[ID] Jude. E. Rothlo

Ir abajo

[ID] Jude. E. Rothlo

Mensaje por Jude E. Rothlo el Dom Dic 03, 2017 8:47 am


Jude Ennius Rothlo
Humano - 25 años - Fiscal - UKE - Yuri Plisetsky - Yuri!!!On Ice
—FÍSICO.
Jude es un hombre de apariencia prístina, complexión pequeña y delgada que en muchas ocasiones le ha dado problemas por su edad. Es un hombre de veinticinco años, aunque con su dermis suave y sus ojos claros da la apariencia de un joven de apenas dieciocho. Mide 1,60 y pesa alrededor de cincuenta y siete kilos. Los cabellos dorados y suaves son herencia de su madre, mientras que los ojos azules y piel impecable, son de su padre. Le consideran una belleza andrógina en muchos lados, y con razón; con un cuerpo tan menudo y unos rasgos tan femeninos, especialmente la nariz y labios, es alguien a quien inevitablemente te quedas mirando un par de minutos intentando discernir el origen de su belleza. Su hermana pequeña es un clon idéntico; comparten la misma longitud envidiable de pestañas y orejas pequeñas. Sus dedos de pianista sin embargo es un rasgo único suyo, desarrollado desde niño.

No suele tener problemas con la comida, pero cuando se ahoga en casos el estrés le hace adelgazar; tiene a un nutricionista detrás de sí que más o menos le mantiene a raya. Pero oh, con el alcohol sí que tiene una relacion tóxica: la gran colección que tiene en casa no es por nada. Es un amante del vodka y whisky; le cogió gusto en sus últimos años de universidad cuando descubrió que beber hasta la inconsciencia le daba segundos de paz. Además le consiguió una especie de pareja que le duró un par de años. Tiene una resistencia muy alta, pero le deja demacrado y hace que sus ojeras y cansancio se vea mucho más: es como si mostrase el verdadero peso que acarrea tras tantos años detrás de los mismos casos de gente enferma. Intenta mantener la misma apariencia transparente y atemporal en los juzgados, pero ha tenido más de una crisis nerviosa que ha tenido que esconder de sus contrincantes. No puede dejar que nadie vea al otro Jude cuyas manos se vuelven frías y temblorosas, que se araña el cuello dejando marcas rojas y dolorosas como si se quisiese arrancar el mismo del pescuezo.
—IMAGEN.
IMG:
—PSICOLOGÍA.
La pesadilla de los juzgados. El estratega que usará cualquier medio para salirse con la suya, sea justo o no. Jude fue uno de los estudiantes estrella de Harvard, derecho; a pesar de su apariencia física, cándida, y su aspecto inocente e infantil, es alguien destacado en la retórica, el arte de hablar, y un tergiversador nato para que todo salga como a él le plazca. Fue una estrella en su año, más que nada por la falta de escrúpulos que tuvo desde el primer momento y lo claro que tenía la posición que le correspondería dentro de los juzgados nada más pisar por primera vez la universidad. Su competitividad no tuvo rivales, y para su último año, todo el mundo sabía que no había que interponerse en su camino o intentar esconder algún dato relevante: Igual que un perro rabioso, sigue los rastros de sangre feroz en cuanto el acusado entra en la sala. Destroza, rebana, arranca cabezas e información; es considerado por muchos un sociópata dada la apartada vida que aparenta llevar fuera de los tribunales y lo poco que le importan las consecuencias emocionales. Tiene muchos problemas de confianza con la gente, por lo que su número de amigos es reducido y en su mayoría son ex-compañeros de su alma máter; el resto son gente que conoció en los juzgados y algún que otro ex-novio con quien consiguió quedar en buenos términos. Es una persona a la cual acercarse es extremadamente difícil y peligroso si se va con segundas intenciones, quizá las de sacarle información. Si te ha pillado, eres hombre muerto. Este fiscal se la sabe todas, cuenta con un récord casi impecable; ha perdido un par de casos que se pueden contar con una mano en toda su carrera.

