Ryo Marufuji

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ryo Marufuji

Mensaje por Ryo Marufuji el Sáb Mayo 14, 2016 7:48 pm

☼ Nombre: Ryo Marufuji

☼ Raza: mestizo de ángel y demonio

☼ Edad: aparenta 21 pero su edad real ronda los 3500 años

☼ Año al que pertenece: Quinto Año – Diseño Multimedial

☼Relacionado con: su hermano menor.

☼ Descripción física:

Ryo es un joven de complexión delgada que mide alrededor de unos 185 cm y que no pesa lo que debería realmente. Posee el pelo largo hasta media espalda cortado en varias capas desiguales de un color azul verdoso con algunos mechones desordenados y apuntando hacia el cielo y otros que enmarcan su rostro. Posee los ojos rasgados del mismo tono que su cabello. Su rostro posee rasgos afilados y un tanto aristocráticos, con labios finos de un tenue color rosa además de tener una piel pálida. A pesar de no poseer un cuerpo muy corpulento, tiene los músculos bastante desarrollados aunque no en exceso. Sus manos poseen dedos largos que podrían pertenecer a un pianista. Sus piernas son largas y fuertes. Dependiendo de qué lado de su ser esté en control puede hacer brotar de su espalda hermosas alas de plumas blancas, si es el ángel quien tiene el control, o alas negras escamosas de murciélago, si es el demonio. Posee un tatuaje de una especie de serpiente de metal en su cadera superior izquierda además de siempre llevar un collar de plata con forma de dragón al cuello.

☼ Imagen:

Spoiler:









☼ ¿Uke, Suke o Seme?: Uke

☼ Personalidad:

Debido a que sus dos mitades son opuestas y prácticamente incompatibles la una con la otra, la personalidad de Ryo se fragmentó en dos aunque ambas comparten algunos rasgos entre ellas, hay una gran diferencia entre el Ryo ángel y el Ryo demonio. Ambas comparten deseos, recuerdos, conocimientos y sentimientos entre ellas. Más que personalidades separadas son como dos máscaras distintas que adopta Ryo para hacer frente a la vida.

El Ryo ángel posee en un carácter serio, tranquilo y apacible. Amable y algo tímido, detesta la violencia y lastimar a otros tanto que incluso si es amenazado preferirá abstenerse de la lucha aunque eso conlleve herirse de gravedad o morir. De naturaleza compasiva como cualquier ángel, no dudará mucho a la hora de prestar ayuda a alguien que la necesite pero tampoco dejará que le vean la cara y le usen a su antojo, no es tan inocente. Es alguien que suele comunicarse más con acciones que con palabras. Es bastante apático con casi todo y todos, excepto con su hermano menor a quien adora y protege con celo. Suele ocultar su nerviosismo y miedo tras una máscara de seriedad e indiferencia además de que sufre de depresión en algunas ocasiones aunque no lo exteriorice casi nunca. A veces se pierde en algunas conversaciones si hay alguna frase dicha con doble intención, tampoco se percata si alguien está coqueteando con él. No puede evitar sentir envidia hacia aquellos que poseen una vida normal, ya sean humanos o no. Sufre de insomnio y cuando logra dormir es atormentado por pesadillas por lo cual permanece despierto todo lo que su cuerpo aguante manteniéndose ocupado leyendo o estudiando cualquier cosa para distraer la mente, esto es lo que le llevó a ser muy inteligente y obtener conocimiento en muchas ramas distintas. Es la “máscara” que más tiempo pasa en control.

El Ryo demonio comparte con su otro lado la seriedad, tranquilidad, el poco uso de palabras, la inteligencia, el insomnio y las pesadillas, su ingenuidad en cuanto a coqueteo y seducción se refiere además de su odio por la lucha, por muy raro que suene esto último. Esta personalidad sólo aparece cuando hay alguna dificultad que el otro Ryo no pueda enfrentar ya sea mucho estrés o alguna situación demasiado peligrosa. Este Ryo es más oscuro, puede llegar a ser sarcástico y prepotente además de que no puede tolerar estar cerca de algún ángel o demonio sin sentir una ira homicida hacia ellos además de una gran envidia. No suele escapar de una batalla si se ve envuelto en una pero primeramente intentará noquear a su enemigo antes que matarlo. Si alguien le presiona demasiado puede volverse inestable y atacar al causante de ello pero sino se mantendrá tranquilo. Sus pensamientos son más oscuros que los de su contraparte, también puede llegar a ser amable y comprensivo aunque esto depende de la otra persona. Al igual que el otro Ryo, adora a su hermano menor.

