Luciel Choi +

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Luciel Choi +

Mensaje por Luciel Choi el Mar Sep 13, 2016 12:53 am

Nombre: Luciel Choi.

Raza: Hibrido (Humano-Ángel).

Edad: 21 años.

Año al que pertenece: Quinto año – Publicidad.

Descripción física: Luciel es bastante promedio en cuanto a altura y peso, midiendo unos 175cm y pesando 69Kg. Su cabello es abundante pese a llevarlo corto y de un intenso color rojizo, cortado en muchas capas de manera desigual lo que hace que tenga muchos piquitos cuidando de no cubrir sus ojos pese a dejarse un mechoncito más largo en medio de estos.

De ojos en promedio con su rostro, es quizás lo más llamativo en él, debatiéndose con su color de cabello, ya que son de un dorado muy resaltante, enmarcados por sus largas pestañas. Tiene nariz respingada, y una boca de labios finos.

Siempre ha entrado su cuerpo, más por agotar energías que por otra cosa, por lo que tiene algo de musculatura en brazos y pecho, además de tener bien fortalecido el abdomen y a nivel de sus muslos.

Aparte del uniforme reglamentario de Hayate, siempre incluye sus gafas, sobre todo con algún diseño, y un collar que solo consta de una cuerdita negra de la cual pende una cruz de plata, siendo este último algo que solo se quita para bañarse. Fuera de Hayate es muy simple en su vestir, franelas o camisetas lisas, una chaqueta, jeans, y botas o gomas deportivas.

Siendo mitad ángel puede desplegar unas alas blancas que alcanzan el metro de ancho en conjunto, siendo que cada una mide en promedio medio metro apenas por lo que no son proporcional a su cuerpo y no le sirven para volar.

Imagen:
Spoiler:







¿Uke, Suke o Seme?: Suke, puesto a que esto aún no está definido para él.

Personalidad: La personalidad de Luciel ha sido muy cambiante a lo largo de los años, por lo que no duda que de cuando en cuando pueda expresarse o actuar de forma distinta a como normalmente lo hace, pero dentro de lo que cabe en la actualidad, es una persona que a primera vista luce ser calmada y hasta cierto punto distante, pese a que suele sonreír cuando está rodeado de personas como si con ello buscara encajar con el grupo, puesto a que ha aprendido que una sonrisa amable puede abrirte muchas puertas.

Pero aunque le cueste comenzar a relacionarse en persona, más que nada porque no sabe que palabras usar para comenzarle a hablar a un desconocido, es buen observador y trata de sacarle provecho a ello para hacer un breve análisis de la persona e intentar agarrar un ritmo, aunque esto suele surtir más efecto a través de una pantalla, pero la verdad es que puede llegar a ser buen conversador además de un mejor oyente.

Algunas veces esa primera impresión de él perdura en algunas personas, el hecho de ser distante es algo que quiere comenzar a trabajar pero algunas personas no le hacen sentir tan cómodo como otras, por lo que es normal que en ese punto se encierre con su celular a jugar o escribirse con alguien, pero no lo hace de mal modo… solo no se siente en lo suyo. Tampoco se considera que sea una persona asocial ni nada por el estilo, es solo selectivo.

Es amable a pesar de todo, y hasta cierto punto es cariñoso con las personas indicadas, pero no por ello deja que se metan con él, es decir, si le tratas mal él va a buscar la manera tarde o temprano de responderte, ya que no se suele quedar con las cosas en el aire tampoco, todo hecho tiene un resultado, sin embargo ya no cree tanto en el uso de la violencia física para solucionar las cosas ahora, piensa que ya está bastante grandecito para esos tratos al igual que para complicarse tanto la existencia con melodramas, trata de ver las cosas de una manera más simple.

Por otro lado, al menos como suele ser en las redes, una vez que se toma la confianza puede llegar a ser alguien infantil, que buscará animarte, se preocupara por ti, y hará cualquier chiste para llenar los silencios, siendo en algunos casos algo excéntrico y ocurrente.

Tampoco se siente muy a gusto con el contacto muy afectivo, es decir, los abrazos más que nada, suele hacer una mueca al darlos o recibirlos ya que ha sido un chico principalmente de entrarse a golpes y de aislamientos anteriormente, pero tampoco es capaz de rechazarlos.

Lo que le gusta:
-Las redes sociales, son su conexión con el mundo.
-Los videojuegos, tiene un sueño muy desigual por andar en ellos.
-La música, le va de todo tipo mientras tenga buena letra o ritmo.
-La cerveza, es el único alcohol que toma pero tampoco la exagera.
-La comida chatarra, sobre todo las bolsitas de papitas y semejantes.
-El entrenamiento físico, le ayuda a drenar energías y a mantenerse en forma entre tantos malos hábitos.

Lo que no le gusta:
Aunque intenta que sus molestias no interfieran con su día a día, hay ciertas cosas como:
-Las personas abusivas, digamos que esto es una especie de karma ya.
-Las reuniones con mucha gente en las que deba expresarse oralmente.
-Que el día no tenga tantas horas como quisiera, siente que el tiempo se le va rápido.
-Los dramas, puede soportarlos siempre y cuando no lo involucren.
-La gente muy melosa o hiperactiva, trata de mantenerse al margen.
-El calor, prefiere los climas donde no sienta que se le pega toda la ropa al cuerpo.

