Chikage Kazama

Ir abajo

Chikage Kazama

Mensaje por Chikage Kazama el Jue Nov 26, 2015 11:31 pm

☼ Nombre: Chikage Kazama

☼ Raza: Demonio

☼ Edad: aparenta 21 pero en realidad tiene unos 350 años más o menos.

☼ Ocupación: Inversionista/Empresario

☼ Descripción física:


Es un joven de unos 172 cm de altura que posee ojos rojos brillantes que tienen la peculiaridad de tener la pupila alargada como la de un felino. Su cabello es largo en la parte delantera con un mechón largo a cada lado del rostro que le llegan hasta la base del cuello y en la parte de atrás está cortado de forma irregular por lo cual se encuentra despeinado en esa zona, además de que su color de pelo varía entre rubio y miel según cómo le dé la luz del sol. Los rasgos de su rostro poseen un porte aristocrático pero según la expresión que haga puede parecer más joven e inocente de lo que en realidad es. Sus caninos están más desarrollados que los de los humanos y parecen más colmillos de vampiro que dientes normales. Es de contextura delgada pero con bastante músculo desarrollado pero no en exceso. Su piel tiene un tono levemente tostado y es bastante suave al tacto.

En su forma real su cabello se vuelve blanco, sus ojos cambian a un color amarillo, la punta de sus orejas de vuelven un poco puntiagudas y cuatro cuernos blancos, dos más grandes y dos más pequeños, aparecen en su frente.

☼ Imagen:

Spoiler:









☼ ¿Uke, Suke o Seme?: Suke

☼ Personalidad:

Kazama a simple vista es un ser cínico y arrogante, bastante despiadado con sus enemigos además de egoísta pero esto no quiere decir que sea malvado. En realidad se preocupa mucho por el orgullo de su especie y porque su clan tenga una buena calidad de vida. Puede comportarse gentil y caballeroso pero sólo si sabe que obtendrá algo beneficioso si lo hace. Puede a llegar a ser un poco acosador con la gente que encuentra interesante hasta el punto de tratar de secuestrarlos, matarlos u obligarlos a pasar el rato con él porque así lo desea. Como nació en una época complicada no recibió mucho cariño y muestras de afecto de niño por lo cual ahora es bastante abierto a tener contacto físico con otros aunque sólo con la gente en la cual confía, pues es bastante desconfiado de la gente extraña, sobre todo de los humanos.

Se toma las promesas de otros muy enserio y romper una promesa con él le causará una gran decepción, aunque es muy posible que no lo diga, y aquella persona que lo haga perderá su confianza totalmente. Aunque puede sonar raro viniendo de un demonio, Kazama es bastante protector y sensible en el amor debido a cierto suceso de su pasado. Trata de ser fiel a sus creencias mantenerse firme en el camino que escoja y no titubear, en resumen, en comportarse como un verdadero samurái. Es muy celoso y protector de su clan pues ellos son lo único que siempre estará ahí para él aunque también celará y protegerá mucho a otras personas que sean queridas o interesantes para él.

En las relaciones puede llegar a dejarle el control a otro siempre y cuando le hayan demostrado que puede confiar totalmente en aquella persona. Por esto es capaz de aceptar ciertas cosas que su pareja le pida, como cumplir una fantasía, siempre y cuando se le pregunte de buena forma, no haya severo daño para su cuerpo o deba doblegar su orgullo de demonio para cumplirla. En el sexo disfruta más del juego previo que del acto en sí porque, como ya se dijo, adora que le muestren afecto de forma física. Es extremadamente cuidadoso con los demás en la intimidad pues sabe que si pierde el control de su fuerza pueda causar mucho daño sin desearlo.

