Allen

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Allen

Mensaje por Allen el Dom Jun 12, 2016 9:09 pm

Nombre: Allen

Raza: Humano

Edad: 26 años

Cargo a ejercer: Guardia de seguridad

Descripción física:
Con 1.80 cm de altura, el azabache es de contextura delgada, pero con un cuerpo forjado por el entrenamiento de toda una vida. No obstante, no es de mucha musculatura. Después de que su brazo quedara muy mal herido, lo perdió entero y una prótesis metálica lo reemplazó desde el hombro. Puede mover hasta las puntas de los dedos, pero dicha movilidad no es la misma que la de una mano humana.

Su cabello es completamente negro como la vista en lo hadal, y largo hasta un poco más allá de los hombros. Lo suele llevar amarrado en una coleta alta detrás de su cabeza. Sus ojos alargados son de un verde oscuro que solo bajo la luz alcanza a apreciarse como tal. De nariz recta estrecha y con el labio superior más fino que el inferior, sus rasgos parecen esculpidos en una expresión demasiado seria o apática que se torna malhumorada con mucha facilidad.

Su forma de vestir es formal y monótona, siendo el traje su uniforme y el mismo, pero sin abrigo y corbata su vestimenta más casual. Siempre lleva un guante de cuero en su mano metálica porque en realidad detesta la sensación fría del metal.


Imagen:
Aquí:






y Toran::


¿Uke, Suke o Seme?: Suke

Personalidad:
Allen es un hombre meticuloso y estricto, severo con sus sentencias. Es calculador y escurridizo, una persona en general muy distante y muy propia de sí mismo, pero eso no le impide desenvolverse en cualquier entorno que requiera su atención o su presencia. De la misma manera es más bien callado, pero mantendrá una conversación si se le antoja o si es necesario. Nunca sigue órdenes que no sean de su aceptación, por lo que su irreverencia será absoluta si no tiene ningún motivo para que sea de otra manera. No obstante, es completamente fiel a sus superiores y a cualquier persona que merezca su respeto. Fiel, mas no dócil, porque ante todo seguirá primando su propio criterio. Después de todo, Allen lleva dos naturalezas dentro: la servil y devota que heredó de su pueblo, y aquella otra indómita que desarrolló con los años. Así que cuando decide servir (porque encuentra alguien valioso en el que invertir su tiempo y su cuidado) lo hace a la perfección, pero siempre que él no lo desee, nadie podrá decirle qué hacer. Nunca empieza nada que no pueda terminar, y todo lo que hace procura hacerlo con precisión.

Desde niño fue reservado, pero con los años se volvió impenetrable con la facilidad de ceder a su antojo y conveniencia, porque es capaz de saber cuándo le conviene que alguna emoción lo domine por encima de la razón. En otras palabras, Allen lleva las riendas de su vida bien afianzadas con ambas manos, pero cuando quiere las suelta, y cuando quiere las vuelve a tomar.

Aunque piensa en todo B.S como su familia nunca lo ha demostrado con algo diferente a su buen trabajo y a su lealtad. Sólo mantiene vínculos cercanos y afectivos con Bran, el hombre que lo rescató cuando era un niño y quien fue como una figura paterna para él, y con su perro Toran.

Lo que le gusta:
Allen en realidad no se permite muchos gustos, porque piensa que las preferencias son apegos, y los apegos son obstáculos. En cuanto a las cosas materiales es más bien comedido, aunque sí puede llegar a ser bastante quisquilloso en cuanto a la comida. Creció en la carencia y no es que la prefiera, pero ella le enseñó a prescindir de muchas cosas. Ahora bien, las escasas veces que se permite uno que otro gusto, sus opciones pasan de ser humildes a finas. No hay nada que lo encante más que un buen vino o unos buenos cigarros de calidad. Por lo demás, ama el café y las galletas de mantequilla.

Gusta de escuchar música tranquila, y de leer alguna obra literaria que le despierte el interés en sus pocos ratos libres. Es muy meticuloso con sus cosas porque lo suyo es el orden y la limpieza. Ama a los perros, especialmente al suyo, Toran.