☼ Lo que le gusta:

- Pasar tiempo con su hermano menor.
- La tranquilidad.
- Las duchas o baños calientes.
- Escuchar música, sobretodo es fan de las canciones de GACKT
- Las flores y plantas, especialmente las que tengan un aroma dulce.
- El color azul.
- Mirar películas, series, etc.
- Leer.

☼ Lo que no le gusta:

- Los ángeles y demonios.
- Haber sido maldecido sólo por nacer.
- No poder mantener ninguna relación social debido a su condición.
- Hacer llorar o hacer sentir mal a su hermano.
- Que le obliguen a comer.
- Tener que pelear o matar.
- Que intenten quitarle el collar que oculta su raza.

☼ Habilidades:

Poderes angelicales: puede volar con sus alas blancas y crear tornados al batirlas, controlar el viento, usar el agua para sanar heridas en otros y usar su aura de ángel para tranquilizar a otras personas o animales.

Poderes demoníacos: puede volar con sus alas negras y usarlas de escudo contra ataques, puede mimetizarse con las sombras y usarlas para atacar además de poder usar su aura de demonio como un medio para intimidar a sus enemigos.

Habilidades físicas: posee reflejos, sentidos, velocidad, curación y fuerza el doble de potentes que los de los humanos. Además que su tasa de envejecimiento se detiene siempre entre los 20 y los 25, por lo cual siempre se ve muy joven.

Reencarnación: si muere volverá a nacer.

Cyber Dragon: es el familiar de Ryo, posee una forma parecida a una larga serpiente hecha de metal. Mide unos 7 metros y es capaz de lanzar rayos de su boca. Ryo puede comunicarse con él mentalmente. Al ser un ser híbrido de dragón y máquina es prácticamente inmortal. Cuando Ryo no lo necesita se mantiene oculto bajo la forma de un tatuaje en su cadera superior izquierda. Suele invocarlo cuando quiere algo de compañía.

☼ Debilidades:

Poderes angelicales: sólo puede usarlos cuando su personalidad es la del Ryo ángel pues de otra manera se lastimaría así mismo si intenta usarlos cuando es la personalidad del demonio. Necesita que haya viento o agua en el lugar para poder manipular al primero y curar con el segundo. Sus alas de ángel son muy delicadas y sensibles al tacto por lo cual un ataque lo suficientemente fuerte puede quebrarlas. Sólo puede usar su aura un máximo de 10 minutos (2 post máx.) y esta no afecta a demonios o ángeles completos.

Poderes demoníacos: sólo puede usarlos cuando su personalidad es la del Ryo demonio pues de otra manera se desmayaría si intenta usarlos cuando es la personalidad del ángel. Requiere que haya sombras para poder usarlas, además de que no puede volar muy rápido ya que sus alas de demonio pesan bastante. Sólo es capaz de usar su aura un máximo de 10 minutos (2 post máx.) y esta no afecta a demonios o ángeles completos.

Reencarnación: como ni los demonios ni los ángeles lo quieren en sus reinos fue condenado a permanecer eternamente en la tierra. Aún si no quiere reencarnar al morir, forzosamente será obligado a hacerlo y volver a empezar desde cero otra vida completamente distinta con alguna familia disfuncional como parte de su maldición. Además que no puede controlar cuánto tardará en reencarnar ni dónde lo hará.

Cyber Dragon: llamarlo consume gran cantidad de energía, por lo cual es el último recurso de Ryo en batalla ya que le causa mucho desgaste pelear y mantener al dragón en su forma física al mismo tiempo. No puede invocarlo en el agua o ambientes muy húmedos pues las partes de metal se oxidarían y el dragón podría morirse.

Claustrofobia: debido a un suceso ocurrido en una de sus vidas desarrolló esta fobia por lo cual no tolera muy bien los lugares cerrados, especialmente aquellos que estén bajo tierra como el metro. Cuando se encuentra en uno de esos lugares puede tener un ataque de pánico (Ryo ángel) o empezar a destruir cosas al azar (Ryo demonio).