Habilidades:
-Es hábil con los dedos… le sirve bien escribir rápido, presionar los botones a tiempo en los videojuegos, o hacer cosas manuales ya que cuenta con buen pulso, fuerza, o delicadeza dependiendo del trabajo.
-Se considera bueno escribiendo, sobre todo a computadora, por lo que se le da mejor comunicarse en ese aspecto o salir bien en los trabajos escritos.
-Es bueno en peleas cuerpo a cuerpo, aunque ya no lo practique con otras personas sino con su saco de boxeo, pero trata de no oxidarse al menos.
-Puede curarse heridas físicas a sí mismo de una manera más rápida que un humano o extenderlo a otra persona a través del tacto en la zona afectada, solo una por vez, nada exagerado.
-Al ser mitad ángel no tiene las mismas necesidades que un humano promedio en cuanto al dormir y el comer, por supuesto que las necesita por su otra mitad pero se aprovecha de ello para pasar la mayor cantidad de horas despierto y puede irle bien comiendo pequeñas porciones de alimento o sus bolsitas de papitas.

Debilidades:
-No ve muy bien de lejos por lo que siempre suele usar sus gafas.
-No es de buen dormir, al aprovecharse de su habilidad suele desvelarse más de la cuenta y quedar despierto tipo 6am pese a que el día siguiente tenga que levantarse a las 7am, así que es normal que en las temporadas de presión académicas le den constantes dolores de cabeza. Siempre tiene que descansar así sea un poco.
-Dado a que es hibrido, no puede curarse tan rápido como un ángel común, tan solo es más rápido que una persona promedio, digamos que lo que en alguien común tarda una semana en él pueden ser 4 días. Al actuar sobre otra persona es el mismo efecto de manera lenta. No puede sanar enfermedades degenerativas.
-Posee unas alas blancas pero realmente no le sirven para volar ni nada por el estilo al no ser proporcionales con su cuerpo, aparte de que le es doloroso mostrarlas así que realmente hacen más mal que bien.
-Como en parte es un ser de luz, pese a que no lo mate propiamente por su lado humano, si es débil y le causan daño toda practica demoniaca o elementos usados para hacer el mal (como el azufre, fuego santo, sangre de demonios, símbolos para repeler seres celestiales, y semejantes).

Historia general del personaje: Nacido en Vermont, Estados Unidos, al igual que su madre (ángel) pero su padre (humano) es de origen koreano, nunca llegaron a casarse por lo que no se podría decir que son divorciados, tan solo se separaron cuando este aún era bebé pero no se guardan ningún tipo de rencor entre los tres.

De pequeño este pelirrojo era muy distinto a como es ahora, solía jugarse bruscamente con los demás chicos y chicas siendo un verdadero tormento para los profesores en la escuela y para su madre que constantemente lo regañaba al llegar, en términos básicos, se podría decir que era un bravucón, algo extraño para un ser que era en parte de la “luz” pero no era porque quisiera hacer sentir mal a los demás, realmente no pensaba en ello sino en la pura diversión que le causaba el verlos llorar o quejarse, por lo general luego se disculpaba y buscaba como remediarlo pero nunca le era suficiente tras los daños.

El primer giro en su personalidad vino a ser cuando él y un grupo de chicos molestaban a dos chicas, normal, como todos los niños, pero ellos comenzaron a ser realmente malos… tenían unos 11 años ya como para saber que no había que propasarse con ellas, que podían hacer uso de las palabras o empujones pero nada de estarles jalando el cabello o levantarles las faldas, menos si estás lloraban, por lo que buscó frenarles pero solo acabó cayéndose a golpes con ellos y de paso siendo acusados en general por las chicas. Luego de ello, pese a que fue suspendido una temporada, al ingresar nuevamente a clases uno de los chicos implicados que al igual que él continuó en la escuela no dejaba de meterse con él por ser un cobarde y haber hecho que suspendieran a todos, ahora había pasado de ser el “molestador” a ser el “molestado”… pero le daba igual, buscaba mantenerse sereno al menos al ojo de los profesores principalmente porque no quería causarle más problemas a su madre, a partir de allí aprendió que lo que ocurriera dentro de la escuela bien se podría arreglar a la salida… y prontamente dejaron de molestarlo, pero a su vez se habían creado falsos rumores sobre su persona... que bebía, que seguía con malos chicos, que era solo apariencia o que quien se metía con él luego salía lastimado, que se aprovechaba de su capacidad de sanarse más rápido que los demás, y si bien no todo era falso, lo exageraban al punto de que era casi la oveja negra de la escuela, como si no hubiese forma de hacer las cosas bien para él, y al ser Vermont uno de los estados menos poblados de Estados Unidos, era fácil que entre la poca gente lo identificaran igual por la ciudad como el “adolescente problema”.