Su vida amorosa y sus sentimientos no van tan bien como su carrera profesional, sin embargo. Jude es alguien que hasta cierto grado es incapaz de empatizar con la gente normal; jugar tan sucio y el enfrentarse a tantos casos con tan corta edad le ha hecho aislar sus sentimientos y emociones a una caja que solo destapa cuando se encuentra en soledad. Es una persona que no gusta de estar por su cuenta o sin pareja mucho tiempo, ya que todo lo que reprime sale cuando pisa su apartamento. Gusta de estar con gente a intervalos cortos, pero que se cansa rápidamente de las fiestas y aglomeraciones; le drenan. Tanto como estar en su apartamento, ya que le asfixia que sea tan grande. Tiene una ligera tendencia a la paranoia dado todos los casos que ha manejado y una ansiedad que viene y va de manera inexplicable; las visitas a su hermana, gran motivación de que Jude se dejase la piel en su vida laboral, en el hospital psiquiátrico son lo que más extrañamente le calma. Delilah es una figura que intenta mantener lo más alejada posible de los rumores y público posible: es lo más frágil y preciado que Jude guarda de sí.
—HISTORIA.
Alumno estrella de la universidad de Harvard, primero en su carrera, Jude Rothlo fue siempre alguien que destacó por su apariencia y su exquisita lengua. Nunca le faltó de nada, a excepción claro, de un amor incondicional por parte de sus padres, que estuvieron años dialogando el divorcio mientras él crecía y se desarrollaba escuchando los gritos de ambos, escuchando los llantos de su madre y viendo la frustración de su padre mientras su cuidadora le intentaba mecer para que se durmiera. Nada que él hiciese parecía calmarlos, hasta claro, la llegada de una hermana pequeña. Nacida de un conflicto violento en su familia, trajo paz y calma a en la casa. Delilah es un ángel rubio y una criatura demasiado bonita para el mundo; que por supuesto, no estaba preparado para un alma tan pura. El caso Rothlo es uno de los más terribles escándalos y tragedias de la sociedad americana; Jude mismo se niega a dar detalles profundos sobre lo que ocurrió en ese caso aunque participó de manera indirecta y estuvo siempre preparado para actuar aunque no fuese aún fiscal. Delilah que fue una vez la joya de la familia nunca volvió a brillar: en la institución mental en la que aún sigue de recuperación tras tres largos años, Jude se asegura de que ninguna cámara o fisgón se acerque. Es la única burbuja de felicidad que puede controlar, o al menos de eso se convence.

 Y en toda esa época en la que su familia se derrumbó una vez, él estuvo para Jude como un hombro en el que llorar, unos brazos a los que volver y acurrucarse. Aún echa de menos esos días de confusión en la universidad cuando le conoció por primera vez en los juzgados. Era un hombre de apariencia impecable como él, opositor de quien era por aquel entonces su mentor. Fue un flechazo instantáneo; nunca tuvo problemas afrontando su sexualidad, pero supo desde el primer momento que aquél no estaba interesado en los hombres. Baldwin Townsend ha sido el único hombre del que puede decir con total franquedad que se ha enamorado en toda su vida. Ha fantaseado tantas veces con él que ha perdido la cuenta; es una infatuación que jamás ha ido a menos. Aunque más que eso es amor, pero prefiere repetirse que es solo el deseo sexual lo que le come.

Jude E. Rothlo ha pedido sus primeras medio-vacaciones, alejándose de su firma para ir a buscar a Baldwin a Diamond City, donde sabe que lleva refugiado un par de meses desde cierto caso. No está muy en contacto con él desde cierto accidente que debe olvidar a toda costa, pero una vez ha probado un poco de él, el hambre le carcome. Quizá tenga su final feliz, quizá no.
—GUSTOS.
La retórica, el café dulce (pone siempre cuatro terrones o dos sobres de azúcar enteros), las salidas con sus amigos fiscales a beber... Para él es muy importante tener pareja, adora tener novio. Puede no sentir nada por él, pero solo el hecho de estar con alguien y poder compartir cama le sirve. También es una pequeña venganza contra sus padres en las comidas familiares. Le gusta estar en control, es casi una obsesión, pero le da mucho placer y calma asegurarse de que todos los cerrojos de su casa están echados, de que no hay ninguna ventana abierta y de que la seguridad está conectada. Los juegos de lógica le hacen ponerse como un niño pequeño, encuentra gran placer en los retos mentales.

