Expediente: Paolo Renati

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Expediente: Paolo Renati

Mensaje por Paolo Renati el Miér Dic 28, 2016 10:03 pm


Hombre
Metamorfo [Cuervo]
Italiano
28 años
Ciudadano
Guardaespaldas
Homosexual
Activo
Yuu Kanda
D.Gray-man

Paolo Renati



¿Cómo se comporta?

Paolo posee un carácter complicado de tratar y por ello pocas personas son las que le rodean íntimamente, puesto que el italiano suele encargarse de mantener lejos de sí a todo quien no considere necesario o entorpezca sus labores. No le agradan las multitudes y menos si él debe interactuar con más de una persona a la vez, no porque ignore como manejar masas, sino que le estresa, aburre y enoja tener que lidiar con cosas así de problemáticas e innecesarias. Paolo es un hombre directo, no tendrá filtro para decir lo que crea pertinente y aunque sea malhumorado y con un aspecto que inspire poca confianza, no es de quienes digan mentiras o de los que prometen algo sin tener intenciones de cumplir con ello. Por lo mismo es que Paolo no promete ni jura, él solo dice, por lo que se debe creer y confiar en él cuando indica que hará tal cosa. Le agrada lo práctico y eficiente, así que desechará cualquier cosa o a cualquier persona que represente un obstáculo para su trabajo o vida personal, siendo prioritario en todo momento lo laboral.

Es muy estricto con los horarios y los métodos para realizar las diversas acciones durante su día, desde el levantarse a cierta hora y desayunar apropiadamente, hasta el tipo de vestimenta o los artículos que debe llevar por obligación consigo. Paolo no es de quienes dejan las cosas al azar, por ello busca siempre estar preparado ante cualquier adversidad que pueda surgir sin caer en lo paranoico, aún no llega a tal punto.

No se contiene con el uso de fuerza bruta. Si debe golpear a alguien lo hará, en especial si es alguien a quien Paolo odie, cosa que es sumamente fácil al saber como es él. Es agresivo e iracundo, por lo que fácilmente libera su enfado o frustración ante quien se la ocasione o a quien tenga la mala suerte de cruzarse en el peor momento con el italiano. Vengativo, no dejará que alguien de su lista negra se salga con la suya, teniendo nula consideración con la vida ajena o con el daño que una muerte pudiese causar en un entorno cercano. Ha matado a varias personas a lo largo de su vida, en su mayoría por resguardar a su líder (ataques de rivales, personas evidente o potencialmente peligrosas, entre otros encargos), mas ninguna en defensa personal.  

El honor para él es algo sumamente importante, por lo que no se humillará de formas en que su honra quede manchada o su apellido. Mantiene muy arraigadas las palabras que su madre solía decirle de niño, constantemente le imponía las costumbres japonesas con respecto al honor, al respeto, a la obediencia ante la familia a la que servía y el entregar su vida a la meta que el joven tomase. Siendo niño no comprendía, pero a sus casi treinta años sabe muy bien el peso de todas las enseñanzas de su madre, las que sumadas a las de su padre, dieron como resultado el intachable escolta y severo hombre que es en la actualidad.

Si bien no le es grato exteriorizar su sentir al sentirse vulnerable, en determinadas ocasiones lo hará, asumiendo la tristeza o la alegría que pudiese tener, siendo algo efímero en la mayoría de los casos. Paolo puede ser muy expresivo si se lo propone, notándose muy bien el enojo, la malicia, los ánimos traviesos y la excitación; en cambio, lo que menos se nota en él será la alegría, vergüenza -la cual sería solamente por hacer alguna estupidez, de lo cual no está exento-, temor.

Actualmente suele salir con quien se lo pida y sea medianamente aceptable físicamente, porque lo que más le importa al italiano es que la persona no sea ruidosa, entre más callada sea mejor para él. No le gusta relacionarse innecesariamente con quienes ve meras parejas sexuales, así que nunca invita a nadie a casa salvo que esté demasiado ebrio como para ir a otro sitio, sabiendo que a Milo no le importará mientras no se metan con él. Es más, las veces que suele llevar personas a casa procura que su jefe los vea, sea cuando los mete a su cuarto o incluso en actitudes más indecorosas. No es un exhibicionista, en lo absoluto, pero ser visto no es algo que le desagrade. Siente algo por su jefe, una fijación especial que le lleva a fantasear con él, mas su respeto para su sexualidad  al saberle heterosexual y su poder le impiden acercársele en plan romántico, por lo que se mantiene alejado de él en ese aspecto.

