..::Alexandre's ID::..

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

..::Alexandre's ID::..

Mensaje por Alexandre Benoit el Lun Jul 10, 2017 12:08 am

Edad: 23 años aparentes. Real: desconocida
Posición: Suke
Año: 6to año - Física aplicada
Nacionalidad: Francés
Raza: Nephilim
Oficio: Striper
Alexandre Benoit
Tuant par dépit ce que je sème je voue mes nuits al'assasymphonie et aux blasphèmes

Datos físicos


Descripción física:
En Alexandre todos los particulares detalles que se podrían tener de un francés se ven del todo eliminados; él no es rubio, claro que no, posee un cabello tan negro como el carbón con la particularidad de que posee unos cuantos mechones rubios que no, no son teñidos sino que son naturales por culpa de dos pigmentos diferentes en existencia, esto se debe a su condición como nephilim, sin embargo no le afecta en lo absoluto más allá de lo estético.  
Tiene un rostro bastante bien perfilado, de facciones suaves pero que no permiten duda alguna a   su masculinidad, estos van acompañados de  un par de ojos en un tono ámbar rodeados por una capa de pestañas tan espesa y oscura como lo es su cabellera.
Se considera así mismo alto y es que como antes se ha dicho, en él no existe ningún rasgo de su antiguo país natal,  llega perfectamente al 1.80 cm. Es delgado, sin embargo fibroso, tiene un cuerpo bien formado y es que con su trabajo no puede permitirse ninguna  flacidez en el mismo.   Es decir, un torso bien cincelado,  piernas  y brazos torneados y fuertes, es decir, este chico perfectamente podría tener un cuerpo de Adonis sino fuese porque  es lo suficientemente flojo como para no hacer más ejercicio del necesario.

Habilidades:
Además de la longevidad de su vida, sumado a las habilidades innatas de su raza como lo son el manejo de un elemento (el fuego en su caso) o la rápida curación, tiene en su posesión dos habilidades que ha conseguido aprender  hasta su punto más álgido:

Compulsión: Esta habilidad le permite el poder sugestionar a la persona  en la que la use, le hará creer lo que sea que él diga sin importar lo ridículo que pudiese ser.

Espíritu: Esta le permite el poder  traspasar algo de su propio espíritu a la de un ser al borde de la muerte, no, no puede revivirle pero si  prestar años de su propia existencia a aquel que está a punto de morir.

Desventajas:
Las desventajas en las primeras dos habilidades son más bien genéricas pues para la primera está el claro desconocimiento de su fecha de muerte y el pesar de saber que todos aquellos con los que ha convivido alguna vez morirán frente a sí sin poder hacer realmente nada.  Para el manejo del elemento, esta recae en el desgaste físico y el hecho de que si llegase a perder el control o a usar en demasía esta habilidad podría ser él mismo quien se calcinase hasta los huesos.

La compulsión en este caso es un arma de doble filo, por un lado puede hacer  que la persona crea en él, pero  si llegase a usarlo en demasía podría ya sea lastimar a la ser en cuestión o a sí mismo, además hay que sumar el desgaste que esto produce en el cuerpo físico, por lo que esta habilidad puede usarla solo una vez por ocasión.

Espíritu por otro lado es una de las más peligrosas para sí mismo y ahí recae el hecho de que no suele usarla puesto que si bien une el alma ajena con la propia también transfiere las heridas y enfermedades que pueda tener el afectado,  si  bien su cuerpo se regenera más rápido de lo normal no quiere decir que no puede morir por lo que si no es cuidadoso esta habilidad le mataría.



Datos psicológicos


Descripción psicológica:
Psicológicamente hablando este chico es lo que el mundo consideraría un príncipe encantador, amable, tranquilo y ……..una mentira, una total y banal mentira que no encaja en él en lo absoluto.  Sí, sí, que el chico es amable y encantador… pero solo cuando se trata de atraer clientes que quieran ir a pasar un rato en el club, de otra manera simplemente mostrará su verdadera cara al mundo.

Fácilmente podría considerársele como alguien astuto, un sujeto de mente rápida y un lenguaje aún más voraz,  es del tipo capaz de decir las más grandes atrocidades sin siquiera cambiar su expresión, pues siendo sinceros no presta atención alguna en  lo que los demás puedan llegar a sentir, simplemente no tiene interés  en nadie más que no sea sí mismo y el nulo interés que pudiese llegar a demostrar esta netamente ligado a la idea de  obtener algo a cambio de ello.

