Hektor Liebrecht | ID.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hektor Liebrecht | ID.

Mensaje por Hektor Liebrecht el Mar Dic 20, 2016 3:48 pm


HEAR ME ROAR

cause i am a lion and you are dead

Nombre: Hektor (Doflamingo) Liebrecht.
Apodo: León o El Profesional.
Raza: cambiaformas, puede transformarse en dicho animal,
un león albino de proporciones considerables.
Edad: treinta y cinco años.
Nacionalidad: francesa.
Ocupación: ninguna, es decir, no tiene "trabajo".


— FÍSICO.


Hay quienes disfrutan más cuidando su cuerpo que otros, Hektor lleva un control exhaustivo sobre el mismo, pues lo entrena para combatir día a día. Podemos decir sin dar lugar a dudas que es un hombre musculoso, pese a no caer en un término excesivo de ésto, y por ende, que se "cuida" de algún modo. Tiene unas proporciones asimétricas, que bueno, no son las del tan aclamado Hombre de Vitruvio, pero por la anchura de sus hombros, el largo de sus extremidades y el tamaño de las mismas, se aproximan. Dispone de una anatomía en conjunto envidiable, y así lo sabe, fardando de ella. Siendo esto una curiosidad de más, su piel es muy sensible y adopta tonos rojizos ante golpes, frío o calor en exceso, es un proceso que sucede enseguida si se ve expuesto a estos tres factores. Normalmente sus hombros tienen un color melocotón porque está exhibido a rayos de sol en demasía, y sus mejillas se tornan un tono más carmesí de lo habitual, mejorando el aspecto saludable que ya posee.

Pasando a su rostro, los ojos son hipnóticos, sus pupilas son de un cenizo que absorbe, y sus iris azules dependiendo de cómo se los mire también podrán parecer grisáceos, formando diversas manchas de distintas tonalidades más o menos oscuras una paleta perfecta. Nació con un cabello platino, que fue aumentando en tonalidad conforme creció hasta llegar al rubio miel que ahora tiene, contrasta con su dermis, morena por los dichosos días de playa. A su vez, es visible el cabello de la nuca más corto, y lo mismo sucede en los lados. Casi no se nota la diferencia de largo, porque jamás fue de dejarse crecer el pelo; Tiene una mandíbula remarcada y es de facciones afiladas, retadoras, en ocasiones, por esa sonrisa, cuyo único objetivo parece querer hacer tu vida imposible, causa molestia en muchos.

Un piercing en su oreja diestra resalta por ser la única marca realizada en su cuerpo adrede, es de oro puro y fue un regalo que le hicieron una vez venció uno de los combates más importantes de su vida. Luego, están las marcas contra su voluntad, las de las peleas clandestinas, a veces no es complicado verle con moretones por todas partes, incluso en la cara. Se ha roto la nariz reiteradas ocasiones, ya lo tiene asumido. Sus formas de vestir son de lo más despreocupadas y frescas, no tiene que rendir cuentas a nadie y por tanto carece de modestia o modales, le da francamente igual, aunque lleva un aseo personal riguroso y no dará pie a que insinues que tiene mal olor.


imágenes:
Forma humana.

Estatura: dos metros cinco centímetros (a ver quién es el listo que insulta a este gigante).
Transformación.

Físico de un león normal: 120 cm // 130 - 300 kg.
Hektor transformado: 170 cm // 200 - 370 kg.



¿Uke, Suke o Seme? Suke con claras tendencias masoquistas, le gusta que le dominen de cualquier modo, pero ésto no indica que tenga una posición definida, es un versátil en toda regla.


— PERSONALIDAD.


Quien intenta domar a Hektor se corrompe, quien intenta ayudarle se quema, pero, ¿sabes un secreto? Las personas quemadas adoran el fuego, y este león posee una personalidad suficientemente atrayente como para que desees estar jugando con fuego sin medir las consecuencias toda tu vida. El tipo es un consentido de primera, le criaron así, y se sigue creyendo como tal, el ombligo del mundo, sin embargo, no es una característica que destaque mucho en él hasta que no lo conoces con suficiencia, al principio solo verás al clásico personaje burlón, que con su mirada descarada parece poder hacerte cualquier cosa, y que mediante su lenguaje corporal denota infantilismo de cuidado.

