y un peso acorde a dicha medida.

Gusta de vestir de manera elegante, seleccionando de manera adecuada lo que va mejor con la ocasión, y no es que sea un gran fanático de la moda, ni nada similar, incluso a veces puede decantarse por atuendos de estilo antiguo debido a su gusto por el teatro y épocas pasadas.

Lleva un tatuaje en forma de cruz en la lengua, uno que le fue colocado para que no pudiera quitarse con facilidad, o más bien para que no pudiera quitarse nunca, detesta lo que dicho tatuaje significa, y por ello no deja que nadie lo vea, de manera que no esperes que algún día te enseñe su lengua, ni siquiera para hacer un gesto infantil con ella.

Posee un par de alas negras similares a las de un murciélago, y puede volar perfectamente, sin embargo nunca usa dichas alas, debido a que su madre le prohibió hacerlo, de tal manera que aunque en la actualidad estén en perfecto estado, nunca ha hecho el intento de usarlas, e incluso él mismo parece haber casi olvidado que las tiene…

Imagen:
Spoiler:


Uke suke o Seme?: Suke

Personalidad:
Es una persona bastante amable y relajada, trata a los demás con cortesía y educación, siempre manteniendo su apariencia elegante y buenos modales. Su vocabulario va muy acorde con dicha apariencia y cortesía, incluso es normal que a veces utilice palabras que la gente consideraría pasadas de moda, al igual que sus acciones, que podrían ser consideradas exageradas, pero no puede evitarlo, está hecho a la antigua, y no pasará por alto cualquier detalle que pueda hacer por otras personas para que se sientan mejor, para halagarlas, etc.

Es alegre y podría decirse que hasta cierto punto, carismático, gustando de conversar y pasar tiempo con la gente, por su puesto es bueno escuchando a los demás y si se le pide un consejo o apoyo, estará más que dispuesto a brindar su ayuda, sin importar que tan difícil pueda resultar el caso en cuestión.

Es en extremo curioso, si quiere saber algo o se siente intrigado, no se detendrá hasta que tenga una respuesta, así que, despierta su curiosidad y lo tendrás prendado de ti.

También puede decirse que es un coqueto perdido, pero no es su culpa, ¿Cómo podría ser su culpa si hay tantas personas hermosas en el mundo? Y si la otra persona está de acuerdo, él no se frenará a la hora de pasar un buen rato, aunque claro, no es que ande detrás de todo el mundo, simplemente lo hará si una persona le resulta atractiva o interesante. Sucede lo mismo con la sangre, no bebería sangre de cualquiera, por lo que escoge a sus víctimas, sólo seleccionando a las que le gustan, es bastante caprichosos en ese aspecto. Pero no se preocupen, como el vampiro educado que es, si requiere sangre la pedirá como es debido, tomar por la fuerza no es su estilo, aunque hay situaciones fuera de su control, y también situaciones que requieren medidas extremas, pero por lo regular su razón es más fuerte que su hambre.

A veces suele mentir, pero no sin un fin, aunque lo hará sin remordimiento alguno para lograr lo que quiere.

Es romántico y apasionado, cuando encuentra a la persona que quiere da todo por ella sin importar que, aun si le pidieran dar su propia vida lo haría gustoso. Así mismo a la hora de los detalles románticos, está lleno de ellos, y si eso le hace cursi, es cosa que le tiene sin el más mínimo cuidado.

La luna tiene una poderosa influencia sobre él, y hay ciertas fechas en la que su sed de sangre es muy fuerte, haciendo que su parte salvaje domine por completo a la racional, lo mismo le ocurre cuando no prueba sangre durante largos periodos de tiempo, pero por lo regular, en este último caso, suele controlarse bastante bien.


Lo que le gusta:
-El buen vino, no por nada dicen que es de los pocos alimentos que los vampiros pueden degustar por placer.

-La agradable compañía, en todos los sentidos, ya sean conocidos, amigos, amantes, etc.

-El color verde en los ojos de otra persona, siempre ha tenido predilección por ese color de ojos en sus compañeros, pero principalmente es porque le recuerdan alguien que amó.

-El cabello negro azabache, quizá es porque su cabello es rubio, y como bien dicen “los opuestos se atraen” a él le ha fascinado el negro.

-Los retos

-El violín,  sabe tocarlo bastante bien, y además le relaja escucharlo.

-La actuación, está encantado con la manera en la que los actores pueden convertirse en una persona totalmente diferente en cuanto la función comienza, sumergiéndose por completo en el personaje. Y de paso es algo que le gusta intentar también cuando tiene oportunidad.

-El misterio, siempre es bueno un poco de ello, además cuando vives mucho tiempo, es extraordinario encontrar algo que te sorprenda y/o intrigue.

-Víctimas agradables de las cuales tomar sangre, que le gusten y sepan deliciosas ¿qué más se puede pedir?

lo que no le gusta:

-La competencia en cuanto a cuestión de amores, si es que ha sido flechado pro alguien, detesta que alguien más esté rondando al mencionado, no puede evitar ser territorial, ni hacer lo necesario para que quede claro que lo que es suyo es suyo.

