[Ficha] Roman Pavlov

Ir abajo

[Ficha] Roman Pavlov

Mensaje por Roman Pavlov el Sáb Oct 29, 2016 8:39 am

Roman Pavlov
23 años
Ciudadano.
Humano
Sin relativos
Stripper
Uke
Descripción física
Roman aparenta a lo máximo diecinueve o incluso veinte años a pesar de tener ya veintrés y muy cerca de los veinticuatro. Es bajito y de complexión delgada, midiendo 1,60 y pesando 55kg.
Su color de piel es difícil de distinguir tras los focos, las distintas luces que colorean su cuerpo por la noche, pero es un color pálido sano.
Tiene el pelo azabache, completamente oscuro, dividido en medio y corto. Suele dejar caer más flequillo en su ojo izquierdo antes que el derecho, pero realmente depende de su humor y de su trabajo.
Sus ojos son de un color grisáceo, aunque de nuevo, muy poca gente se fija en ellos con la oscuridad y las máscaras que puede llegar a vestir en una noche. Parece que siempre está cabreado o asqueado con el mundo por la forma de sus cejas, pero todo se debe a que es su expresión natural apática. Muchos dicen que sin embargo cuando sube a la barra tiene una expresión triste; su cara no es muy expresiva de por sí.
Tiene varios tatuajes por toda su piel: dos alas que nacen en la mitad de su espalda superior y que ascienden hasta sus hombros para después seguir por estos y caer por sus brazos hasta sus codos. Es un diseño intrincado y que llevó mucho tiempo; se siente orgulloso de ellas aunque no puede presumir en el club. Tiene un sol en la parte diestra de su cuello, y si uno se acerca lo suficiente puede ver varias marcas en cada punta de los rayos causadas por cigarros, como si alguien los hubiese apagado en su piel. Por debajo del codo, tiene una especie de correa negra en la que al pasar los dedos se nota una cicatriz honda y fea, desigualada. En la muñeca de su mano izquierda tiene un triángulo al que exenta de explicaciones. En su mano podemos encontrar una correa muy parecida a la que tiene en el brazo diestro en sus dedos pulgar y corazón; más marcas de fuego se ven. Luego en su anular tiene tatuado una estrella negra.
Tiende a tener las uñas pintadas de negro y lleva numerosos piercings en su oreja. Su mano derecha se suele ver vestida con múltiples anillos. Para vestir en su trabajo suelen ordenarle que se ponga lo mínimo; suele actuar con muchas correas y sobre todo tiene que cubrirse cada tatuaje de su piel en los espectáculos que da en la barra. Los que son imposibles de esconder termina poniendo maquillaje en ellos.
Su manera de vestir en el día suele ser simple, con ropa muy holgada pero siempre pantalones rotos y ajustados. Le gusta ponerse pendientes además de toda la colección que tiene en su oreja.
PERSONALIDAD
Roman es cuanto menos un chico difícil fuera del club de striptease donde trabaja. No suele coger favoritos, pero eso es porque es porque tiene una vena extremadamente celosa y posesiva con cualquiera que capta su atención. Ha llegado al punto de estar al borde de cometer crímenes pasionales. De ahí que evite fijarse en sus clientes, en los hombres.
Las mujeres le repugnan, a pesar de que muchas se suelen acercar en la calle para saber su nombre, o si es modelo o cantante por su aspecto. No es misoginia, las respeta y no siente la necesidad de pegarlas o machacarlas, pero simplemente le asquean desde niño. Quizá se deba a a su infancia.
Puede ser realmente hablador y encantador si se lo propone, pero siempre tendrá un segundo motivo, promiscuo y con ansias de dinero. Su objetivo es salir de la ruina en la que se mete él mismo, mejorar su posición monetaria y librarse de sus padres para siempre, quienes le extorsionan con chantajes emocionales varios y a los que realmente no les puede negar la suma que les pide.
Está agobiado, no esperes compresión de su parte. Hay que aclarar que Roman no da favores sexuales, pero mucha gente pide una "cita" con él por las noches para que simplemente se siente en su regazo y que ellos le cuenten sus problemas, a lo que Roman asiente e intenta dar una solución; es demasiado empático para su propio bien, de ahí que la gente sociópata y manipuladora pueda aprovecharse rápidamente de él. Tiene prohibido acostarse con gente en el lugar donde trabaja; fuera puede hacer lo que le da la gana.
Se enamora de la gente con expresiones tristes, rota, y decaída. Puede darle amor unas noches, pero se alejará rápidamente por la velocidad en la que puede amar a una persona. Es cariñoso, y amable con muy poca gente, por el miedo a pegarse a alguien una vez más.