Disgustos:
— Odia nadar, aborrece con todo su ser el tener que sumergirse en una piscina o el mar. La idea de verse cubierto por una inmensa cantidad de agua le desespera y, aunque en ocasiones deba hacerlo, prefiere no meterse en sitios que le cubran más de 15 cm la cabeza con agua.
— Los dulces no le gustan, suele consumir poca azúcar y rara vez comerá alguna golosina. No soporta las cosas demasiado dulces y optará por lo salado sin siquiera dudarlo.
— Las personas demasiado sentimentales, especialmente quienes lloran ante un pequeño escarmiento o a la mínima pérdida.
— Que alguien se atreva a tocar su cabello.
— Ser llamado confianzudamente por personas en quien él no ha depositado confianza alguna.
— Los peces, concretamente sus ojos.
— Le desagradan las personas más altas que él, especialmente si son menores.

Gustos:
— Vestir formal, sea con frac o con kimono/yukata.
— Japón, su cultura, sus paisajes, el código de honor que se suele respetar en el país, entre muchas cosas más del mismo.
— Pasar su tiempo libre en alguna cafetería con un bello jardín.
— Las flores de loto, son para él un muy grato recuerdo.
— Las espadas. La tachi representa algo único para él, pero debe contentarse con una más pequeña ante lo práctico.
— Ser reconocido por su jefe.
— Los colores oscuros.
— La plata, es uno de los metales que más le llaman la atención.

Apariencia

Debido a su mestizaje posee características propias de los japoneses, como lo es el tono de su cabello y piel, lo ajado de sus ojos y las facciones de su rostro, teniendo por su lado italiano el porte, contextura física y rasgos mezclados. Su cabello es fino, oscuro, poseyendo un negro intenso que en ocasiones muestra un azulado poco habitual, lo cual queda muy bien con la tonalidad de sus ojos. Su cabellera es larga y lisa, de fácil manejo y un brillo saludable, esta llega a más allá de la mitad de su espalda y por lo general la lleva atada en una coleta baja. Posee un flequillo parejo que cubre su frente y parte de sus cejas.

Su mirada como ya se dijo es ajada, mas no tanto como los de su madre y antecesores, es ligero pero notorio; sus orbes son de color gris variando a un celeste opaco, viéndose más oscuro según la iluminación del lugar. Tiene pestañas cortas, pobladas, cejas largas que usualmente se arrugan en la zona central ante el normal enfado del hombre. Su rostro muestra rasgos finos sin ser femeninos pese a que en más de una ocasión le han insultado diciéndole mujer, lo cual se debía a su cabello y selección de atuendos, como las gabardinas y chaquetas largas o las ropas tradicionales que su madre le hacía vestir de infante.

Tiene una tez clara con un ligero tostado y en diferentes secciones posee cicatrices, como lo es en las muñecas y las secciones cercanas, posee unas cuantas en el torso y la más evidente la cubrió con un tatuaje, por lo que solamente se percibe al tacto. Aquel tatuaje es un símbolo 'Om' que varía en el círculo que le rodea y las líneas indefinidas que salen desde aquel circulo. Ronda el metro con ochenta y un centímetros, su peso es cercano a los setenta kilogramos, mostrando así un aspecto esbelto, teniendo una musculatura bien trabajada ante las exigencias de su vida y trabajo, por lo que pese a ser delgado no es escuálido ni se ve débil, sino todo lo contrario.