-No poder controlar su sed de sangre, resulta muy frustrante, y cuando recupera la razón suele arrepentirse de lo que haya podido hacer en ese estado de poco raciocinio.

-Ser débil, tanto con su propia naturaleza, como ante otros

-Las cosas demasiado dulces, a pesar de ser un vampiro, y que quizá cualquier comida humana debería darle igual, lo dulce le genera malestar.

-Que lo ignoren

-La música moderna y escandalosa, mucho más si tiene una letra incoherente que no transmite nada.


Poder o habilidad especial:

-Su cuerpo se recupera o sana con rapidez, si su corazón y cabeza permanecen intactos, cualquier otra parte de su cuerpo que esté dañada puede recuperarse.

-La luna puede influir muchas veces de manera negativa en él, como es el caso de "la luna azul" pero al mismo tiempo aumenta su fuerza, reflejos y sentidos, tal cual lo haría una inyección de adrenalina en el cuerpo.

-Posee fuerza y velocidad considerable, superiores a las de la raza humana

- Tiene un par de alas, similares a las de los murciélagos, que son perfectamente funcionales

Debilidades:

- Su capacidad de regeneración depende en gran medida de si se ha alimentado correctamente, si no se ha alimentado el poder curarse a si mismo será muy muy lento, y si la herida es muy grave requiere de consumir la sangre en el momento o de lo contrario no podrá sanar. No puede sanar ni regenerar el daño infringido en el corazón. Dicen que los vampiros son inmorales, pero este es un punto vital.

-La "luna azul" :Estando en pleno Diciembre, a mediados de dicho mes, podría decirse que aquella luna llena es conocida como “Luna fría” o “Luna de las largas noches”, misma que nos dejaba ver que el frío de invierno era mucho más intenso y las noches más largas y oscuras, permaneciendo éste astro mucho más tiempo en el horizonte también, y no es que fuera algo especial, pues todos los años ocurre así mismo, solo que cuando se trata de la segunda luna del mes en curso, siendo con ella trece lunas llenas en el año en lugar de doce, ocurre un fenómeno que no pasa muy a menudo, y que además fue denominado como “luna azul”, a la cual se le atribuyen poderes místicos especiales, así como tener una influencia directa sobre ciertas personas y eventos. Esta luna le causa gran inquietud física y mental, confundiendo a su mente y agudizando sus sentidos, al mismo tiempo que le provoca una sed de sangre poco usual y demasiado fuerte como para controlar sus impulsos más primitivos y salvajes.

-La luna nueva: Aproximadamente una vez al mes, cuando ésta fase lunar está en el cielo su cuerpo se debilita, al grado de ser muy similar a un humano común y corriente.

-Ha pasado mucho tiempo sin utilizar sus alas, por lo que de querer hacer uso de ellas tendría que hacerlo de manera lenta y gradual para acostumbrarse, hay una herida en una de ellas, que en su momento fue bastante profunda y grave, por lo que no llegó a sanar por completo, ahora solo puede admirarse una larga pero leve cicatriz, que aunque no le causa dolor, hace que sus alas ya no sean tan fuertes como deberían, pueden ser utilizadas sin problemas, si,, pero si se excede, seguramente estas dejarán de responderle como deberían.


Historia general del personaje:


Es de origen inglés, nacido en una importante familia de la nobleza, llevó una rigurosa educación debido a ello, pero en realidad nunca tuvo la oportunidad de interactuar demasiado con la gente que le rodeaba, pues cuando pequeño era muy enfermizo, e incluso sufría de asma, lo que lo relegaba a permanecer siempre encerrado en su cuarto, siendo su familia el único contacto que tenía, totalmente aislado del mundo, no tenía noticias del mismo, no tenía idea de qué es lo que pasaba fuera de sus cuatro paredes, y fue precisamente por ello que pocas personas sabían de su existencia, después de todo, el hecho de que el único hijo varón de la familia Ashenbert fuera un niño enfermizo, no era algo que sus progenitores desearan presumir.

Pero los niños son hiperactivos, y hubo varias ocasiones en las que intentó  salir a escondidas, siendo una de ellas en las que escapó por una ventana en un piso muy alto, lógicamente eso no terminó bien, y no fue por el hecho de que cayera directo al suelo y se rompiera unos cuantos huesos para permanecer más días en cama, sino por el hecho de que antes de caer, y por puro instinto, un par de alas negras aparecieron en su espalda, permaneciendo atónito unos segundos en el aire, pues la horrorizada mirada de su madre le hizo caer. Aquello no era normal, eso le quedó claro cuando su madre le suplicó que no volviera a utilizar esas horrorosas alas, que nunca dejara que nadie las viera, además de que dichas extensiones de su cuerpo sufrieron bastante daño, el ala derecha sufrió un desgarre profundo y tardó bastante en sanar, luego de ello las ocultó y no volvió a hacer uso de ellas, casi borrándolas de su memoria porque entendió que lo que estas significaban era malo.