Tiene una obsesión con su espacio personal, vital: Si no te invita, no entres. Retrocede enseguida, no deja que nadie le toque sin su permiso. Debido a una pequeña mutación genética que tiene hereditaria y las palizas que recibió de pequeño su sistema nervioso no es igual a la media, pero nota cuando no quiere que le toquen y se aparta como si le tocasen con fuego.
Roman no sabe querer a medias u odiar a una persona mitad sí, mitad no: Solo hay extremos.
Su autoestima anda siempre baja a pesar de los cumplidos que recibe. Siempre cree que hay algo roto en él, que no funciona por su defecto en el sistema nervioso, pero no puede llorar, no sabe porqué.
Si quieres romper su orgullo, sin embargo, te va a costar muchísimo: No pide perdón, no se disculpa en general; entre toda la m¡3rd@ de la clase baja sabe que es de lo mejor, y por ello nunca se deja pisotear. Después de tanto machaque, puede que su estado mental sea flojo, pero nunca jamás se inclinará por nadie.
No le gusta estar solo en su casa, y por ello muchas veces prefiere colgarse falsamente del bolsillo de uno de los visitantes de su club para alejarse del barrio en el que vive.
Fuma muchísimo, sin embargo casi ni bebe, y es un yonki de los mordiscos, es un fetichismo suyo. No siempre los encuentra, pero le encantan los vampiros, lobos y criaturas que le pueden destrozar en segundos. Les ha perdido miedo con el tiempo; nadie le aterra más que él mismo y su pasado.
Sufre problemas de control de ira en los que pierde completamente la cabeza y destroza todo lo que tiene por delante sin pensarlo dos veces. No le importa quién se lleve o deje de llevar por delante.
HISTORIA
La historia tiene lugar en Francia, en uno de sus muchos suburbios. Roman es el producto de un embarazo no deseado, algo que ninguno de sus progenitores tarda en hacerle saber. Ambos alcohólicos, su madre fue la única que pareció quererle de pequeño. El ambiente en el que se desarrolló no fue ni de lejos uno tranquilo o estructurado. Solía gritarles lo bien que los padres de otros niños cuidaban a sus hijos, y con ello ganaba en vez de compresión ser el cenicero de ambos. Muchas de las marcas que posee hoy en día, en su mayoría su cuello, están hechas por ellos.
Destacó en el colegio y a principios del instituto; debido sin embargo a la indiferencia de sus padres, y un cruel evento entre su padre y su querido profesor que quería brindarle una vida mejor, le pareció más fácil tirarlo todo por la borda. La casa no le pareció acogedora nunca más, y tras ese incidente fue una de las primeras capas que el sensible joven prodigio como escritor puso como barrera. Es digno de mencionar que el tan querido hombre que quiso ofrecerle algo mejor, le comparó con el mismísimo Rimbaud por la sensibilidad dotada en su infancia. Fue algo que nunca volvió a sacar.
Hasta el momento la familia Pavlov había recibido ayuda por parte de familiares, pero recibieron un corte temporal al enterarse de que gran parte del dinero destinado terminaba en botellas y latas de cerveza, cuando debían invertir en Roman; tales cosas como la educación del pequeño con las recomendaciones que obtenía era algo casi vital. Su padre, en especial, no pareció tomárselo bien: Por lo que asumiendo que toda la culpa recaía más en su existencia, no dudó en hacer de su vida un infierno. Se convirtió en rara la noche en la que no durmiese con la puerta atrancando el pomo de su habitación pequeña, o en la que durmiese en una cama ajena. Cualquier excusa era buena para provocar al adolescente rebelde de trece, catorce y quince años de Roman. Las veces que acabase en el suelo, con la cara cruzada, pateado o usado como cenicero no importaban. Lo importante era ver sus pequeñas marcas de guerra en su rostro, cuello y pecho. Gradualmente aumentó la intensidad de cada golpe.
"No sabes por lo que tu padre está pasando, eres un crío. No haces más que dificultar nuestra existencia con tus caprichos, tus libros y tu m@ld¡t* uniforme, Ro. Deberías haber comprendido ya que no nos es fácil cuidar de ti, sobre todo cuando eres tan insoportable y tienes un carácter tan difícil.". Las primeras noches al escuchar esto también había llorado, pero con sus quince cumplidos ya era casi inmune. "¿Desde cuándo tirarse a mujeres ricas y más guapas que tú es una experiencia tan traumática?". Ambos se rompían esas noches, y su madre, en efecto, no era por otra cosa que por estar tan enamorada de un hombre así de destructor e infiel. En su infancia Roman comprendió muchas cosas, pero en especial lo que era el amor incondicional.