Sabe cómo hablar, manipular y hacer ver un escenario irreal, siendo capaz de convencerte de que lo que él está diciendo es la pura verdad, digamos que el don del habla lo ha conseguido por arduos años de crianza en las estirpes de las casas más ricas del mundo, como lo es la familia Liebrecht. No obstante, sus dotes manipuladoras jamás fueron de su especial agrado, la perversión de la que ha sido dotado, en cambio... las cosas siempre tienen un doble sentido para él, y es alguien muy específico, tajante incluso, dice las cosas tal cual las quiere y si no se las dan así, persuadirá hasta conseguirlas de tal modo. Cree que las cosas vuelven a su rumbo, y molesta que gran parte del tiempo tenga razón en casi todo, porque es alguien inteligente y sabe predecir bien el futuro, aunque no siempre con exactitud.

Dadas las etapas finales de su adolescencia, ha crecido desde entonces con una falta de cariño y una agresividad contenida hacia el mundo de gran tamaño, por eso se desquita con las peleas o enfrentamientos. Al mismo tiempo, rehuye de todo sinónimo de amor, y por su forma distorsionada de ver la vida, hace del sentimiento algo destructivo, lo corrompe. No cree en la moral de las personas y le gusta ir a contracorriente, ignorando la opinión popular. Quizás lo haga para llamar la atención de su entorno, cosa que ama con descaro y siempre procura hacer. Ser el centro de atención, en parte, alimenta una faceta narcisista que siempre tuvo desde que sus padres le enseñaron la superioridad con la que nació, ésta debe ser respetada, y cuidado del que no lo haga, puede acabar en situaciones penosas; También, por cómo demostró el amor incestuoso hacia su hermano, deducimos que es un ser celoso y muy protector con lo suyo, tú no puedes acercarte a lo que le pertenece o te romperá los huesos, así de sencillo.



— GUSTOS.


  • Tiene un complejo de diva, lo admita o no, así que el tipo de música de Beyoncé, P!nk y demás, le entusiasma. Por otra parte, la música flamenca, característica de España, también es de su agrado.
  • Sabe que su hermano solía gustarle, quizás al grado de convertirse en una obsesión enfermiza, puesto que sería capaz de matar por él con tal de tenerle solo para sí.
  • El sexo abusivo. No soporta la delicadeza, aunque tiene que ver con que tampoco la ha experimentado en exceso. Por ende, el BDSM y todo lo comprendido en cero cariño.
  • El calor. Digan lo que digan en Diamond City hace frío gran parte del tiempo, y Hektor es de sangre caliente. Por suerte, genera un calor corporal considerable, y si ve el frío extremo se transforma en león para que su pelaje le proteja del helor. Siempre estará buscando las playas, el agua ardiendo, los amantes cálidos y las calefacciones.
  • Todo tipo de postres, si por él fuera se alimentaría de chocolates y pastelillos de frutas. Su nula capacidad como cocinero influye en su dieta, inequivocamente, malsana.
  • Pelear, es decir, le gusta sacar a relucir su agresividad durante las peleas callejeras, y ya que pocos logran tener un nivel decente o superior al suyo, juega con ellos todo el rato, lo cual le entretiene aún más.
  • La gente, así, en general. Siendo capaz de demostrar actitudes autistas, que no te engañe el hecho, le gusta joder a todos los hombrecitos y mujercillas que se encuentra por ahí, para fastidiar, él es el primero.
  • En su forma animal, admite gustar de que le rasquen tras las orejas, y en la humana las caricias o jugueteos con su cabello dan lugar a diversión.



— DISGUSTOS.


  • Leer, lo odia. Desde pequeño, sus padres querían que correspondiera a los perfectos estándares de un niño rico de la época, así que le obligaban a estar en la biblioteca de la mansión por horas, leyendo constituciones, decretos y testamentos que para alguien de su edad eran mortales.
  • Perder. Aunque se le ha visto dejarse vencer por un jovencito durante una de sus peleas, el nombre del chico es desconocido, pero pareció ser una de las escasas personas capaces de hacer entrar en razón al testarudo flamenco.
  •  Las drogas, por la etapa en la que se volvió adicto a la metanfetamina, sabe de lo perjudiciales que son, y no las consume, a excepción del alcohol, a veces en un buen vino o whisky.
  • Sigue odiando a su padre, y la mitad de los malos rollos en su vida se deben a cuánto detesta su figura paternal, decisiones y, en sí, cada ínfima parte del patriarca.
  •  Esos modales, moral corrompida occidental, la basura de ser estricto. Hektor es alguien muy libertino y características opuestas a ésto chocan con él.
  • Las leyes. Joder, están hechas para romperse.
  • Olvidar lo que quiere recordar y recordar lo que quiere olvidar, pero es inevitable en todos nosotros.
  • Odia la infidelidad o las traiciones, las ha sufrido tanto a lo largo de su vida que reacciona de la peor de las formas al sentirlas cerca o sospecharlas.



— HAB&DEB.