Es, en pocas palabras, el ser más arrogante, pretencioso, orgulloso que cualquiera pudiese conocer, es un sujeto malhablado y con una pésima actitud que podría llevar a cualquiera a malentender sus intenciones, sin embargo debe tenerse cuidado con él, no es de aquellos que hace amenazas en vano, su palabra es ley y por lo tanto, todos sus dichos tarde o temprano terminaran por convertirse en una realidad.  

Es desvergonzado y sumamente lascivo, abraza cómodamente su sexualidad  y hace de este un juego placentero en donde difícilmente podría distinguirse quien representa qué dentro del coito, para él no hay diferencia entre uno u otro, simplemente hará como le apetezca en el momento dependiendo claramente de quien sea con quien comparta la cama momentáneamente. Sin embargo no puede calificársele como una víctima de erotomanía, pues si bien se regocija con el placer sexual puede perfectamente controlar sus impulsos, se niega rotundamente a ser dirigido por la lujuria, en este punto suele ser su propia naturaleza lujuriosa la que considera como el más duro contendiente a la hora de controlar su  alocado libido.

No se considera  a sí mismo como alguien celoso  ni mucho menos posesivo, sin embargo es su naturaleza la que se sobrepone a la racionalidad del cerebro humano y le  obliga a actuar de esta manera  una vez  ha encontrado algo o alguien que pueda llamar de su entera posesión; si bien no es de aquellos que son capaces de hacer escándalos  públicos, es más bien de esos que  ante el más mínimo indicio en que su posesión  podría ser arrebatada su reacción será anormalmente calmada y en cuanto tenga la oportunidad marcará a su presa como más le acomode para demostrar su entera dominancia sobre ello.

Gustos:
-Posee un excelente gusto por licores y comida de alta categoría, no puede consumir nada que no posea buen sabor o tenga una apariencia deplorable.
-Es amante de la música clásica, en especial los conciertos de Mozart y Beethoven pues cree firmemente que estos aumentan el intelecto.
-La lectura, en especial esas novelas de terror psicológico que pueden hacer estremecer a cualquiera.
-Las telas suaves y la ropa bien diseñada, como todo buen “príncipe” no puede darse el lujo de ir vestido con harapos.
-Las tendidas y largas siestas, pues no tiene idea de cómo hacer ningún tipo de tarea por lo que dormir es una buena forma de pasar el tiempo.
-Tiene cierto interés en la tecnología, más no es una rama en la que su intelecto se desarrolla.
-Siente apreció por las flores aunque la belleza de estas mismas sea en extreme efímera.
-Ama por lejos la pasión desenfrenada que se produce entre dos cuerpos mediante el coito ¿por qué? Pues porque simplemente se siente bien.

Disgustos:
-Detesta la suciedad, tiene una fobia con esta que simplemente no puede ver nada que no sea impoluto.
-Odia las personas sumisas, aunque si bien los utiliza a su antojo, le parecen repugnantes.
-No soporta estar encerrado y  por ello mismo es que siempre se le encontrará fuera o en movimiento.
-Detesta las tareas del hogar, sin embargo debido a su condición tiene una obsesión con la limpieza.
-La cocina es un tema que simplemente no tolera, su incapacidad con esto ha llegado incluso a quemar el horno.
-Detesta el apego en extremo de las personas, no sabe lidiar con ello.
-El alcohol es algo que su cuerpo no soporta así que no bebe.
-El cigarrillo también está vetado y pese a que odia el café no puede vivir sin él.


Historia


Spoiler:


Año: xx Lugar: Algún lugar de la antigua Galia.

Lentamente el suave silencio que crea la noche fue extendiéndose con totalidad sobre el poblado, las chozas maltrechas de los más pobres se mecían levemente con el suave soplar del viento, mientras que los adoquines de los más ricos se mantenían estáticos, fríos y casi sin vida a la ausencia de luces, voces o sonidos que  dieran vida a este y tampoco es que alguien fuese a irrumpir el silencio de aquella tortuosa noche; nadie, pues todos yacían plácidamente dormidos, abrazados a amantes, padres o hermanos que prestaban cobijo a los niños asustados o a la pareja escogida… todos dormían, todos menos él que se mantenía despierto mirando desde lo alto donde fue confinado a la espera de su castigo…

¿y cuál era su pecado?

Ninguno, no había pecado que castigar en él más que el haber nacido bajo el yugo de una maldición que según sus ancestros, sus padres y hermanos habían tildado como el fin de su raza… y aquello no podían permitirlo; él no era humano y su madre había revelado un secreto que debió haberse llevado a la tumba.  

¿Pero qué culpa tenía él de haber nacido con aquel tono de cabello o que sus ojos fuesen similares a los de los tigres?