Es un ser muy instintivo, se guía por algunos impulsos casi animales a veces que, por mucho que trate, no logra contener del todo. La sangre, especialmente la ajena, suele sacar su parte más bestial al igual que la adrenalina de una buena lucha. Es bastante agresivo y emocional pues siente las cosas de manera mucho más profunda que un humano así que es normal que sus emociones le desborden en ciertas ocasiones sin dejar espacio para nada más. Puede estar varios días sumido por completo en una emoción como también puede cambiar su estado de ánimo de un momento a otro, así que es bastante inestable y cambiante en ciertas emociones sin embargo se puede estar seguro de una cosa, nunca traicionará a nadie primero. Tiene un rígido código de honor plantado en él desde que nació y aunque ciertas cosas no le gusten mucho, terminará por hacerlas si su honor se lo demanda. A veces puede expresarse de forma un tanto anticuada al hablar pero eso se debe a que ha estado aislado de la sociedad moderna durante mucho tiempo.

☼ Lo que le gusta:

- Ver florecer los árboles de cerezo.
- Mantener a la gente de su clan segura y feliz.
- Acosar a la gente que encuentra interesante, molestarla e incordiarla le hace feliz.
- Pasear bajo la luz de la luna.
- Leer.
- Acurrucarse en la cama cubierto de mantas cuando hace frío.
- Coleccionar cosas al azar que le llamen la atención o le parezcan bonitas.
- Los niños pequeños.
- Observar caer la nieve en silencio.
- La carne de cualquier tipo.
- Que le acaricien la espalda, hombros y pelo.
- Gusta de morder a la gente que aprecia para dejarles una marca que los indique como suyos.
- Luchar contra otros, hasta el punto de matar a su oponente o dejarle herido de gravedad.
- El color violeta, el dorado y el verde, esos tres son sus colores favoritos.
- Los hombres de cabello negro y ligeramente largo.
- Andar descalzo por la casa.

☼ Lo que no le gusta:

- La gente cobarde.
- El verano.
- Las comidas muy condimentadas.
- Que intenten herir o perjudicar de alguna forma a su clan.
- Que traten de ordenarle cosas.
- Los demonios que pierden su orgullo como tales y se dejan llevar por males humanos, como la codicia.
- El maltrato hacia los niños.
- La gente que rompe sus promesas o no es honesta.
- La traición.
- Los días de tormenta, le ponen deprimente.
- Perderse demasiado tiempo en memorias dolorosas.
- Que le subestimen.
- Los mentirosos.
- Ciertas cuestiones internas de su clan.
- Los medicamentos y medicina en general, sobretodo que intenten hacerle tomar algo de lo primero.

☼ Habilidades:

- Al ser un demonio puro posee grandes capacidades físicas; tales como fuerza, velocidad, reflejos, curación, sentidos y resistencia; que son altamente superiores comparadas con la mayoría de las criaturas sobrenaturales. Su tasa de envejecimiento es extremadamente lenta y aún tiene varios siglos restantes de vida. También es capaz de manejar el fuego a su antojo, ya sea para ataque o defensa.

- Al asumir su verdadera forma sus poderes de demonio aumentan a más del doble de su potencia normal. Puede usarla tanto de día como de noche. Si experimenta alguna emoción muy fuerte, como la ira, puede mostrar ciertos rasgos de esta forma por unos momentos sin su consentimiento.

- Kazama es capaz de otorgarle a su pareja sus habilidades de curación y longevidad por medio de un ritual, por lo cual la persona vivirá el mismo tiempo que él. Sólo puede hacerse con el consentimiento del otro.

- Es un guerrero bastante diestro en varios estilos distintos de esgrimas.

- Como fue criado como un noble sabe hacer varias de estas cosas a la perfección entre las cuales se encuentran la ceremonia del té, danzas tradicionales, tocar instrumentos musicales típicamente japoneses, caligrafía, composición de poemas, cocina japonesa, entre otras cosas.

☼ Debilidades:

- Los talismanes sagrados, al estar impregnados de energía purificadora, pueden evitar que entre o salga de un lugar si están pegados en las paredes o quemarle si entran en contacto con su piel. Su curación, ante heridas altamente graves, tarda más en actuar y es incapaz de reponer sangre perdida además de que no sirve para curar enfermedades comunes ni envenenamientos. No es inmortal pues en algún momento llegará a morir de vejez aparte de que puede morir por pérdida de sangre o alguna herida en un punto vital. Su manejo del fuego está atado a sus emociones así que si no tiene cuidado puede terminar quemándose o el fuego puede salirse de su control y comenzar un incendio, además de que necesita de una fuente externa para manipularlo ya que no puede crearlo de la nada.