Lo que no le gusta:
Aunque no se comporta precisamente como un justiciero, y está lejos de querer autoproclamarse como uno –antes de eso prefiere decir que detesta a las personas- odia las injusticias y el que personas libres sean privadas de dicha libertad por capricho de gente vacía sentada sobre lujos. De la misma forma no es adepto de las elites sociales ni del orden que ellas conforman. Por otro lado, Allen no aprueba su historia. Culpa a la docilidad de su pueblo el que durante la historia fuesen usados y dejados de lado como objetos una y otra vez, pero al mismo tiempo no acepta que nadie pisotee la memoria de los suyos. Detesta admitir sentimentalismos.

Individualmente, no tolera que alguien ajeno a su respeto le de órdenes. Tampoco es bueno soportando el bullicio de la juventud, así que su trabajo como guardia de seguridad de una escuela no es precisamente su paraíso. Con las personas escandalosas y descuidadas que son la viva representación del caos no podrá llevarse muy bien. Odia el desorden, las cosas sucias o fuera de lugar. El caos no es algo que apruebe.

No aprendió a comer muchas cosas, no le gusta la carne ni las zanahorias, también detesta la cebolla, las aceitunas, las alcaparras, todo lo que venga del mar, y a la mayoría de quesos no los puede ni ver.


Habilidades:
-Allen es excelente estratega. Sus planes siempre están calculados con precisión y nunca se pasa ningún detalle. Esa habilidad le permite pensar en soluciones rápidas aún bajo momentos de tensión.
-Tiene la mejor puntería con armas de fuego y habilidad para manejarlas. Aunque está entrenado para el combate en general, su especialidad sin duda son las armas.
-Su excepcional memoria le es bastante útil a la hora de trazar planes. Puede memorizar textos o dígitos con mucha facilidad, o recordar lugares con sobrada exactitud.


Debilidades:
-Está tan acostumbrado a que las cosas permanezcan bajo su control que cuando algo no sale como él lo planeó, se frustra y se derrumba como mucha facilidad, dificultándosele la recuperación. Es muy mal perdedor.
-Su prótesis metálica afecta su movilidad, dándole una desventaja durante el combate el cuerpo a cuerpo.
-A pesar de poder memorizar textos enteros, tiene un enorme problema para recordar nombres de personas. Más allá de que no quiera o no le interese, cuando pretende hacerlo de verdad, le resulta muy complicado. Por eso cuando de trabajo se trata y debe averiguar nombres, siempre debe anotarlos a la primera vez que lo escucha. Tiene libretas enteras llenas de nombres.


Historia general del personaje:
Aquí:
Desde los tiempos de Elizabeth I, la corona inglesa compró a un pueblo esclavo proveniente de países nórdicos, conocidos en esas tierras por traer maldiciones y mala fortuna. Aquel era el pueblo de Serendi, cuyos habitantes, generación tras generación, nacían con el cabello completamente negro y ojos verdes, y que sus propios gobernantes, basados en supersticiones, repudiaron y expulsaron de sus dominios. Elizabeth I, en cambio, les dio un propósito a los Serendi, al darse cuenta de que tanto los hombres como sus las mujeres de este pueblo eran increíblemente habilidosos en numerosos tipos de combate. Los convirtió por esa razón en la parte más incógnita de la guardia real, aquella que vigilaba desde lo umbroso, y entonces este pueblo de cabezas azabache no sólo perfeccionó el dominio de las habilidades de lucha, sino que también se convirtió en un pueblo devoto y servil, fiel e incorruptible, como la sombra de un cuerpo, y así comenzaron a ser conocidos: las sombras de la Corona.  