No tenía ninguna, él no era malo… sí era fuerte, sí era ágil pero no era porque hubiese pecado contra los dioses vendiéndose a un demonio… Claro que no, él había sido un fiel creyente y aun así en sus 18 años de vida había obedecido a cada una de las reglas que le habían impuesto sin refutar sin importar lo cruel que resultara…
Pero nada de eso había servido pues una vez  el m@ld¡t* Rey de su sociedad le había visto le había llamado hereje y le habían encerrado ahí, en una jaula colgada en lo alto de una plaza para que todos le vieran, para que todos pudieran repudiarle como si fuera el más cruel de los asesinos.

Les repudiaba…. Realmente les odiaba… a sus padres que no detuvieron su arresto, a los ciudadanos que le miraron con asco, desaprobación e inclusive desdén; y a aquel bastardo que solo por nacer en cuna noble se atrevía a juzgarle sin siquiera conocerle…. Los odiaba… y deseaba fervientemente el tener venganza….pero era inútil, su vida se vería extinguida apenas la noche llegara a su fin y los primeros rayos del sol iluminaran la ciudad.

No era justo… realmente no era justo….

“¿Quieres poder?....¿Quieres libertad?”  

Una voz irrumpió el silencio resonando en su mente, fuerte y clara… atrayente, sensual y cruel, buscó al desconocido entre la oscuridad que le rodeaba inútilmente, ahí no había nadie más que  él mismo; la voz resonaba en su cabeza, clara como si cada una de las palabras fueran susurradas en su oído y le hicieran estremecer.  Entró en pánico por unos segundos, pero no había caso el asustarse, moriría en unas horas ¿por  qué habría de tener miedo?

“¿Libertad?

Su voz cortó el silencio resonando en un eco que recorrió la ciudad devolviéndose luego a donde el yacía preso, siendo seguida por una risa que si bien sonaba infantil aun, la tristeza, la rabia y un incontable número de más emociones se mezclaban todas en el sonido de su melodiosa risa.

“– Quiero  venganza.”

Sus orbes brillaron con intensidad  nada más la última palabra fue mencionada entre sus labios, la voz desconocida a su vez rió con emoción volviendo a resonar en su mente, pero esta vez la figura de un hombre apenas unos años mayor  a él se apareció frente a sus ojos, un hombre con una expresión perturbadora y que aun así le sedujo.
La jaula donde yacía cautivo de la nada se deshizo haciéndole caer al suelo, sonrió entonces y miró al hombre de pie frente a él  y se levantó hasta quedar erguido orgullosamente frente a este.

“Te daré poder y a cambio, una vez que mueras serás mio.”

Aquellas fueron todas las palabras que salieron de los labios del desconocido y mucho antes de que se diera cuenta una espada yacía en sus manos, una espada de hoja  roja similar a la sangre y con ella…. Con ella se ocupó de cada uno de los habitantes del poblado, mujeres, niños, ninguno se salvó ni siquiera el rey, todos yacieron bajo sus manos y el filo de su espada.  Su venganza estaba completa pero seguía vivo… seguía ahí  bañado en la sangre de los que alguna vez fueron su compañeros  y se habían atrevido a juzgarle por  un hecho del que ni siquiera era culpable.  

Durante toda su vida había sido humillado, juzgado y encerrado no solo por su particular apariencia sino que también por sus habilidades, muchos le habían llamado hijo del demonio y ahora podía  decirse que realmente lo era, después de todo su naturaleza angelical jamás se presentó.

Se marchó apenas estuvo consciente de lo que había hecho, cientos habían muerto en sus manos y sin embargo no había signos de arrepentimiento en sus acciones, es más el poder le había cegado y mucho antes de que pudiese cometer una nueva carnicería nuevamente había sido atrapado pero esta vez no estuvo ese hombre para salvarle como la pasada vez.

Su sentencia fue la muerte como se esperaba,  su  cabeza fue separada de sus hombros y así terminó su vida o al menos eso creía pues en el instante en que su vida humana acabó nuevamente aquel hombre  fue por él,  su trato había sido cumplido y ahora él pertenecía al demonio.