Su forma de cuerno no es diferente a la de los cuernos normales, mantiene un tono y tamaño semejante, físicamente no hay diferencia. En cuanto a su aspecto humano con rasgos animales, solo puede sacar un par de alas que mantienen un tamaño proporcional al de su forma humana, con una envergadura aproximada de tres metros, para que de esa forma sean funcionales y no mero adorno.
Historia

Su madre fue japonesa y su padre italiano, matrimonio que se asentó en Sicilia, por lo que el primogénito creció en Italia adoptando su cultura e idioma teniendo una fuerte influencia por el lado de su madre. La mezcla de costumbres le tornó las cosas difíciles al moreno, pero gracias a la personalidad de Paolo y a su capacidad de aprendizaje, pudo con lo que se le impuso, aprendiendo a temprana edad el japonés de forma tal en que parecía haber nacido en Japón. La familia vivió durante muchos años en esa zona y al cumplir Paolo los nueve años, se mudaron a la zona central de Italia para allí quedarse definitivamente. El motivo que llevó a la familia Renati a tal cambio fue la promesa de Adamo, el padre, para aliarse a la familia Caruso. Desde ese entonces se ofreció a Paolo como compañero a Milo y Sophia, teniendo en el fondo otro motivo, uno que se reveló meses después de que Paolo se amistara con los mellizos.

Una gran deuda por parte de Adamo estaba pendiente, así que como pago prometió trabajar para los Caruso lo que le restara de vida e incluso entregó a su hijo, quien sabiendo que de no ser así su madre correría peligro, accedió al futuro que su padre le designó. Para Paolo el servir a otro no resultaba atractivo, mas como conocía ya a Milo y a Sophia, creyó que sería más sencillo el cargo por verlos como amigos a quienes proteger, puesto que ese sería el trabajo del joven Renati, el protegerles a costa de su propia vida. De allí en más vino un severo entrenamiento a mano de los empleados de la mafia, quienes no tuvieron reparo alguno al tratar con un niño. Fue duro, pero Paolo pudo con ello durante todos los años en que se le consideró un niño. Su trato para con los hermanos pasó de una amistad cordial a un respeto absoluto, no solo por ser de quienes dependía la estabilidad de su familia, sino que ambos por aquel entonces forjaron una imagen idílica en Paolo que desgraciadamente no se mantiene del todo en la actualidad.

Paolo por su parte se fue fijando demasiado en Milo a diferencia de Sophia, ambos eran idéntidos, pero una cosa les diferenciaba al ser mellizos y eso era su género. Comprendió prontamente que esa fijación no era admiración, no era envidia, era un interés del tipo romántico y eso le llevó a la conclusión obvia. Paolo era gay y eso le generó varios conflictos cuando decidió contárselo a sus padres, quienes reaccionaron negativamente y le forzaron a mantenerlo en secreto. Paolo accedió y solo por sus padres trató de involucrarse con alguna mujer, lo cual no se le dificultó por el ambiente donde se codeaba, pero ninguna le duró lo suficiente como para tomarlo como relación y con el tiempo simplemente dejó de intentar. Definitivamente no le interesaban las mujeres, sino los hombres. Se centró en su trabajo, el cual se tornó oficial, siendo el escolta personal de Milo y ya no de ambos, lo cual se le hizo extraño en un principio pero él no era nadie como para preguntar motivos.

Sus años junto a Milo le forjaron como alguien más atento, más frío e incluso menos abierto a otros, por lo cual no solía compartir demasiadas cosas personales con su amigo y empleador. Estuvo en aprietos reiteradas veces, algunas ocasiones por culpa del propio Milo, lo cual constantemente se lo recriminaba en una mazcla de regaño y petición, porque Paolo aun respetándolo no se quedaría callado ante las tonterías que su jefe podría llegar a hacer. Tiempo después las cosas fueron complicándose, especialmente con lo referente a Sophia. A los veinte años de Paolo, sucedió algo que cambiaría la vida de Milo y por consiguiente la de Paolo. Sophia sería tratada como una prostituta más, lo cual no era de extrañar en esa familia con un prestigioso negocio entorno a la venta de personas, pero si fue sorpresivo que la hija que tomó por propia fuese ofertada sin más. Paolo sintió desprecio por el padre de Milo, llegó a pensar que podría serle arrebatado él también, puesto que aún siendo fuerte e imponente, bastaba una droga potente y cualquiera caería rendido sin saber más de sí.