Así continuó con el pasar de los siglos, y con la primera Gran guerra, las sombras de la Corona obtuvieron fama mundial por jugar un papel importante en la victoria de dicha nación, cosa que volverían a hacer en la segunda gran guerra de Europa. Fue en ese punto en el que más factores internacionales comenzaron a surgir, y cuando con ello también se forjó un modelo de orden mundial en el que no existieran polos de poder, donde ningún país tuviese demasiadas ventajas bélicas sobre otros como para autoplocamarse superior. El globo no quería ver sobre su circunferencia otra guerra como las que le había costado tantas vidas. Inglaterra comenzó a ser presionada por lo que ahora se entendía que era su arma más letal, los Serendi. Eventualmente, para evitar cuantiosas sanciones y conflictos diplomáticos, la isla cedió, y la nación que una vez acogió y cuidó de las cabezas azabaches, las vendió al mejor postor: la clase alta. Los Serendi fueron vendidos por segunda vez en su historia, y esta vez pasarían a ser comercializados como cachorros en una vidriera. Entre la más alta esfera de la sociedad, estas ex sombras de la Corona se convirtieron en los guardaspaldas más codiciados, en las compañías más fieles y silenciosas, en los muñecos vivientes más serviles, surgiendo a raíz de eso una compleja red de trata de personas que luego sería conocida como Nemain. Un gran número se rindió a ser comercializados como ganado en el mercado más turbio de la crema y nata inglesa, y fue así generación tras generacion. No obstante, hubo una minoría de cabezas azabaches que se revelaron, armando su propia resistencia, y durante mucho tiempo la historia no supo nada sobre aquel pequeño grupo rezagado, porque aquellos que resistieron se fueron fortaleciendo desde las sombras, como bien sabían hacer los serendi.

El problema vino cuando los malos tratos y el hacinamiento pronto acabaron con aquellos serendi “purasangre” que eran vendidos a los más pudientes, y entonces la red de tráfico de personas buscó a aquel grupo de rebeldes encontrándolos cuando aún eran muy débiles para oponer resistir, pero lo suficientemente salvajes y libres como para oponer resistencia. El ataque de la red al campamento que en aquel entonces habían armado los cabezas azabache a las afueras de un pueblo inglés, fue brutal, y como si se tratase de animales, los hombres de la red fueron acabando con los padres para poder llevarse a las “crías”, Los Serendi lucharon, y ambos bandos tuvieron bajas, pero el campamento fue completamente destruido. Sin embargo, unos cuantos consiguieron escapar, entre ellos un hombre de nombre Bran que consiguió rescatar a uno de los niños que los hombres de Nemain. No sería hasta 4 años después, que esos cuantos que consiguieron escapar resurgirían como B.S., una agencia secreta y no gubernamental que, con el resentimiento de todo un pueblo herido, persigue a Nemain desde las sombras. A B.S. no sólo la conformaron los Serendi restantes, sino que fue la agrupación de muchas personas a las que Nemain les arrebató un pedazo de sus vidas.

Aquel niño que se salvó ese día se convirtió en uno de los mejores agentes de B.S., uno lleno de rencor, con las imágenes de sus padres siendo asesinados frente a sus ojos infantiles, y su hermano de 6 años siendo arrancado de sus brazos, tatuadas en la parte interior de sus párpados. Su nombre era Allen, y desde muy joven se caracterizó por un trabajo preciso e impecable, cumpliendo con sus misiones al pie de la letra. Como un hijo directo del pueblo de cabezas azabaches, el chico era excepcionalmente bueno para el combate, pero se especializó en las armas de fuego y en la estrategia. Con tan sólo 18 años se convirtió en el cabecilla de un escuadrón dentro de B.S. llamado Morrigan, dedicado a misiones de rescate, y bajo su mando, incontables personas destinadas a la esclavitud fueron liberadas. Pero Allen tenía una herida demasiado profunda que un día sacó lo peor de él.
Durante las misiones de Morrigan, nunca se empleaba la fuerza para un fin que no fuese liberar a las personas implicadas, pero esa vez, las cosa se salieron de control. Mientras Allen vigilaba la oficina de un puerto de carga controlado principalmente por Nemain, donde se encontraban algunos hombres de la red, los agentes a su cargo se encargaban de encontrar entre los miles de contenedores aquellos que en su interior escondieran personas. La tarea de Allen era impedir a toda costa que los hombres de Nemain abandonaran esa oficina o que pidieran por refuerzos si advertían la presencia de B.S. Para ello habían plantado un micrófono, y Allen podía escucharlos desde un lugar cercano, listo para irrumpir en el momento en fuera necesario. Fue cuando su equipo le informó que los grupos de esclavos estaban seguros que comenzó a escuchar como uno de los hombres de Nemain comenzaba a decirle a los otros que alguien estaba a punto de llegar con un regalo especial para todos ellos, y mientras Allen esperaba a que sus hombres evacuaran a todos los rescatados, vio llegar a un hombre con un niño atado de manos, tirando de él con una cuerda como si de un perro se tratara. Desde su auricular escuchó como aquellos sujetos le preguntaban al pequeño su nombre y su edad, y como el niño era empujado al ser incapaz de responder por el llanto. Entonces el hombre que lo traía respondió por él, y Allen fue incapaz de mantener la razón cuando reconoció esa voz. Se trataba sin dudo de uno de los demonios que habían acabado con sus padres y que se habían llevado a su hermano tan solo un año menor que aquel infante que ahora estaba en las garras de esas bestias. Lo último que escuchó fue el quiebre de su autocontrol antes de abandonar su posición para irrumpir en la oficina.