No tardó en acostumbrarse a la nueva vida que poseía, jugó, asesinó y siguió a su señor sin importar lo que este le pedía, fue su primer hombre y él único al que dejó poseerlo y sin embargo aun cuando él le había dado todo no había sido suficiente…

La locura de su amo  lo llevó a un más allá,  ante ellos el cuerpo de centenas, no, miles de cuerpos yacían sin vida  bajo sus pies.
¿Y él? Él simplemente se regocijaba en sus excesos, disfrutando de todo aquello a lo representaba… pero el cielo no podía estar conforme con ello, prontamente se hicieron presentes  y así como antes habían apresado al demonio fue llevado de vuelta a los confines del infierno…

¿Pero qué pasó con Alexandre?
A diferencia de su amo no fue castigado, sin embargo fue obligado a olvidar todo cuanto conocía, su existencia como un proscrito, su relación entre el cielo y el infierno, su muerte,  absolutamente todo que pudiera llevarle a atar cabos sobre su verdadera naturaleza y  la de aquel al que un día le sirvió fueron  eliminados de su mente sin más.  

La razón para ello  es completamente desconocida y aunque quisiera investigar sobre esta sería del todo imposible, después de todo, sus memorias ya no existían y con ello toda prueba de lo que había acontecido en tan oscura época había desaparecido por completo.

París, Francia. Finales del siglo XIX

Sus  ojos se abrieron con pereza, su cuerpo se movió con cierta pereza y cuando finalmente consiguió salir de las mantas la sorpresa invadió sus facciones, lo que había frente a él no era más que un lugar completamente desconocido y pese al lujo  que le rodeaba simplemente no podía reconocer nada  y de cierta manera aquel lugar   había despertado un sentimiento de vacío en su interior…  

¿Estaba solo? No, podía escuchar los pasos que iban de un lado a otro fuera de su puerta  incesantes, por un momento pensó en que aquel molesto ruido no se acabaría y sin embargo de un momento a otro lo hizo y su cuerpo se congeló en cuestión de unos instantes, su respiración se cortó e inclusive podía jurar que el latido de su corazón se detuvo por unos cuantos segundos… pero así como todo se había ido el ruido incesante volvió y su cuerpo se movió con normalidad… miró a sus alrededores y simplemente no pudo reconocer nada… ¿Dónde estaba? ¿Quién era? Aquellas preguntas inundaron su mente en cuestión de segundos, estaba perdido, aislado en una habitación que si bien lucía bastante cómoda  le era completamente desconocida.

La siguiente sorpresa se la llevó cuando un hombre mayor atravesó la puerta y le saludó con un beso  que sellaron sus labios. “Alexandre” le llamó y ante esto la confusión se hizo aún más notoria, el hombre simplemente le sonrió y susurró en su oído palabras que no recuerda y que sin embargo le hicieron sentir mucho más en calma… sí, él era Alexander Benoit, un chico de compañía que ahora vivía bajo el techo del que era su amante actualmente… sí, todo encajaba o al menos así fue durante las primeros días, pues su mente prontamente empezó a sentir el vació a sentirse incomodo con todo aquello que le rodeaba y que pese a que le parecía conocido le eran tan extraño, más no peleó contra su naturaleza, claro que no, simplemente se dejó llevar por los regalos, por los mimos y excesos que su amante le propiciaba, todo mientras que por las noches hiciera aquel hombre estremecer de mero placer y dejarse a sí mismo llevar por la lujuria y la pasión desenfrenada.

Pero aquello no tardó en sucumbir, él a diferencia del hombre en cuestión no envejecía y así como había iniciado aquello terminó tras unos cuantos años. Fue entonces lo que entendió lo que era vivir con lo justo y lo necesario, de la nada se vio en las calles parisinas sin nada más que unos cuantos billetes en su bolsillo y una maleta con ropa más cara de la que podía pagar en esos momentos.
Lo primero que pensó fue en volver a venderse como había hecho antes, sin embargo era algo que no podía hacer  con cualquiera, su ego y orgullo no se lo permitía fue entonces que se convirtió en un scort para aquellos nobles que ocultaban su latente homosexualidad.

Los años nuevamente fueron siguiendo su curso y sus clientes fueron también desapareciendo, la burguesía perdió su estatus y él perdió el interés en los nuevos ricos que no hacían más que presumir de un dinero que realmente no les pertenecía, además de que las nuevas modas fueron abriéndose camino y prontamente se vio cautivado ante la idea de hacer algo más que la prostitución…  

Fue así que con la idea en mente de emular lo que había visto en  una película en televisión que decidió unirse a aquel mundo en donde la música guiaba el alma y de paso le despojaba de sus prendas al bailar ante las sensuales tonadas que enloquecían a los agradecidos comensales.   Finalmente estaba haciendo algo que le parecía entretenido, después de todo había pasado por todo en esos últimos años y no había habido nada que pudiera mantener su atención por más de unos cuantos minutos, sin embargo  nuevamente su trabajo iba menguando, la novedad se iba acabando y finalmente el lugar en el que había trabajado simplemente cerró dejándole en la nada.