-- Sí, puede transformarse en un enorme león albino, pero no deja de ser un león más, y aunque vaya adherido a su raza, un león es débil a lo mismo que todos los leones, ¿cierto? Habrá otros más poderosos que él y sencillamente el hecho de poseer un arma de fuego podría hacerte matar a este gran mamífero.

-- Puede comunicarse con los animales, ordenar a éstos que hagan cosas por él. Sin embargo, se mantiene con ellos la misma relación que persona entre persona, ergo los animales pueden querer o no responder o ayudar a Hektor. En esencia, tiene más facilidad con los reptiles, canes y felinos, frente a las aves, herbívoros y cualquier animal de ecosistemas acuáticos.

-- Posee fuerza, agilidad, velocidad y percepción de su entorno superior a la común, viene de serie con su raza, pero es algo que debe ser entrenado con constancia o como cualquier habilidad se perderá con el tiempo. Como debilidad, podemos decir que si emplea en exceso éstas características acabará agotado.



— HISTORIA.


Doflamingo, nombre real del primer varón y primogénito de la familia Liebrecht.
¿Son verdaderos los rumores? ¿El hijo mayor mató a su padre en un arrebato de ira?
¿Es verdad que la familia se vio en la ruina económica y por ello su desaparición?
¿Qué ha sido del hermano del joven Doflamingo?


No podía evitar querer más y más de su hermano menor, ansiaba marcarle, hacerlo suyo por completo, pero, ¿alguna vez fue su amor correspondido? En el ámbito amoroso no, si bien su hermanito pequeño le quiso, se trataba de un amor agape, en ningún momento romántico, no el enfermizo procesar del mayor hacia él. Doflamingo jamás asimiló aquello, y le llevó a cometer verdaderas locuras en el nombre de, eso, un sentimiento tan estúpido como "amor".

Nacería durante la tormenta de granizo más sonada los últimos años en el sur de los países celtas, un doce de Febrero en la mansión de Bayonne que poseían los Liebrecht en Francia, hogar donde residían en las vacaciones de verano. Al haber sido prematuro, los padres daban por perdida la esperanza, e incluso los doctores incentivaron dicha desesperación cuando les dijeron que el niño moriría a las pocas semanas, ya les estaban dando a elegir la tumba. Contra cualquier pronóstico, Doflamingo sobrevivió no solo semanas, sino que años y años, hasta la actualidad.

La familia del pequeño rubio, era un clan cerrado de la clase alta actual, poseían montañas de billetes, y carecían de preocupaciones o responsabilidades, el dinero les hacía todo. Querían que su hijo mayor, el heredero de la fortuna, aprendiera lo necesario para guiar los negocios, se hiciera un hombre carismático y de gran influencia por toda Europa, así que hasta los seis años, la vida del cachorro se resumiría a pilas de libros. Seis primaveras más tarde, nació su hermano pequeño, Eames Liebrecht o "Corazón"... al principio, Doffy odiaba sin limitaciones a ese crío, acostumbrado al cariño y mimos de padre y madre, tener que compartir la atención sonaba degradante.

Desde pequeños, le gustaba hacerle llorar, molestar a su hermanito, pero esto cambió a medida que crecieron. Ambos, fueron inscritos al a edad de doce y seis años en un internado, donde Doflamingo desarrolló la repulsión por todo aquel que pusiera un dedo sobre Corazón. Como su hermano era, de aquella, un chico con personalidad débil, le tocó al mayor hacerse cargo y protegerlo. Esos años que estuvieron aprendiendo más para enriquecer a su familia, fueron los más pacíficos en la futura vida de los cambiaforma.

La mala decisión del padre, Joann Liebrecht, llevó a bancarrota a su familia, se mezclaron problemas relacionados con la mafia y que el patriarca tenía una moral demasiado elevada. Quiso aparentar que nada pasaba frente a sus hijos, que dejaban esa vida de lujos porque así lo eligió él, puesto que debían ser más humildes y aprender de igualdad. ¿Y cómo dos niños criados a base de lujos y egolatría aprenderían ésto? Al parecer fue sencillo, a Corazón no le costó, sin embargo, Doflamingo, por su parte, no entendía las decisiones de su padre.

Esa situación familiar empeoraría una vez la madre de los niños contrajera una enfermedad debido a las malas condiciones en las que vivían, la pobreza extrema llevaba a los leones a vivir en un barrio de mala calidad, donde rebuscar en la basura y recibir palizas de otros niños era el día a día. El siete de Julio, teniendo Doflamingo dieciséis años, la mujer falleció, su madre, a quien consideraba la cúspide de la perfección y única guía le dejó solo. El chico no se fiaba de las decisiones que su padre pudiera tomar, le había dejado clara su inutilidad en esos ámbitos.