En cuanto al sexo, no tiene ningún fetiche en especial, le va tanto lo vainilla como lo que se sale de lo convencional. Adora ser la cuchara pequeña por su estatura, y le gusta que le acurruquen; es de los pocos requisitos que pide. En cuanto a su tipo, claramente son los hombres morenos, de espalda ancha, ambiciosos, pulcros, inteligentes y bien versados, si puede ser, en su materia. Es muy especial con ello, y elige con extremo cuidado y meticulosidad a sus novios. Su forma de ser y carácter lo puede pasar y tolerar mientras se cumplan sus ideales, claro, fijados por su gran capricho imposible de alcanzar.
—DISGUSTOS.
Odia la gente impuntual, la gente descuidada, que suele ser un desastre; no tolera bajo ninguna excepción que la gente no tenga modales o que no sepa el protocolo mínimo de educación, juzga mucho y te lo hará saber con su mirada fulminante.Los flirteos baratos no le ponen para nada, y los que de vez en cuando se han atrevido a entrarle en un bar siempre le han puesto de mal humor. Es alguien a quien es difícil de complacer con palabrería simple: si no es algo honesto o un cumplido único, ahórratelo porque va a acabar mal. No soporta a la gente parlanchina que habla por hablar sin ir a ningún punto en concreto: es muy capaz de cortarles a mitad de frase y pedir un resumen. No le gusta que gasten su tiempo.

Teme a la soledad de su apartamento: en más de una ocasión ha terminado llamando de madrugada a su "novio" del momento para pedir compañía. En época de universidad recuerda con cariño que era Baldwin el que le abrazaba cuando tenía un ataque de ansiedad o parecidos; siempre intenta simular que es él el que le abraza aunque huela de otra forma o sus ojos sean distintos. Se odia por sufrir ataques de ansiedad y crisis nerviosas aunque sabe de sobra que es porque siempre se exige mucho a sí mismo y termina en líos en los que no debería estar de primeras. La insolencia es algo que no soporta, y los niños le ponen de los nervios: son los únicos casos en los que siempre se replantea presentarse.
—HABILIDADES.
—Retórica: Capaz de convencer con su pico de oro a cualquier juez y a alguien lo suficientemente bebido.
—Carisma: Acompañando a la retórica aprendida por filósofos griegos y escritores romanos, le acompaña algo natural que se aprende y con el cual no se nace. Jude es alguien seco, sí, pero no deja de ser atrayente de una extraña manera que tiene a todo el mundo que posa los ojos en él encandilado.
—Belleza andrógina: Todos los sexos se sienten levemente confusos y atraídos por él, dado que su menudo cuerpo y sus suaves facciones dejan algo perdidos a los que ya dudaban de su sexualidad.
—Sonsacar información: Le es muy fácil tirar de autoridades, la policía está a favor de la fiscalía siempre, al igual que los expertos forenses para que las cosas vayan como a él le gustan.
—DEBILIDADES.
—Retórica: Lamentablemente solo sirve dentro de los juzgados y en ámbitos formales. Es incapaz de ser tan persuasivo con sus amigos o en bares.
—Carisma: Algunos dicen que su personalidad es muy arrogante y soberbia. No gustan de pasar mucho tiempo con él porque Jude les pone nervioso. Como siempre, hay gente para todos los gustos.
—Belleza andrógina: De la misma manera que atrae a los más curiosos, mucha gente se siente hasta repugnada por su apariencia física. Lo encuentran extraño y les echa para atrás.
—Sonsacar información: Sabe que muchos de sus compañeros se han metido en problemas por obstaculizar una investigación, con lo que siempre procede con cuidado. Muchos otros han utilizado sexo y peores artimañas de por medio, amenazas fantasmas; él ha recurrido a veces en los segundos, pero nunca en lo primero. Es incapaz de perder tanto orgullo.
—EXTRAS.
—Sus manos se tornan frías cuando va a sufrir una crisis nerviosa o un ataque de pánico. Es la pequeña advertencia que tiene para huir.
—Hay muy pocos momentos en los que Jude no haya tenido pareja; en el momento está con un chico que se llama Pietr que conoció por unos amigos de universidad. Se encuentran en un descanso tras que a Jude se le escapase otro nombre entre besos y gemidos
—Ha recibido a lo largo de su carrera varias cartas con amenazas aunque ningún ataque directo;
su edificio está muy bien protegido aunque algún que otro sobre ha tenido peor contenido que el resto.
—Trabaja con cuatro personas más en su firma personal: dos chicas y dos chicos. Estuvo de compañero sexual con uno de ellos pero no funcionó aunque siempre ha seguido intentándolo con él de manera sentimental.

avatar
Jude E. Rothlo
ciudadano
ciudadano

Mensajes : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [ID] Jude. E. Rothlo

Mensaje por Invitado el Lun Dic 04, 2017 11:59 am

FICHA ACEPTADA

No olvide firmar el registro de personajes ocupados y enseguida se le dará color.

Bienvenido a Hayate School, disfrute su estadía.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.