- Por alguna razón es incapaz de acceder a su forma real las noches de luna nueva, cuando hay algún tipo de eclipse o si el cielo está nublado y la luna no puede verse. En esta forma es incapaz de pisar tierra sagrada sin experimentar una horrible jaqueca además de correr el riesgo de desmayarse. Luego de regresar a su forma “falsa” se sentirá bastante cansado y fatigado físicamente, el tiempo que le dure esto depende de cuánto estuvo en su verdadera forma pero generalmente le durara mínimo un día el cansancio.

- Si por alguna razón su pareja decide cortar el enlace, perderá la longevidad ganada y morirá en un par de días si a su cuerpo no le queda más tiempo de vida. Por su parte, Kazama estará un mes aproximadamente sufriendo de fiebre, delirando y con dolores musculares en su cuerpo por romper el enlace ya que sus instintos pensarán que su pareja le obligó a romper el enlace por no ser un buen compañero. Esto también ocurrirá si la otra persona muere.

- Como sabe tantas técnicas tan distintas entre sí a veces, en el calor de la batalla, se confunde de postura o de forma de estocada y termina creando una apertura en su defensa al realizar una técnica errónea y rara.

- Carece de talento alguno referente a cualquier cosa que se relacione con el campo de la medicina. Sólo es capaz de realizar lo más básico de lo básico y tiene que ponerle mucho esfuerzo para siquiera lograr un resultado medianamente decente incluso con algo que parezca tan fácil como atar un vendaje.

☼ Historia general del personaje:

Nació en Japón un par de décadas antes de que el shogunato Tokugawa callera. Hijo de dos demonios puros, líderes del clan demonio del oeste. Kazama creció siendo respetado por su sangre pura, sin una gota de sangre humana en ella. Pasó su infancia siendo instruido en varias disciplinas para tomar las riendas del clan algún día. Sus padres sólo lograron sobrevivir hasta que llegó a la adolescencia pues su madre murió luego de pasar varios años enferma y su padre le siguió al poco tiempo al no soportar la agonía de perder a su pareja. A partir de ese entonces estuvo a cargo del clan y vivió relativamente en paz hasta que un clan humano decidió ir a cobrar una deuda que el clan Kazama tenía con ellos. No pudiendo poner en peligro a su clan, Kazama aceptó aliarse con aquel clan humano a pesar de odiarlos para saldar la deuda.

A partir de entonces él y sus dos más fieles seguidores se volvieron parte del ejército de aquel clan humano para evitar que el resto de los demonios se vieran en peligro. Durante sus encargos se encontró con un grupo de humanos muy molesto que andaba entorpeciendo los planes del clan humano al que se veía obligado a servir. Pero eso no era todo. Con aquel grupo de humanos estaba una mujer demonio de sangre pura, la hija del clan demonio del este que fue destruido un par de años atrás. La chica, de nombre Chizuru, no sabía nada de su raza y se creía humana, para Kazama eso fue indignante y se dispuso a raptar a la chica para hacerla su esposa ya que si dos sangre pura se unían sus hijos serían aún más poderosos que sus padres.

Pero aquel era un tiempo caótico, las batallas y muertes eran algo común. Era inevitable pero la era del samurái y las katanas ya había llegado a su fin. Cuando ya consideró cumplida su deuda con aquel clan humano se dedicó a seguir a aquel grupo de humanos que tantos problemas le causaron. Estos se fueron separando o muriendo y al final sólo quedaron la chica y el humano del cual ella se había enamorado.