Era un sentimiento que no captaba del todo cuando sus profesores hablaban de amores que paraban el mundo, o cuando Verlaine, desesperado por eso que destruía a personas y detenía el tiempo, se enteró que disparó a su amante, Rimbaud.

Salió finalmente de esa prisión con dieciséis años: Ambos, su padre y él se pegaron cruelmente en el salón de su casa después de que Roman llegase cansado y harto del instituto; lo veía como una pérdida de tiempo, sabiendo por las miradas de sus compañeros que nunca llegaría a nada. Pero el desprecio de su padre, la continua insinuación de que cada día tenía más pluma y la forma en la que le quemó el brazo casualmente fue la gota que colmó el vaso.
Lo atacó, mordió, araño y usó cada objeto de la casa para pegarle y defenderse. Explotó toda su rabia en un día, dejándole contra el suelo del salón sangrando y gruñendo sonidos ininteligibles. Cogió una mochila, metió todo el dinero que encontró en su casa y salió para no volver.
Un año más tarde se encontraba en sus primeros clubes nocturnos, haciendo de camarero o bartender. Debido a su belleza cada día más intensa, pero la fealdad de sus cicatrices, empezó a hacer shows pequeños por sugerencia del manager del lugar. Enseñaba poca piel, le ponían detrás de los profesionales, pero ganaba un poco más. Le iba bien, podía vivir en segunda fila el resto de su vida.
Hasta que él apareció y le acogió bajo su ala.
Fue amor a primera vista, una obra de arte que se había escapado del museo, según sus palabras. Roman nunca entendió la fijación por él; el hombre estaba casado, con hijos, pero aún así iba cada noche para verle bailar entre luces de varios colores que camuflaban sus ojos plata.
Le pagó sus tatuajes para cubrir cada rastro de su piel, y esa noche perdió su virginidad con el hombre. Cada movimiento, cada vez que flota en la barra y cada giro sabe que se lo debe al hombre rubio alemán que una vez le tuvo en sus brazos no quiso abandonarlo.
Pero la familia era más importante para él, y se obligó a desenamorarse. Despechado, después de esa época gloriosa bajo los focos, querido y mimado como ningún stripper antes lo ha sido, abandonó la ciudad, dedicándose a viajar por varios lugares de Europa. El sexo seguía siendo sexo, independientemente de la localización. Cualquier dolor o arrepentimiento por aquel hombre, se quedó en aquella ciudad cuyo nombre se niega a recordar. Descubrir mundo, no siempre en las mejores situaciones, fue algo estimulante para Roman. Sin embargo no ha vuelto a pisar Francia en todo su recorrido, a pesar de haber estado tentado numerosas veces; porque aunque odie a su padre aún, recuerde las marcas y haya sufrido tales pullas de su madre por teléfono, es el único que siempre tiene a mano, ella a sus ojos sigue siendo una víctima. A cualquier cosa que ella diga, Roman intentará lo posible por cumplirlo.
Tras dicho hombre hubo más; pero todos salían asfixiados por su abrazo y obsesión con controlarlos. Rara vez ha sido la ocasión en la que los ha dejado irse ilesos, en cuyo caso, el que más ha sufrido ha sido él mismo. Si al final ellos van a acabar rotos, ¿porqué debe esperar y no romperlos él mismo? Es lo que al fin y al cabo hacía su padre con todos sus juguetes, fue parte de su maduración. No necesitaba de terceros, el pensamiento solo de otra persona acariciando y rompiendo lentamente a un amante pasado que él mismo pudo destrozar, le causa arcadas.

"Si me puedes amar locamente, y yo te puedo devolver con creces ese mismo amor, ¿porqué buscas otros ojos, otras manos que te consuelen si estoy justo a tu lado y te puedo cuidar como ningún otro hombre lo hará jamás?"

