Robert Small. Ficha.

Ir abajo

Robert Small. Ficha.

Mensaje por Invitado el Sáb Jul 29, 2017 10:32 am

Nombre: Robert Small.
 
Raza: Humano.
 
Edad: 29.
 
Ocupación: Saca algo de dinero ejerciendo de mecánico, pero no de forma oficial, ni en un taller.
 
Relacionado con:  
 
Descripción física: Es un hombre alto y esbelto. Medirá 1,78 aproximadamente, y pesará cerca de los 70 kg. A pesar de no cuidar lo más mínimo de su alimentación (a base de pizza y alcohol), no se ve reflejado en su cuerpo. De hombros anchos, musculatura definida y fuerte. Más que desaliñado y descuidado, lleva el pelo corto y casi siempre despeinado, castaño oscuro y mirada de idéntico color. Cejas pobladas y casi siempre lleva algo de barba.
Su piel es ligeramente bronceada, sobre la que destaca su sonrisa impecable (las escasas veces que la enseña), y tiene algunas cicatrices más claras en las manos, nudosas y ásperas, y los brazos.  
Tiene un tatuaje en la mano izquierda, con una forma similar a lo que podría parecer un sol, con un punto en el centro.  
No se separa de sus gafas de sol, ni de su chaqueta de cuero negro, que aportan a su aspecto más motivos para desconfiar de él.
Viste con vaqueros rotos y una camiseta de color rojo, y sus botas marrones.
 
Imagen:
Robert:





 
¿Uke, Suke o Seme?: Uke.
 
Personalidad: Dejando a un lado el hecho de que muchas personas directamente evitarían acercarse a él, la primera impresión que podrían llevarse es de que dar con alguien estoico, poco hablador, para a continuación convertirse en el más atrevido y dicharachero, viendo poco a poco brillar su personalidad, a medida que se tuviese confianza con él.
Está lleno de sorpresas, buen humor y sabiduría, con un toque de excentricidad en cierto modo.  
Los silencios en las conversaciones que se puedan mantener con él son de todo menos incómodos. Es mejor no romperlos.
La paciencia es una de sus virtudes, aunque como cualquier otra persona, a veces llega a cansarse de esperar y de aguantar. No es violento por naturaleza, pero ¡sólo hay que verlo! Fácilmente se ve envuelto en peleas callejeras o su personalidad provoca algunas confrontaciones con personas que no toleran su carácter. De todas formas, ¡no os preocupéis! Robert sabe defenderse.
 
Lo que le gusta:
x Los cuchillos guays. Tiene una gran colección, de hecho. Se pasa el día jugueteando con ellos entre sus manos (de ahí algunas de las cicatrices), y lleva siempre cuatro encima, al menos.
x Levantarse después de las tres del mediodía. Su mal hábito con la bebida (sí, es alcohólico, pero no es algo que vaya pregonando por ahí), le obliga a despertarse tarde si no quiere estar resacoso.
x Que le hablen de su aspecto escabroso.
x El whiskey; es lo único que bebe, aunque no le hace ascos al vino blanco.
x Las películas y poder verlas en el cine.
x Tallar en madera. A veces vende las figuras que hace.
 
Lo que no le gusta:
x Las conversaciones cortas o monótonas.
x Ver una película (tanto en casa como en el cine) y no ver los créditos. Él siempre se queda hasta el final, y odia ver cómo la gente se marcha antes.
x Que le hablen sobre cómo debe llevar su vida y traten de corregir sus malas costumbres.
x Que le hablen del tatuaje de su mano o lo elogien.
x Ver pasar su vida y sentirse como el reflejo de su padre.
x Que le tomen por un inculto sólo por ser alcohólico.  
 
Habilidades:
x Es un manitas con los motores, de ahí que de vez en cuando haga arreglillos de mecánico.
x Hace falta mucho alcohol para tumbarlo por completo.
x Nunca ha tenido problemas con los perros. De hecho, se hace amigo de ellos con facilidad.
 