Aunque la tentación de matar al humano y llevarse a la chica era grande, se contuvo y siguió observando desde la distancia, acercándose alguna que otra vez para tener una lucha con aquel humano que podía darle pelea a un demonio cómo él, disfrutando de cada encuentro y de molestar a aquel guerrero. Al final ocurrió lo inevitable, el hombre murió a causa de las heridas provocadas por las armas occidentales que ahora se usaban. La mujer compartió su destino al no querer abandonar el lado del hombre que amaba y Kazama se sintió extraño al ver sus cuerpos sin vida bañados en sangre. Sintió soledad y tristeza. Pero no pudo reflexionar sobre aquellos sentimientos durante mucho tiempo, varios soldados se acercaban al lugar con la intención de cortar la cabeza de aquel reconocido hombre para llevarla ante sus superiores y ganar prestigio.

Kazama fue cegado por la furia y literalmente despedazó a aquellos humanos. Luego de eso tomó los cuerpos del hombre y la chica y se los llevó al territorio de su clan donde les dio sepultura en el corazón del lugar, dando estrictas órdenes de que estaba terminantemente prohibido dañar aquel sitio. Antes de enterrarlos tomó la katana del hombre y un trozo de tela de la ropa de la chica para tener algo que siempre le ayudara a recordarlos. Pasaron unos días antes de que Kazama se diera cuenta de la verdad, se había enamorado sin saberlo de aquella mujer y del valiente guerrero. Ante tal descubrimiento destrozó media mansión al percatarse de que si se hubiera dado cuenta antes de sus sentimientos podría haber evitado las muertes de ambos, incluso podría haberse enlazado con el hombre para compartirle sus poderes de curación y longevidad.

Luego de aquel ataque de furia Kazama empezó a hablar con la katana y el trozo de tela, diciendo las cosas que no pudo decirle a sus dueños en vida, manteniéndose completamente aislado de la sociedad y sin tener contacto con nadie ajeno al clan. Los próximos años el clan de Kazama gozaría de paz hasta que sus miembros empezaron a preocuparse por su líder, quien seguía hablando con aquellas cosas como si estas le contestaran y ocupándose personalmente de cuidar de la tumba de sus dos personas amadas. Temiendo que su líder estaba perdiendo la cabeza empezaron a buscar algo para distraerlo. Uno de ellos pensó que tal vez tener contacto con otras personas ajenas al clan podría ayudar, entonces se pusieron a buscar soluciones hasta que acordaron que lo mejor sería que su líder experimentara lo que era ir a una escuela como cualquier persona normal.

Sin que Kazama se enterara buscaron alguna escuela internado y encontraron Hayate, la cual era perfecta pues tenía seres sobrenaturales entre su alumnado. Lo inscribieron sin preguntarle nada y un día empacaron sus cosas y prácticamente lo echaron de la mansión. Kazama iba a negarse rotundamente a ir a esa escuela, pero no pudo hacerlo una vez que todo su clan se puso de rodillas ante él y le suplicó que fuera a distraerse porque estaban preocupados por su salud. No teniendo corazón para negarse, se resignó a ir a aquella escuela a pesar de que estaba en otro país y continente.

Su llegada fue bastante inusual pero no por ella menos entretenida. Logró dar con un nekomata mientras compraba los suministros necesarios para su nueva carrera, arte. Disfrutó de tener a alguien a quien incordiar mientras acomodaba el desastre que tenía en su habitación. Y así empezó su “vida estudiantil” para gran molestia del demonio. Durante mucho tiempo no hubo mucha novedad, aparte de su encuentro con un joven humano, que le recordaba a los niños de su clan debido a su falta de miedo hacia él, durante una noche que caminaba por la cuidad. Pero eso cambió una noche de luna llena. Estaba en el dojo del instituto entrenando cuando un hombre interrumpió su rutina. Era uno de los guardias de seguridad del sitio. Si bien fue divertido incordiarle, el rubio pensó que solo era un encuentro pasajero. Pero no fue así.