No hubo problemas esta vez para su supervivencia, sus ahorros eran lo suficiente como para mantenerle y la verdad es que el dinero jamás le había preocupado en lo absoluto,  pero la Francia que tanto amaba ya no era suficiente  y así como así, simplemente decidió partir y marcharse en busca de un mejor porvenir.

Viajó si, recorrió los principales países de Europa aprovechando lo fácil que era ir de un país a otro, recorrió ciertos países  de Asia y finalmente, cuando buscaba asentarse y relajarse por unos momentos fue que decidió viajar al continente americano; la primera parada fue Canada y pese a que el país ofrecía unas vistas que podrían quitarle al aliento a cualquiera, aquel no era su lugar.

Estados unidos fue la siguiente parada y fue en este país que encontró su hogar, los primeros meses de sus vivencias fueron directamente en Los ángeles donde nuevamente se encontró con tan divertido oficio, más no le duró mucho el gusto, pues la mayoría de los lugares no eran más que vulgares prostíbulos que ofrecían los cuerpos de sus trabajadores como si  fueran una propiedad y aquello simplemente lo repudió.

Recorrió el país en busca de un trabajo “decente” por decirlo de alguna manera, sin embargo teniendo en cuenta los pocos estudios que poseía no podría conseguir nada más allá de lo que había estado haciendo hasta ahora, por eso, cuando la oportunidad tocó a su puerta en forma de un vistoso panfleto que quién sabe de dónde salió, no dudó en  tomarla. Entrar a una escuela en busca de educación no era mala idea  y la verdad es que le venía bien, fue así que utilizó una de sus habilidades en el pobre al que le tocó hacerle la entrevista y sin percance alguno finalmente ingresó a la academia como uno de los tantos estudiantes de 5to año el cual está cursando actualmente como un brillante científico dedicado a la física aplicada, puesto que sí, pese a que su educación fue dada en tiempos más remotos no se puede negar su genialidad; y así es como vive hoy en día, estudiando algo que poco a poco empezó a apasionarlo de día  y por las noches, por las noches vuelve a las andanzas para realizar los más eróticos bailes con el solo fin de entretener y disfrutar de la atención de los pervertidos comensales.


Extras



  • Sufre de un ligero caso de misofobia (Temor a los gérmenes).
  • De aquel demonio  que le mantuvo a su lado no supo más y en su mente no es como si realmente hubiese existido pues no hay recuerdos de ello.
  • Aun cuando es estudiante sigue ejerciendo su  oficio como stripper, es algo que no ha podido dejar, especialmente porque además de dar mucho dinero ayuda a bajar el estrés en momentos de necesidad.
  • Fue su madre  la humana y su padre el ángel que la sedujo aun cuando esta estaba casada.
  • Su propia existencia como Nephilim le es desconocida, sabe que no es humano pero no encaja en lo absoluto con ninguno de los seres sobrenaturales con los que se ha topado y tiene conocimiento.
  • Muchas veces se ha sentido vigilado, sin embargo jamás ha conseguido  atrapar a quien le observa.
  • Pese a su apariencia este chico es bastante inteligente y es capaz de aprender con facilidad todo lo que se propone.



Anime/Manga/Juego/Novela de donde procede el personaje: Reine des fleurs

Nombre real del personaje: Leon

Preguntas y respuestas:
[Hide] ★¿Quién es pepe pecas?
Me arriesgaré a decir que es nuestro Shimoso (?)
★¿Cuándo fue la última vez que roleaste porno?
Jo pues… no sé, creo que anoche u////u
★¿Camaron, caramelo?
Caramelo siempre~
★¿Qué es lo que odias del roleplay?
Que no me tengan paciencia u3u
★¿Cómo vestirías tu patata?
De forma indecorosa… nah, la desvisto y a la olla!
[/hide]
© HARDROCK
avatar
Alexandre Benoit
alumno6
alumno6

Mensajes : 6

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ..::Alexandre's ID::..

Mensaje por Erik Wickham el Mar Jul 11, 2017 1:39 am

FICHA ACEPTADA

No olvide firmar el registro de personajes ocupados y enseguida se le dará color.

Bienvenido a Hayate School, disfrute su estadía.

_______________________ ♥ Hayate School ♥ _______________________


Hablo •#990000 - Pienso •#993333 - Actúo

Don't let yourself down, don't let yourself go.

Thankies ♡ J
avatar
Erik Wickham
superior
superior

Mensajes : 521

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.