Por esa misma razón, a medida que seguía con sus estudios, se fue volviendo una persona aislada de todos… si bien era un chico de buen ver y los nuevos ingresos buscaban hacerle conversación, al poco tiempo estos también eran influenciados por los demás para que lo dejaran estar solo, y era en cierto punto irónico, porque ni siquiera la poca verdad de los rumores anteriores los seguía cometiendo, pero tampoco le molestaba o le hacía sentir mal, al contrario, se sentía tranquilo… como si viera una obra de teatro todos los días y él fuese algo así como el espectador fantasma que los observaba, a veces sí era algo aburrido pero a medida que crecía se iba haciendo más tolerable, quizás porque todos comenzaban a madurar pero al menos podía tener una conversación casual con el resto, trabajar en equipo, pese a no entablar verdaderas amistades.

Es aquí cuando su fiel amiga se vuelve la tecnología… pese a que ya tenía un gusto particular por los videojuegos, no se había extendido hasta que un día buscando información por internet descubrió los foros de discusión, lugares donde no tenían que verte, no tenían que saber tu nombre, ni qué era de tu vida si tu no lo querías, era simplemente para discutir sobre algún personaje o nivel por pasar… pero estas discusiones pasaron de foros, a correos, a facebook, skype, y toda red social posible donde podía llegar a tener una, dos, o hasta tres cuentas por comunidad, era prácticamente tener la vida social que no tenia en persona con seres a kilómetros de distancia, y para él era perfecto, la gente en verdad parecía comprenderlo, aunque eso hiciese que ahora no solo se pasara largas horas jugando sino también escribiéndose con sus nuevos amigos, cosa que le generaba una menor importancia si los de su alrededor le hablaban o no, aunque solían decir que tenía una bonita sonrisa cuando recibía algún mensaje al celular, por lo que comenzó a tomar en práctica el sonreír más… y le era efectivo, al parecer con una sonrisa había más posibilidades de que la gente confiara en ti, pero para bien o para mal, esto vino a aprenderlo en su último año de escuela en Vermont…

Ahora a sus 21, a su madre la había salido un mejor trabajo en un hospital cumpliendo su labor de enfermera, solo que tenían que trasladarse al estado vecino de Maine por lo que debían mudarse allí y rentar algún apartamento en aquel lugar. A él obviamente le fue más que fácil desprenderse de las últimas personas con las que entablaba conversación en persona, pero sus amigos virtuales le habían incentivado a que ahora que continuaría sus estudios en Hayate School, debía intentar ser más sociable, comenzar de 0 con quienes le rodeaban e intentar ser como era en línea en persona… Un reto que no era imposible, ya sabía que principalmente solo debía sonreír…

Extras: –Dado a su gusto por las redes sociales, es que se inclinó a estudiar publicidad, piensa que es una entrada garantizada para atraer a más personas a un producto o servicio. Por mismas razones se aventuró en el diseño gráfico, para ayudarse en la carrera, aunque solo es autodidacta por tutoriales de internet.
-Muy pocos conocen su rostro por las redes sociales ya que no sube fotos, únicamente usa audios o en dado caso alguna video llamada. Lo mismo pasa con su verdadero nombre, se coloca cosas como “Lucy”, “LuCho”, o algo semejante.
-No ha tenido sexo, pero siempre suele evitar responder a ello ya que no quiere que se le confunda con un puritano, que “se reserva para la persona especial” o que se le imposibilite hacerlo, le da igual, es simplemente que no ha tenido la verdadera oportunidad.
-Hasta los 16 años tuvo el cabello bastante largo, alcanzando a llegarle hasta mitad de su espalda, por lo que al añadirle eso y un apodo como “Lucy” era fácil hacer creer que era una chica o molestarle por ello.
-Pese a que renta apartamento con su madre, dado a que pasa entre semanas en el internado y su madre hace guardias en el hospital, solo la llega a ver por algunos turnos los fines de semana.
-Su padre es comerciante en Nueva York, ya tiene otra familia pero aunque Luciel es mayor de edad siempre le regala efectivo en días especiales y puede visitarlo una o dos veces al año.
-Tiene un saco de boxeo en su habitación, regalo de su padre al saber que se estaba metiendo en problemas. Su madre por otro lado, y por mismas razones que su padre, fue quien le regalo el collarsito que nunca se quita.

Anime/Manga/Juego/Novela de donde procede el personaje: Mystic Messenger.

Nombre real del personaje: Luciel Choi.

Preguntas y respuestas:
avatar
Luciel Choi
alumno5
alumno5

Mensajes : 67

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Luciel Choi +

Mensaje por Erik Wickham el Mar Sep 13, 2016 1:58 am

FICHA ACEPTADA


No olvide firmar el registro de personajes ocupados y enseguida se le dará color.

Bienvenido a Hayate School, disfrute su estadía.

_______________________ ♥ Hayate School ♥ _______________________


Hablo •#990000 - Pienso •#993333 - Actúo

Don't let yourself down, don't let yourself go.

Thankies ♡ J
avatar
Erik Wickham
superior
superior

Mensajes : 529

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.