☼ Historia general del personaje:

Ryo no recuerda mucho de sus primeros años luego de nacer, tan sólo estaba seguro de una cosa: las personas que cuidaban de él sólo lo hacían por obligación y no sentía realmente afecto hacia él sino todo lo contrario, le veían como a una especie de animal salvaje al que era mejor exterminar antes de que se volviera demasiado peligroso. Pero aquel trato no era raro viniendo de los ángeles que habían sido asignados para velar por su bienestar hasta que pudiera cuidarse solo, el tener que cuidar de un híbrido de semejante mezcla era inaudito y el que uno de ellos procreara con un demonio era una atrocidad ante sus ojos. Sólo cuidaban del pequeño Ryo porque era un ser inocente aún pero en cuanto el niño dio muestras de empezar a desarrollar su “máscara” de demonio, sus cuidadores le dejaron a su suerte luego de revelarle su destino al chico: no podría ir ni al cielo ni al infierno pues los demonios no le aceptarían a menos que estuviera totalmente corrompido y los ángeles se negaban a recibirlo debido a su mitad demonio. Así pues estaba condenado a morir y reencarnar en un ciclo eterno, además de siempre nacer en una situación horrible debido a una maldición que los demonios arrojaron sobre él para corromperlo completamente.

Así pues, Ryo tuvo que aprender a valerse por sí solo durante la era antigua. Por suerte para él había sido dejado en Grecia, por lo cual logró sobrevivir durante los siguientes años usando sus poderes para hacerles creer a los campesinos que era uno de sus dioses y para escabullirse en las ciudades a oír los relatos de los eruditos de la época hasta que logró adaptarse a la vida de los humanos y por lo tanto pudo empezar a ejercer un oficio con el cual vivir de forma honrada. Lastimosamente descubrió que no podría quedarse mucho tiempo en un mismo sitio pues, aunque los años pasaban, él seguía viéndose como un muchacho en sus veinte años. Durante casi un siglo pudo estar en paz con aquel estilo de vida hasta que se topó por accidente con un grupo de demonios quienes consideraron divertido molestar a un mestizo de ángel. Ryo logró huir de la batalla malherido pero aquellos demonios lo persiguieron hasta que las heridas que tenía terminaron por matarle tiempo después. Fue durante este tiempo que desarrolló su miedo hacia los lugares cerrados debido a que pasó varios días perdido en una inmensa cueva mientras los demonios le perseguían. Esa fue la primera vida de Ryo.

Al volver a nacer se encontró con que habían pasado dos siglos desde su muerte y que esta vez no se encontraba en Grecia sino en Egipto. Fue un tremendo shock para él verse con otras características físicas heredadas de sus padres humanos, sin mencionar que ahora debía responder a un nombre completamente distinto al que tuvo durante su primer vida. Pero aquí es donde empezó el círculo de maldición al que estaba condenado. Habiendo nacido en una familia de esclavos su segunda infancia no fue muy buena que digamos. Por suerte había conservado sus poderes y su raza mestiza, así que pudo huir en cuanto su cuerpo estuvo lo suficientemente fuerte. Y así siguieron los próximos siglos de su vida, muriendo por culpa de algún demonio o ángel y volviendo a nacer en condiciones horribles. Durante los últimos años de la era a.C., se dedicó a seguir a una distancia prudente a Alejandro Magno para ver sus batallas pues creía que podría aprender algo al ver las tácticas de batalla con las cuales aquel hombre estaba logrando consolidar un imperio.

Por obviar razones decidió alejarse hasta China durante el inicio de la época d.C., pues no tenía muchos ánimos para andar topándose con ángeles que intentarían dañarle aun cuando no hubiera hecho nada malo. Durante los próximos siglos intentó mantenerse en Asia, por lo cual si moría y reencarnaba en algún otro sitio que no fuera ese continente, se iría de ahí en cuanto pudiera. Pero al caer Asia bajo la peste negra en el siglo VI, no le quedó de otra más que empezar a ir hacia Europa donde tuvo que tener mucho cuidado de no toparse con aquellos que luchaban contra los moros, pues podrían atacarle ya que había ángeles entre sus filas. No se quedó muchos siglos en Europa pues volvió pronto a Asia, ya que se sentía mucho más seguro en aquella parte del mundo donde se quedó por el siguiente milenio debido a que los demonios y ángeles era una minoría en aquella parte del mundo, al menos de momento.

Ya en el siglo XVI se encontraba en Japón, donde vivió la época feudal de aquel país y sirvió durante un par de años como un samurái bajo el comando del señor feudal llamado Oda Nobunaga hasta la muerte del mismo. Luego de aquello se mantuvo con un bajo perfil durante los siguientes años en los cuales se instauró el shogunato Tokugawa en aquel país. Permaneció entre Japón, China y Tailandia durante los siguientes siglos hasta que estalló la primera guerra mundial.