Llega a Maine, Estados Unidos, apático y serio, con el solo objetivo de conseguir dinero para poder librarse de las extorsiones y chantajes que les hacen sus padres, especialmente su madre, quienes piden cifras exageradas de dinero; posiblemente metidos en deudas. Lo poco que le queda para sí mismo sirve para pagar el apartamento de mala muerte en el que vive y para tabaco... Aunque si dependiese de dinero, compraría hasta el último litro del amor de aquellos a quién amó, y a quiénes amará. A quien amará, porque no hay otra cosa por la que pierda la cabeza más, o por la que esté dispuesto a dejarse todo.
GUSTOS
▶Fumar, le calma.
▶Que alguien le cubra en halagos. Es una pequeña debilidad.
▶Aunque se queje mucho, que alguien le dé celos le atrae. Pero muy pocos.
▶Las espaldas anchas y musculosas.
▶La gente callada, con poco que decir pero que cuando habla dice algo inteligente o razonado.
▶Los ricos adinerados le alegran el día. Siempre sabe cómo ganarse una propina extra.
▶Le encanta resolver tensión sexual con alguien con quien lleva tonteando mucho tiempo.
▶A Roman le encanta que le tengan al borde, impaciente, pero que le den al final lo que pide.
▶Le encanta observarse en los espejos. No es narcisismo, porque solo le interesa y encuentra bello sus tatuajes.
▶Es un ávido lector por lo bajo. Trabaja en una librería a tiempo parcial, como si fuese un estudiante normal. Como el librero le tiene un cariño paternal a veces le regala libros.
▶Le encanta probar cosas nuevas cuando tiene sexo. Juguetes, posturas, juegos peligrosos... Especialmente que le ahoguen.
DISGUSTOS
▶Aborrece el sexo vainilla. Le hace perder el interés; es un cabrón pervertido.
▶La gente que es muy ruidosa, o sociable. No soporta la gente que habla por hablar o las conversaciones forzadas.
▶Odia la gente que invade su espacio personal. Es capaz de pegarles en ese momento sin explicación alguna. Da como mucho una advertencia.
▶Si se enamora de alguien y el otro solo juega con él se cabrea como un niño y deja a la persona de lado por completo. No merece la pena que jueguen con sus sentimientos; hay más como ellos.
▶Prefiere no dormir en una misma cama con alguien, y mucho menos que le abrace. Le molesta.
▶Cuando un cliente pesado se prenda del joven termina pegándole una vez fuera en el club y dejándole hecho una m¡3rd@. Lo irrita.
▶Que lo piropeen vulgarmente mientras está en la barra le hace suspirar y contar hasta diez para no explotar.
▶Odia sin embargo no ser el centro de atención en sus shows. Se los curra tanto para algo.
PODERES+EXTRAS
Tolerancia al dolor inhumana. Debido a las palizas de su padre y esa pequeña mutación genética hereditaria es insensible a la mayor parte de cosas, lo cual es una gran ventaja para sus peleas con gente muy insistente o personas que creen que por ser tan bajo es una presa fácil. Lo malo de esto es... ¿No es suficientemente trágico que no pueda sentir lo que son los besos, los roces de piel o cualquier tipo de afecto en general?
Grandes habilidades de combate. Como lleva desde tan joven metido en clubes y ambientes peligrosos, era natural que aprendiese a pelear por sí mismo y a inmovilizar. Tiene un pequeño plus con sus problemas de ira. Lo malo es que puede llegar a matar a la persona, destrozarle los huesos cuando puede ser una falta menor. A pesar de la apariencia fría que tiene es muy empático, mencionado en su personalidad, y se siente fatal. Como no siente por su sistema nervioso tampoco es consciente de que sangra muchas veces o a veces se mira al espejo y mira todas las heridas y moretones que tiene. Simplemente no sabe de dónde ha salido, por lo que en peleas se lanza por completo.
Gran flexibilidad. Debido a que trabaja como stripper, es natural que tenga la habilidad típica de mujeres amplificada. Por su estatura y complexión le es más fácil incluso, y da verdaderas obras de arte en sus shows en la barra debido a las imposibles posturas que toma. Lo malo es que sus músculos se resienten mucho, y puede que en un futuro próximo tenga que dejarlo por los problemas que acarrea, en especial su espalda.

▶Como dato extra, trabaja en una librería a tiempo parcial.
▶Duerme genial, horas extra incluso.
▶Su nombre de actuaciones es "Roma", aunque muchos terminan llamándole Cupido por el juego de palabras de "Roma al revés es amor", y en la mitología Amor era también conocido como Cupido.

IMAGEN:
FÍSICO OCUPADO: Levi Ackerman — Shingeki no Kyojin
LU





Última edición por Roman Pavlov el Lun Ene 23, 2017 8:10 pm, editado 2 veces
avatar
Roman Pavlov
ciudadano
ciudadano

Mensajes : 113

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Ficha] Roman Pavlov

Mensaje por Invitado el Mar Nov 01, 2016 12:57 am

FICHA ACEPTADA


No olvide firmar el registro de personajes ocupados y enseguida se le dará color.

Bienvenido a Hayate School, disfrute su estadía.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.