Se encontró con aquel humano de ojos verdes y cabello negro una y otra vez. Su nombre era Allen y él terminó inevitablemente unido al hombre, aunque de manera extraña. Al igual que ocurrió hace siglos acabó siguiéndole e incordiándole, justo como había hecho con Chizuru y el guerrero. Sus acciones eran extrañas incluso para él a veces pero siempre terminaba justificándose diciendo que sólo buscaba divertirse a expensas de Allen. Pero pronto no pudo seguir escudándose en eso. Se enfadaba y preocupaba al ver al humano lastimado, no quería que nadie se le acercara. Nuevamente había caído ante un hombre humano. Aunque esta vez no se detuvo a pensar demasiado y sólo dejó que las cosas siguieran su curso. Prendándose cada vez más de Allen, completamente enamorado del hombre. Sin embargo el trabajo del otro era peligroso, Kazama lo sabía al haberse visto envuelto en las misiones de su humano en varias ocasiones, e inevitablemente algo salió mal en cuanto el rubio le quitó la vista de encima a su pareja por escasos días.

La llamada del padre adoptivo del otro fue un detonante. Su compañero había muerto en una de esas misiones. Le había dejado solo a pesar de que había prometido tener cuidado. Le tomó unas horas procesar todo correctamente y en cuanto lo hizo su temperamento tomó lo mejor de él. Buscó sin descanso al culpable de arrebatar al humano de su lado y mató a todos sus cómplices para luego darle una muerte dolorosa al jefe antes de caer desplomado en el piso, dispuesto a dejarse morir. Para su mala suerte sus planes se vieron trucados. Su humano le conocía demasiado bien y pidió a su agencia que le contuviera. Su reacción no fue buena y tampoco lo fue su trato hacia  la persona encargada de cuidar de él. La congoja era demasiada como para poder vivir pero igualmente le obligaron a seguir con su existencia.

El tiempo pasó y lentamente pudo reponerse mínimamente, pero todavía lastimaba la ausencia de Allen y siempre dolería. Sólo podía intentar continuar su vida y rogar porque el dolor mitigara pronto. Luego de mucho pensarlo terminó por abandonar el instituto Hayate. Compró un apartamento espacioso en Diamond City pues no se sentía preparado como para abandonar el sitio donde había conocido al humano. Al menos no todavía. Sin los estudios encima, se dedicó de lleno a administrar el dinero del clan y demás cosas para mantener su mente ocupada, esperando que el vacío dejado por aquel hombre empezara a doler menos con el tiempo. Poco a poco su tristeza y depresión fue menguando lo suficientemente como para no estar completamente abatido todo el tiempo, pero aun así tenía sus momentos malos. Igualmente siguió con su vida, abocándose al trabajo para superar su dolor.

☼ Extras:

- Puede beber sangre si lo desea pero sólo le interesa beber la sangre de gente que sea preciada para él.

- A pesar de ser un demonio no le interesa hacer contratos ni comerse las almas de los humanos.

- Suele fumar cuando algo le estresa de sobremanera, pero no es un hábito regular.

- Como nadie le llama por su nombre está muy acostumbrado a que le llamen Kazama.

- Su clan es especialista en combate.

- En su apartamento mantiene una especie de altar donde reposan una katana antigua, un trozo de tela y un cuchillo de plata. Son un recordatorio de sus personas queridas y una manera de honrar su memoria.

☼ Anime/Manga/Juego/Novela de donde procede el personaje: Hakuouki

☼ Nombre real del personaje: Chikage Kazama

☼Preguntas y Respuestas:


Última edición por Chikage Kazama el Dom Mayo 14, 2017 4:43 pm, editado 2 veces
avatar
Chikage Kazama
ciudadano
ciudadano

Mensajes : 435

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Chikage Kazama

Mensaje por Yami Ashitaka el Sáb Nov 28, 2015 4:12 pm



Pasa al registro de personajes Aquí enseguida se te dará tu color...

¡Que te diviertas en el foro! and welcome to the hell ;3 I'll be your nigthmare~


_______________________ ♥ Hayate School ♥ _______________________



moare here~:




Regalito de Tyr <3:
avatar
Yami Ashitaka
superior
superior

Mensajes : 359

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.