Siguiendo un presentimiento, se quedó en América luego de haber vuelto a nacer. Permaneció allí hasta la segunda guerra mundial, logrando escapar de verse obligado a enlistarse en el ejército debido a que su familia de aquel entonces ni siquiera había registrado su nacimiento.

Ahora nos situamos en la época actual, Ryo ha vuelto a nacer en una familia japonesa común de apellido Marufuji, o al menos la más normal que le había tocado de momento. Lastimosamente Ryo y sus padres de esta vez no lograron conectar por lo cual el chico estaba por su cuenta casi todo el tiempo. Además que luego de múltiples vidas se le costaba actuar como un bebé y por lo tanto ambos padres temían de lo extraño que era su hijo. Cuando Ryo tenía ocho años en esta vida sucedió un acontecimiento que le brindaría alegría verdadera por primera vez. Iba a tener un hermano menor. Aquellos nueve meses se le hicieron eternos pero para el mestizo toda espera valió la pena en cuanto pudo cargar a su hermano en sus brazos. Para alguien que nunca había formado una familia ni había experimentado cariño hacia otro ser vivo, aquel pequeño se convirtió en su todo literalmente.

El trato con sus padres seguía siendo extremadamente tenso y cortante pero al parecer habían logrado crear una tregua silenciosa entre los tres para cuidar del pequeño. Y a pesar de que su hermanito era quien recibía toda la atención de sus padres, Ryo no podía odiar a aquella criatura cuya primer palabra había sido para llamarlo a él. Luego de semejante muestra de afecto de parte del bebé, Ryo se convirtió en su mejor amigo, en su mentor y confidente. La relación entre ambos era tremendamente cercana, a pesar de que su hermanito no comprendía el trato que Ryo recibía de parte de sus padres y el mayor siempre desviaba el tema en cuanto surgía.

Pero todo lo bueno tiene un fin y eso Ryo lo sabía muy bien. El hecho no poder envejecer más allá de los veinte era un problema y no se atrevía a decirle a su hermano humano lo que era en realidad por temor a que le rechazara por lo cual en cuanto cumplió diecinueve huyó de casa, dejando tan solo una nota pidiendo perdón a su hermano. Abandonó Japón y estuvo recorriendo el globo sin un rumbo fijo por los siguientes años. Durante sus viajes se topó con un antiguo laboratorio donde encontró a un dragón mitad máquina que fue modificado por los humanos. Sintiéndose identificado con la pobre criatura, lo liberó y este se convirtió en su familiar.

Sus viajes le llevaron a comprender que la tecnología se haría muy imprescindible en el futuro, por lo cual tomó la decisión de asentarse en algún lugar y estudiar alguna carrera moderna para no quedarse estancado en el tiempo. Por suerte la cuidad en la que estaba de paso contaba con una escuela internado llamada Hayate, el único problema era que habían muchos seres no humanos en aquella cuidad y debido a eso se exponía a encontrarse con alguien de una de sus razas. Luego de muchos problemas logró obtener un collar de plata con forma de dragón que actuaba como un sello para su naturaleza sobrenatural, el cual lograba hacerle pasar por un ser humano normal. Con aquel tema resuelto se inscribió en la escuela sin más demora.

☼ Extras:

- Lleva un collar con forma de dragón todo el tiempo alrededor del cuello.
- Conoce bastante de plantas y flores además de saber qué significan cada una de estas últimas.
- Tiene en una caja todos los regalos que recibió de su hermano menor.
- Debido a que no duerme mucho a veces tiende a colapsar de cansancio.

☼ Anime/Manga/Juego/Novela de donde procede el personaje: Yu-Gi-OH! Gx

☼ Nombre real del personaje: Zane Truesdale

☼ Preguntas y respuestas:

avatar
Ryo Marufuji
alumno5
alumno5

Mensajes : 55

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ryo Marufuji

Mensaje por Arthur Kirkland el Sáb Mayo 14, 2016 8:49 pm



¡Bienvenido oficialmente a Hayate School!
No olvides llenar los resgistros correspondientes.
En breve se te dará color.


_______________________ ♥ Hayate School ♥ _______________________

avatar
Arthur Kirkland
secretarios
secretarios

Mensajes : 152

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.