Debilidades:
x No suele ponerse sentimental, pero cuando está borracho, hay veces que no puede evitarlo.
x Le cuesta más hacer migas con las personas, sobre todo, si es él quien tiene que acercarse en primer lugar.
x El tabaco, a diferencia del alcohol. No lo soporta lo más mínimo y no tendría reparo en decirlo si alguien fumase a su lado.
 
Historia general del personaje: Los primeros recuerdos que guarda de su infancia, ya eran únicamente junto a su padre. Por lo que este le contó más adelante, su madre había fallecido, cuando apenas él era un bebé, en un accidente de tráfico. Tras dicho acontecimiento, su padre comenzó a darse al alcohol, poco a poco, y aunque su infancia fue más o menos feliz, a medida que fue creciendo, comenzó a ver la gravedad del problema de su progenitor. Pese a todo, realizó sus estudios; universitarios inclusive, y poco después de acabarlos decidió marcharse de casa. Por un tiempo, compartió piso, tuvo pareja, comenzó a trabajar formalmente en lo que le gustaba; la ingeniería mecánica. Pero aquella forma de vida sólo duró un par de años, tres a lo sumo.  
Su padre falleció, y pese a no mantener demasiado contacto con él, aquello dio un brusco giro a todo lo que le rodeaba. Regresó a la casa que por herencia le pertenecía, en Diamond City, donde había nacido y crecido, rompió su relación, comenzó a encerrarse y dejar de lado sus obligaciones, así como sus amistades. Se arrimó un poco más a la vida que el familiar que le había dejado recientemente llevó. El alcohol. Probablemente aquello fuera lo que definitivamente le apartase de lo que había conocido hasta el momento, y tampoco parecía querer cambiarlo hasta ahora.
Muchas veces, él mismo se preguntaba por qué era así, de la noche a la mañana. Y la única respuesta que encontraba era que, sí seguía ahí, era gracias a Betsy. Si él sobrevivía como buenamente podía, era para darle la mejor vida posible a aquella perrita que tenía desde el último año de universidad. Ella sí que no tenía culpa de nada.
A día de hoy, su rutina no variaba demasiado de, lo que para él, es un pesado día más. Despertarse más tarde de las tres, hacer café, ponerle el desayuno a Betsy, revisar el correo por si tiene algún encargo para sacar algo de dinero mientras se toma su café, dar un paseo con Betsy (normalmente por la playa, dado que su casa se encuentra cerca), realizar los trabajos en caso de que los tuviese, volver a pasear a Betsy, ir al bar, pedir una copa, dos, tres... Lagunas, cuatro copas ya, más lagunas... ¿Algún callejón oscuro lleno de matones con los que lucir sus cuchillos? Y finalmente, aparecer en casa (a saber en qué condiciones) y amanecer al día siguiente, otra vez.
 
Extras:
x Tiene una perrita, llamada Betsy, un Boston Terrier de 5 años. Cuando habla de ella, hace creer que se trata de un pitbull (con propósito de reírse un rato, claro) y ver así las reacciones de la gente. Probablemente por eso le puso un collar de pinchos, de color rojo. Va con ella a todas partes.
x Es fácil acabar con él en la cama minutos después de haber empezado a hablarle, ya que es el primero en ofrecerse, pero si realmente pretendes tener una segunda cita con él, es recomendable que evites la tentación, pues no te verá como una pareja seria nunca.
x Tiene una camioneta de color rojo, en la que suele pasar más de una noche.
x Está pasando por la crisis de los 30.
 
Anime/Manga/Juego/Novela de donde procede el personaje: Dream daddy.
 
Nombre real del personaje: Robert Small.
 
Preguntas y respuestas:
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Robert Small. Ficha.

Mensaje por Invitado el Dom Jul 30, 2017 6:20 am

FICHA ACEPTADA

No olvide firmar el registro de personajes ocupados y enseguida se le dará color.

Bienvenido a Hayate School, disfrute su estadía.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.