No fue la mejor infancia que un niño podría tener, pero lo que acabó por quebrarla fue el derramamiento de sangre, sangre de todos y cada uno de los miembros de su familia, siendo cruelmente asesinados por las manos de quien menos podrían imaginar, su padre. No parece que hubiera una razón para realizar un atrocidad así, quizá fue que enloqueció, quizá odiaba la vida que tenía, o quizá es que creía que su familia estaba conformada de monstruos, a pesar de no ser tantos, dos de sus tíos hermanos de su madre, su abuelo, una de sus primas de 8 años, y una pequeñita que nadie conocería, pues aún aguardaba en el vientre de su madre.

Aún no sabe cómo es que él sobrevivió, con solo 12 años no es que hubiera podido hacer mucho por defenderse, pero cuando toda aquella tragedia terminó, y su padre fue arrestado y destituido de su título de nobleza, él seguía vivo, y bastante traumatizado cabe mencionar, se encerró en sí mismo hasta el grado en que dejó de hablar, nadie jamás sabría lo que realmente había ocurrido y él, como autodefensa, luego de varios traumáticos meses, bloquearía casi todos los recuerdos al respecto.

Pero el que recuperara su mente, no significa que lo malo se habría acabado, fue vendido como esclavo, permaneciendo de esa manera durante ocho años, aguantando malos tratos, torturas, tareas sumamente pesadas, etc. Al principio le costó horrores, aquello no era fácil para un niño debilucho, pero poco a poco su sangre apreció despertar, todas las características de su raza comenzaron a expresarse, y jamás volvió a ser enfermizo ni nada similar, al contrario, fue creciendo y fortaleciéndose con los años. Su oportunidad de escapar fue en un ataque pirata, y no dudó ni un segundo en hacerlo, aunque de manera permanente la marca de la esclavitud estaría impresa en su lengua, un tatuaje en forma de cruz que es imposible de borrar, mismo que detesta bastante y oculta maravillosamente bien.

Después de aquello decidió viajar para alejarse de su lugar de origen, rehacer su vida, ver todo lo que le fue negado antes cuando niño, y recientemente como esclavo,  y tal vez conocer gente interesante, siendo así como llegó a Diamond city, una ciudad que le pareció agradable para quedarse.

Una vez se estableció en la ciudad, y puso en orden su vida,  decidió ingresar a Hayate School, aún era lo suficientemente joven como para asistir a la escuela y disfrutar de todas las experiencias que esta pudiera ofrecerle. Se inscribió casi de inmediato al club de teatro, y de esgrima, haciendo cosas que disfrutaba y ganando amigos y conocidos que resultaban una excelente compañía.

Hayate School se convirtió para él en mucho más que un hogar, y sin darse cuenta, cometió un grave error, se enamoró, fue amor a primera vista y ni siquiera lo notó, tan sólo se dio cuenta de ello cuando ya era muy tarde. Se enamoró de un demonio que logró volverle loco con tan solo una mirada de esos preciosos ojos verdes que poseía, y sin pensarlo se doblegó por completo ante él, le entregó absolutamente todo, y sin embargo, ese demonio tenía a alguien más en el corazón, un humano a quien amaba tan intensamente como él mismo lo hacía para con el demonio, y no podía corresponder a sus sentimientos.

Al final, sin saber por qué, el humano desapareció del colegio, y el demonio no dudó en ir en su búsqueda, así como él mismo no dudó en intentar por todos los medios conseguir que el demonio se quedara su lado, le ofreció su cuerpo, su corazón y su alma, sellando con sangre y el tan anhelado beso de los labios que siempre deseo probar, un pacto cruel que lo mantendría atado a su amor hasta que éste encontrara al humano que tanto buscaba, incluso el pacto le comprometía a ayudarle en dicha búsqueda, para que cuando le encontraran, el pacto llegara a su fin, con nada más y nada menos que su muerte a manos de quien tanto amaba… Sin embargo el demonio no pudo tomar su vida, porque en el fondo le apreciaba y quería, aunque no como él lo deseaba, y simplemente le dejó, se marchó de su lado con alguien que jamás podría llegar a amarlo tanto como él lo hizo… tanto como él lo seguiría haciendo…

Cuando volvió a Hayate, habían pasado ya varios años más, mismos que necesitó para que su corazón sanara, aunque no en su totalidad, así que decidió permanecer en la ciudad y encontrar un empleo dentro del internado, como un Butler quizá.

Extras:

-Las rosas rojas le generan un extraño sentimiento que no puede definir, pero siempre acaban por alterarlo.

Anime/Manga/Juego/Novela de donde procede el personaje: Hakushaku to Yousei

Nombre real del personaje: Edgar J. C. Ashenbert.

Preguntas y respuestas:


avatar
Edgar J. C. Ashenbert
personal
personal

Mensajes : 11

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Edgar J. C. Ashenbert

Mensaje por Invitado el Mar Dic 19, 2017 2:00 am

FICHA ACEPTADA

No olvide firmar el registro de personajes ocupados y enseguida se le dará color.

Bienvenido a Hayate School, disfrute su estadía.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.