Allen llegó al puerto con el niño de 7 años, y se los entregó al resto de su equipo a punto de partir con el resto de los rescatados, pero les ordenó que partieran sin él. Antes de dispararle al último de los 5 hombres de Nemain, le había obligado a pedir refuerzos, y ahora más hombres de la asquerosa red estaban en camino, más, para cuando llegaran, sólo encontrarían a un Allen fuera de sí. Y así fue. Ese día Allen armó un gran alboroto en el puerto de carga, demasiado escándalo para lo que una organización secreta con B.S. necesitaba. Regresó andando con las dos piernas, pero muy mal herido y había perdido el brazo izquierdo. Nunca habló de lo que pasó, ni siquiera durante el juicio que tuvo que enfrentar dentro de B.S. en el que le retiraron el cargo. Allen no alegó a su favor y demostró respeto a sus superiores, pero nunca mostró tampoco arrepentimiento por lo que había hecho, y B.S. más que una organización, era una familia, así su único castigo fue la salida de Morrigan. Mandarlo lejos fue, más bien, un intento de ayudarle a sanar, de alejar a Allen de todo aquello, pues los mayores estuvieron de acuerdo en que había estado viviendo demasiado cerca del odio. Y después de todo, un agente dominado por sus propias emociones tampoco le sería de mucha utilidad a la organización.

Con 24 años y una prótesis metálica haciendo las veces de su brazo izquierdo, Allen fue enviado a Diamon City como un agente encubierto con la misión de descubrir e interceptar algunos peces gordos de la elite de dicha ciudad con los que Nemain mantiene acuerdos, y para eso se infiltró como guardia de seguridad en la escuela de mayor renombre a la que asisten la mayoría de los hijos de dicha elite. De eso ya han pasado dos años en los que Allen ha cumplido con rigurosidad su labor, pasando informes regulares sin dejarse ver.    

Extras:
-Ni Bran ni Allen tienen apellidos porque todas las cabezas azabaches son Serendi, pero en sus vidas públicas realmente no pueden usar aquella palabra como apellido. Allen, en particular, ni siquiera la menciona.
-Bran le enseñó a fumar a Allen, y también le inculcó el gusto por la misma marca que él prefiere. Desde su mayoría de edad, Bran le regala a Allen una cajita de esos cigarrillos en cada cumpleaños con una nota que siempre dice “No fumes tanto”.
-Allen quiso liderar el escuadrón de rescate porque conservaba la esperanza de dar con el paradero de su hermano y los demás niños Serendi, porque desde que B.S. surgió, no paró de buscarlos tampoco. Pero hasta el día de hoy no han conseguido encontrar ni siquiera un indicio de ellos.
-Aunque no le gusta la sensación fría de su prótesis de metal, desaprueba con más fuerza la textura de la piel falsa de aquellas prótesis más humanizadas, por lo que se rehusó a llevar una de aquellas.
-A su perro Toran lo rescató en una noche de tormenta cuando aún era cachorro y hoy ya tiene 6 años. El perro está entrenado también para misiones de rescate, aunque hoy ya solo acompañe a Allen.
-Le cuesta dormir por las noches, y cuando lo consigue tiene pesadillas sobre la noche en que asesinaron a sus padres y se llevaron a su hermano menor.

Anime/Manga/Juego/Novela de donde procede el personaje: Psycho-pass

Nombre real del personaje: Nobuchika Ginoza

Preguntas y respuestas:

Allen
personal
personal

Mensajes : 342

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Allen

Mensaje por Shima Hamada el Vie Jun 17, 2016 9:39 pm


-Sentimos la tardanza -

_______________________ ♥ Hayate School ♥ _______________________


♪♫I'm Sexy and i know it♫♪

Shima Hamada
superior
superior

Mensajes : 345

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.