Toda la pobreza y dolor continuaron hasta que, un día, Doflamingo decidió ponerles fin, ¿cómo? Haciendo las paces con la mafia. Mató a su padre y llevó su cabeza al líder mafioso de turno, ignorando los llantos de Corazón. De ahí en adelante, los bajos cargos de la mafia comenzaron a persuadir al león albino, le llevaron por derroteros horribles, y acabaron por separarle de su hermano pequeño a la edad de veinte años, tomaron caminos quizás opuestos.

Sin embargo, el rubio duraría poco tiempo en ese camino de corrupto, puesto que una vez desaparecido su hermano perdió lo poco que le hacía seguir con vida, y se echó a perder metiéndose en las drogas, con las cuales había comenzado a traficar. La mafia vio que un drogadicto no le podía ser de utilidad, que le faltaba profesionalidad, así que lo desecharon, y le hicieron volver a la miseria, ésta vez, solo.

Rondando los veinticuatro años, le llegó una carta, hablaba de herencias por parte de integrantes lejanos de la familia Liebrecht, tíos maternos. Doflamingo no dudó en aceptar el dinero y salir de la basura donde se encontraba, pero no solo ésto, sino que decidió cambiar los rumbos de su vida, que ya era suficiente y como más importante, que encontraría a su hermano, sabía que lo necesitaba en su vida, al no estar él incluso le costaba respirar.

Y, ¿os hacéis una idea de dónde escuchó el más reciente paradero del menor? En Diamond City, Estados Unidos. Así pues, ni corto ni perezoso, el enorme felino se desplazó hasta la ciudad, y desde hace diez años espera paciente al momento preciso en el que Corazón vuelva a sus garras, sabe perfectamente que no le quedará más remedio y acabará cediendo, aún con los traumas, ese amor también fue recíproco.

Como después de morir su padre perdió todo decoro y atisbo de humanidad, en la actualidad se volvió a juntar con las mafias de la ciudad, lo cual le llevó a participar en peleas callejeras y clandestinas a menor o mayor escala, de ésto gana el dinero y vive. ¡Incluso tiene fans!



— EXTRAS.


➝ A él se dirigen como "León", "Profesional" o "Hektor", nadie o pocos saben de "Doflamingo".
➝ El recuerdo que conserva de Francia son unas gafas moradas, que guarda y usa siempre que se le presenta ocasión.
➝ Dada su perfecta enseñanza en los países galos, podría ser el profesor de francés ideal de Hayate School, no obstante, el comportamiendo del rubio deja que desear, y tampoco se siente convencido para tomar la iniciativa. Asimismo, posee cultura general rica.
➝ Con el dinero heredado de sus padres compró un loft céntrico, sin embargo, lo ha gastado todo y debe trabajar para ganarse el sustento. Cuando las peleas callejeras no van bien, recurre a otros empleos fáciles o a relacionarse con la mafia.
➝ Los múltiples contactos de Hektor, le hacen ser el luchador favorito de una de las familias mafiosas más importantes de Diamond City.
➝ Tiene un canario amarillo de nombre "Tweety" de escasos nueve meses, está ansioso por enseñarle a silbar la intro de Juego de Tronos.
➝ A todo esto, una de las peores inversiones del rubio fue comprar un televisor gigantesco de plasma, ahí ve sobretodo lucha libre o boxeo.
➝ Al ser bueno en los deportes, ejerce otros, entre los cuales destacan: natación, fútbol o ciclismo. Podría codearse junto a los deportistas de élite en la ciudad, pero opta por pasar desapercibido o hacer alarde de sus dotes lo necesario, contrariando esa personalidad narcisista que tan desarrollada tiene.
➝ Se empezó a llamar Hektor pues odia los recuerdos que conlleva su otro nombre, además, es en honor a un compañero de fatigas fallecido en una pelea.



Anime/Manga/Juego/Novela de donde procede el personaje: One Piece.
Nombre real del personaje: Donquixote Doflamingo.


Hektor Liebrecht
ciudadano
ciudadano

Mensajes : 16

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hektor Liebrecht | ID.

Mensaje por Erik Wickham el Miér Dic 21, 2016 5:29 pm

FICHA ACEPTADA

No olvide firmar el registro de personajes ocupados y enseguida se le dará color.

Bienvenido a Hayate School, disfrute su estadía.

_______________________ ♥ Hayate School ♥ _______________________


Hablo •#990000 - Pienso •#993333 - Actúo

Don't let yourself down, don't let yourself go.

Erik Wickham
superior
superior

Mensajes : 384

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.