Acompañó en todo momento a su jefe, siendo cómplice del parricipio efectuado, le ayudó a ocultar toda posible evidencia que inculpase a Milo y guardó en lo más hondo de su ser tal pecado. Paolo solo le hizo una pregunta a Milo referente al homicidio, aquella fue '¿Por qué la dejaste vivir?', mas no tuvo la respuesta que esperó y eso le enfadó. Una simple mirada fue necesaria para que Paolo no volviese a preguntar sobre ella y con el pasar de los años, entendió medianamente bien el porqué. Tras la muerte del líder se le dio el poder a Milo, quien lo tomó sin problemas pese a los rumores sobre la muerte de su padre, mas nadie se quejó abiertamente del asunto. Paolo se quedó junto a su jefe quien decidió cambiar de país, por lo que el moreno no dudó en acompañarle luego de despedirse de sus padres.

El viaje a Maine, Estados Unidos, fue un gran paso para Paolo, puesto que un ajuste de cuentas en Italia acabó con la vida de varios de sus camaradas, lamentando solamente una muerte y fue la de su madre. No pudo verla morir, no pudo defenderla y lo único que supo fue que Adamo estuvo con ella en sus últimos momentos, relatando posteriormente lo que sucedió. Ante eso Paolo sintió su primer arrepentimiento, uno que persiste tras el tiempo que lleva en el país, ya que no fue al funeral de su madre ni regresó a Italia, todo porque Adamo no lo informó adecuadamente en su momento al saber que su hijo regresaría a verla dejando a Milo solo.

Actualmente sigue siendo el guardaespaldas de Milo, vive en Diamond City junto a su jefe y a su hermana, ante el cambio de aire que solicitó el propio Milo luego de ir de ciudad en ciudad. Paolo procura tener vigiladas a las mujeres con las que el menor se acuesta, en parte por celos y parte por ser su oficio el resguardarle de zorras cazafortunas, espías de bandos rivales o de posibles ETS. Él por su lado aprovechó el cambio para tener mayor libertad con su preferencia sexual, consiguiendo encontrar sitios apropiados a donde ir a buscar a alguien para el rato.

Poderes

— Transformación:
Puede cambiar su aspecto para mostrarse como un cuervo (70 cm de largo, peso aproximado de  2kg.), un humano o un humano con alas.
— Vuelo.
Al sacar sus alas en su forma humana, tiene la capacidad de emplearlas para volar.
— Intuición.
Tiene una alta capacidad de intuición, lo que le permite resolver diferentes problemas sin una base de aprendizaje previa, sino un razonamiento sencillo y casi inmediato. Esto le dota de la habilidad natural de desenvolverse bien en situaciones donde no controle la información o cuando enfrenta diferentes problemáticas. Básicamente es tener un muy bien instinto natural.

Debilidades

— Mortalidad.
Al estar en una forma animal, es mucho más propenso a ser cazado o dañado debido a su menor tamaño, por lo que el cambiar a su forma de cuervo completa le deja en desventaja si se le compara con su forma humana.
— Descanso.
Tras volar determinada cantidad de tiempo/post, debe reposar la mitad de ese tiempo antes de volver a volar, ya que si no recarga sus energías sería lo mismo que correr sin
— Su intuición no es absoluta ni acierta al cien por ciento, en ocasiones se equivoca, especialmente al tratarse de cosas que requieren análisis complejo y no una acción inmediata.

Extras

— Sus rasgos son una mezcla entre los italianos y los japoneses, pero si se le tuviese que catalogar dentro de una de las dos, seguramente dirían que es japonés al tener mayor parecido con su madre que con su padre.
— Adquirió una espada como herencia de la familia materna, esta se llama Mugen, siendo el único legado tangible que recibió de su fallecida madre.
— Desde que conoció a Milo, cree que es el prototipo de hombre perfecto, al menos físicamente.
— Si fuera por él habría asesinado a Sophia, la hermana de Milo.


por DV para HS

Spoiler:




Spoiler:

avatar
Paolo Renati
ciudadano
ciudadano

Mensajes : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Expediente: Paolo Renati

Mensaje por Shima Hamada el Dom Ene 01, 2017 6:32 am


P.D: Feliz año nuevo~

_______________________ ♥ Hayate School ♥ _______________________


♪♫I'm Sexy and i know it♫♪
avatar
Shima Hamada
superior
superior

Mensajes : 352

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.